Una forma original de disfrutar del azúcar con menos calorías

Atrévete a hacer algodón de azúcar en casa y a utilizarlo en tus postres

Con ingredientes que tenemos en casa podremos hacerlo y degustarlo en familia, además de utilizarlo como decoración en repostería.

Redacción

Fotografías:

Actualizado
19/07/2016



Algodón de azúcar

Algodón de azúcar

El algodón de azúcar nos recuerda a la infancia, a las ferias de nuestro barrio o pueblo, a momentos de despreocupación y felicidad… Rememorar esa memoria no es tan difícil: nunca nos quedará como el algodón de azúcar hecho en una máquina especialmente fabricada para ello pero, sin embargo, también nos gustará y, además, con ese algodón de azúcar casero podremos decorar postres y dulces, y el resultado es muy vistoso. En la última edición de Madrid Fusión el cocinero dulce Albert Adriá mostraba cómo, con una tira de azúcar previamente calentada, se hacían hilos finísimos de azúcar. La elaboración requería de estirar con las manos durante casi una hora una especie de goma que se doblaba sobre sí misma una y otra vez: un procedimiento muy curioso, aunque bastante lento.

Si queréis saber cómo hacer algodón de azúcar, lo principal es saber que existen dos métodos para elaborarlo a mano: uno de ellos consiste en calentar el azúcar haciendo pequeños hilitos, y el otro se lleva a cabo estirando el azúcar, como en el caso de Albert Adriá antes citado. En ambos casos los ingredientes que hay que calentar a 160 ºC en un cazo son 5 tazas de azúcar, 2 de agua, 1 cucharadita pequeña de vinagre de vino, 1/2 taza de miel ligera, 1 cucharadita pequeña de maizena (es preferible almidón de maíz pero resulta más difícil de encontrar) y colorante alimentario, para hacer el algodón de colores según lo prefiramos. También podemos hacerlo sin colorante, aunque en ese caso quedará dorado. Una vez que calentemos todos los ingredientes y la mezcla queda líquida, deberemos retirarla a un recipiente que resista el calor.

Algodón realizado por estiramiento

Algodón realizado por estiramiento

2 formas diferentes de hacer algodón de azúcar en casa

Uno de los procedimientos es coger unas varillas, sumergirlas en el recipiente donde tenemos en azúcar calentado y llevarlas muy rapidamente sobre un papel de hornear, moviéndolas de un lado a otro para que caigan los hilos de azúcar, muy finos, sobre el papel. Hay que hacerlo en redondo, como si quisiéramos imitar un nido. Para ello hay que meter un palo similar al de los polos dentro y empezar darle vueltas, con el objetivo de doblar los hilos de algodón alrededor del palo. Esta operación hay que hacerla muy rápidamente, de forma que los hilos de caramelo no se rompan o quiebren.

Haciendo algodón de azúcar

Haciendo algodón de azúcar

Otra forma de hacerlo es el estirado a mano: se deja hervir, como en el anterior, el caramelo a 131ºC (es imprescindible tener un termómetro de pastelero, que son muy baratos y además muy útiles en la cocina), se retira de la cacerola a un recipiente que resista el calor y cuando esté a 100ºC  se extiende sobre una superficie lisa y, con las manos o un vaso por la parte ancha, se hace un hueco en el interior. Quedará como una cuerda ancha flexible, y la estiraremos con las manos, doblándola por la mitad. Esta operación la repetiremos una y otra vez, de manera que el caramelo se vaya haciendo hilos muy finos que, una vez terminados, puedes envolver alrededor de un palo.

Máquina para hacer algodón de azúcar

Máquina para hacer algodón de azúcar

Debes saber que ambos procedimientos deben hacerse con el caramelo caliente porque si se deja enfriar, no saldrán hilos. También es importante tener en cuenta que el resultado nunca será como el algodón de azúcar que se hace con una máquina, aunque ahora también se puede adquirir una máquina de algodón dulce online para tenerla en casa a precio moderado, y que además de facilitarnos y simplificar el proceso, no sólo nos servirá para hacer algodón de azúcar, sino también para decorar postres de las formas más imaginativas y curiosas. Un poco más abajo encontraréis algunas opciones, aunque seguro que se os ocurren muchas más.

¡Un truco! También puedes teñir el azúcar de color antes de la preparación, si lo deseas: es muy fácil. Añades colorante alimentario de tono fuerte, como el rojo o el azul oscuro al azúcar en un bol, con dos o tres gotas basta, y enseguida se nota cómo se tiñe; se remueve bien y, con ese azúcar, se prepara el caramelo.

¿A qué saben las nubes? Ideas para decorar tus postres con algodón de azúcar

Decorando con algodón de azúcar

Decorando con algodón de azúcar

Te damos algunas ideas. Si tienes máquina para hacer el algodón de azúcar, únicamente debes seguir las instrucciones. Y, antes de empezar, un consejo muy importante: utiliza siempre los mejores ingredientes.

El algodón de azúcar nos servirá principalmente para decorar pasteles: desde una mousse, a la que puedes añadir algodón para darle más volumen, a un cupcake, que puedes complementar con el algodón o una tarta de bizcocho, que puedes recubrir con algodón y decorar con lacasitos o cualquier otro ingrediente que le dé textura.

Los mugcakes que se hacen en el microondas en taza se pueden colocar en un plato y adornar con algodón de azúcar: así quedarán mucho más vistosos. Lo mismo sucede con los batidos, que se pueden terminar con algodón y añadir una pajita del mismo color. El algodón dulce también le dará mucho glamour frugal a una crema dulce, incluso a unas natillas o arroz con leche. Sólo el algodón de azúcar, montado en una copa con trocitos de fruta, ya es un postre llamativo y, sin duda, un adorno sutil porque aporta volumen pero no consistencia, en la línea de la decoración dulce actual, ya que se tiende a una menor concentración de azúcar y materia grasa en los terminados dulces.

NOTICIAS RELACIONADAS

DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.
 
Volver arriba