Desde la cocina callejera a los mercadillos

El sabor de la Toscana: productos y restaurantes que puedes disfrutar en Florencia

La ciudad está llena de rincones magníficos, pequeños restaurantes y mercadillos con una cocina de la memoria exquisita.

María López

María López

Fotografías:

Actualizado
27/07/2016



Florencia

Florencia

Que Florencia es una de las ciudades más bellas del mundo es indiscutible, con lugares hermosísimos como la Catedral, el Battistero y el Campanile en la Piazza del Duomo, o el Ponte Vecchio, el más antiguo de Europa…  Pero, ¿y su cocina? ¿Hay algo más aparte de pasta y pizza? La respuesta es un rotundo sí. Sólo hay que sentarse y disfrutar en alguno de sus restaurantes para saber lo que esta región italiana puede ofrecernos.

Desde el preciado aceite de oliva, pasando por los innumerables tipos de tomate, los calabacines, los ricos quesos de la zona, como el Pecorino o la Ricotta, pastas de todos los colores y formas, una notable variedad de embutidos (salchichón, jamón dulce o crudo, jamón cocido) hasta llegar a dulces, como los Cantuccini con Vin Santo o el Panforte, muy parecido a nuestro turrón. Todo eso y mucho más nos esperará cuando aterricemos en esta encantadora región italiana.

Schiacciata

Schiacciata

Cuando uno pisa por primera vez las calles de Florencia, lo más natural es pensar que ha atravesado una máquina del tiempo y se encuentra en la época renacentista, pero existe: es real. Este guiño a un pasado lejano no existe en su cocina ya que, aunque ha conservado el estilo tradicional, también ha sabido adaptarse a los paladares más exigentes, gracias a su extraordinario sabor.

Sabores de la Toscana

Algunos de los bocados que no puedes perderte en Florencia son:

La Schiacciata

Está en todas partes y constituye uno de los platos que, sin duda, más aman los propios florentinos. Al principio puede parecer demasiado simple, ya que se prepara básicamente con masa de pan, aceite de oliva y sal, pero su sabor no desmerece. Se puede usar para acompañar comidas o comerlo de tentempié, y en algunas versiones va acompañado de tomate y especias, o incluso puede ser dulce.

Los Crostini

Crostini

Crostini

Son los famosos antipasti toscanos y, en este caso, se suelen hacer con rebanadas de pan tostado acompañadas de paté (fegatini), de carne tierna y queso, de setas, etc. Son los perfectos entrantes para ir abriendo boca a lo que vendrá después.

Pappa al pomodoro

Se trata de una sopa que combina tomates, albahaca, ajo, pan duro y aceite de oliva, logrando un plato sencillo pero resultón.

Lampredotto y Trippa

Son platos típicos, que generalmente se pueden encontrar en puestos callejeros y mercados, y que se suelen servir como bocadillo. Son una especie de callos y casi siempre causan recelo entre los turistas, por lo menos al principio.

Bistec a la fiorentina

Bicotti

Bicotti

Seguramente es el plato más conocido de la ciudad, y la mayoría de los fiorentinos lo adoran. Es un chuletón de ternera de raza chianina caracterizado por su grosor y que se come ‘a la sangue’, es decir, casi crudo, acompañado de patatas o ensalada.

Cantuccini con Vin Santo

Los cantuccini son trocitos de bizcocho con frutos secos horneados dos veces y que se comen mojándolos en un vino dulce tradicional toscano que se llama Vin Santo.

Restaurantes recomendados en Florencia

Para poder degustar estos platos basta con elegir uno de los muchos restaurantes que hay en la capital toscana y, aunque no son especialmente baratos, sí que podemos encontrar bastantes que tienen una estupenda relación calidad-precio:

Trattoria Napoleone

Trattoria Napoleone

Trattoria Napoleone

En el barrio de Oltrarno, en la misma Piazza del Carmine, despunta sin duda este restaurante que se caracteriza por la buena calidad de sus platos. Su carta incluye pastas, risottos y la mayoría de las delicias toscanas a un precio un poco elevado, pero merecido (por persona alrededor de 30 euros).

Mangiafoco Cafè

En pleno centro de la ciudad y con precios más asequibles que el anterior (aproximadamente un precio medio de 15 euros por persona), dispone además de una amplia selección de vinos traídos de toda Italia. Recomendamos sin duda sus Tagliatelle con pesto, su Pappa al pomodoro y su Schiacciata con uva.

Osteria Santo Spiritu

Osteria Santo Spiritu

Osteria Santo Spiritu

Situado en la plaza que lleva el mismo nombre, es un restaurante encantador donde poder disfrutar de un buen Bistec a la fiorentina o de unos buenos Cantuccini con vin santo con precios bastante asequibles, ya que además puedes elegir reducir el tamaño de los platos, para así poder probar varias cosas y comer por unos doce euros.

Y si sois de los que prefieren algo más informal, siempre existe la opción de acudir a alguno de los puestos que hay en los numerosos mercados callejeros que tienen lugar en la ciudad. Los fiorentinos aman los mercadillos, y allí se pueden probar, además de los Lampedrotto, Foccacias y Paninos de todo tipo, trozos de pizza o schiacciata.

Sin duda destacaría el Mercado de Sant’Ambrogio, situado en la Piazza Lorenzo Ghiberti (todos los días de 7h-14h) y el Mercado del Cascine (todos los martes de 7h-14h), que además te permitirá comer en unos de los parques más bellos de la ciudad.

NOTICIAS RELACIONADAS

DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.
 
Volver arriba