Celebra su segunda edición el 17 de septiembre

La Cata del Barrio de la Estación: vuelve la fiesta del vino de La Rioja en Haro

El Barrio de la Estación de Haro, en La Rioja, concentra el mayor número de bodegas centenarias y de prestigio del planeta. En septiembre, siete bodegas míticas abren sus puertas con una gran jornada de cata para conocer desde dentro la cuna del vino Rioja.

Alicia Hernández

Alicia Hernández

Fotografías:

Actualizado
19/08/2016



El Barrio de la Estación, con el Bar de Vinos de Bodegas Roda al fondo (*)

El Barrio de la Estación, con el Bar de Vinos de Bodegas Roda al fondo (*)

El Barrio de la Estación de Haro, en La Rioja, es un espacio singular y extraordinario, nacido en plena Revolución Industrial. Aquí se concentra el mayor número de bodegas centenarias del planeta y está considerado la cuna del vino DOCa Rioja. Alrededor de una de las primeras estaciones de ferrocarril de España se fueron estableciendo una serie de bodegas para hacer llegar su vino más allá de nuestras fronteras. Después de más de 150 años, unas han desaparecido y otras se han ido sumando hasta conformar los siete nombres de la actualidad: López de Heredia, CVNEGómez Cruzado, La Rioja Alta S.A., Bodegas Bilbaínas, Muga y Roda y todas ellas referente mundial de la DOCa Rioja gracias a sus vinos de alta calidad y un destino enoturístico lleno de historia y atractivos.

Así salían los vagones cargados de vinos de Bodegas Bilbaínas

Así salían los vagones cargados de vinos de Bodegas Bilbaínas

Por segundo año, las siete bodegas se han unido para realizar un gran evento abierto a todo el público: La Cata del Barrio de la Estación, el próximo 17 de septiembre, de 11 a 18,30 h (el 16 se reserva a profesionales). Las entradas están disponibles a través de su web: 40 euros con antelación ó 50 euros el día de la Cata), además de paquetes turísticos con alojamiento, actividades turísticas y los pases del tren lanzadera que “El Rioja y los 5 sentidos” habilita desde Logroño hasta Haro (5€ i/v). La entrada incluye la degustación de 14 vinos (2 por bodega) acompañados de 7 tapas y muchas actividades relacionadas con el vino en las bodegas. Se entregará una copa, con un original colgante, para llevarla de una cata a otra.

La música ameniza la jornada de la Cata en el Barrio de la Estación

La música ameniza la jornada de la Cata en el Barrio de la Estación

Hasta ahora, la famosa Batalla del Vino de Haro, que se celebra en el mes de junio y en la que se lanzan millones de litros de vino entre los asistentes, era la fiesta más conocida de esta ciudad riojana. Pero con esta segunda edición, la Cata del Barrio de la Estación aspira a ser una cita enoturística conocida a nivel mundial, a la altura de las que se organizan en Burdeos (Francia), La Toscana (Italia) o Napa Valley (EE UU). El ambiente festivo que se vive en el Barrio de la Estación es fantástico: se cierra al tráfico para que los asistentes circulen libremente de una bodega a otra y, durante la jornada, puedan admirar, por fuera y por dentro, la arquitectura de este singular barrio que combina edificios históricos del siglo XIX con modernas bodegas diseñadas por prestigiosos arquitectos, como Zaha Hadid o Eiffel. Hay foodtrucks para comer de manera informal algunos de los pinchos y recetas riojanas más suculentas, y también grupos de música y animación callejera que amenizarán la jornada.

Mucha historia entre barricas y trenes

Imagen histórica de la Exposición de Viña Tondonia

Imagen histórica de la Exposición de Viña Tondonia

De las bodegas que actualmente se ubican en este precioso enclave, la primera en llegar fue R. López de Heredia Viña Tondonia, en 1877, y para la Cata del Barrio ha preparado una Exposición Histórica a través de fotografías que muestran el pasado y presente gloriosos de la bodega. A lo largo de 139 años, las generaciones de los López de Heredia se han dedicado a elaborar vinos magníficos, recogidos en cinco categorías: Viña Tondonia, Viña Bosconia, Viña Cubillo, Viña Gravonia y los Vinos Históricos.

Un plan perfecto para ir con amigos, la Cata en septiembre

Un plan perfecto para ir con amigos, la Cata en septiembre

La segunda fue la Bodega de la Compañía Vinícola del Norte de España (CVNE) en 1879. Además de probar sus vinos, invita a todos a recorrer la Exposición Caro at CVNE, una muestra de las esculturas de Anthony Caro, uno de los artistas británicos más importantes del siglo XX, repartidas por la bodega.

Los fundadores fueron los hermanos Raimundo y Eusebio Real de Asúa. Tras cinco generaciones, la familia permanece al frente de la empresa, que hoy en día está compuesta por cuatro bodegas: CVNE, Imperial, Viña Real y Viñedos del Contino.

Uno de los hitos más significativos de la bodega es que entre los años 1890 y 1909, el estudio del creador de la más famosa torre parisina diseñó para CVNE una pieza única: la nave Eiffel, un gran espacio diáfano de más de 800 metros cuadrados sin columnas, donde el peso del techo se sostiene únicamente mediante la presión de las cerchas metálicas instaladas de pared a pared. Este diseño revolucionó la gestión del parque de barricas, al facilitar las labores de trasiega, mantenimiento y supervisión.

Visita y cata en Gómez Cruzado que contará con el maestro botero

Visita y cata en Gómez Cruzado que contará con el maestro botero

La bodega Gómez Cruzado se fundó en 1886, ha pasado por distintos propietarios y ahora, bajo la dirección del tándem formado por David González y Juan Antonio Leza, dos jóvenes enólogos y técnicos vitícolas, está cosechando grandes éxitos. Se trata de una ‘bodega boutique’ en la que conoceremos sus vinos ‘finos’, una mezcla de uvas de las casi 100 parcelas repartidas en tres zonas: Viñedos de Sierra Cantabria, del Bajo Najerilla y del Alto Najerilla, donde han recuperado viñas casi centenarias de uva garnacha, cerca de los montes Pancrudos en la sierra de la Demanda. Con su vino Pancrudo Selección Terroir 2014 han inaugurado la colección de ‘vinos de pueblo’, vinos artesanos, como el oficio del último botero, que tiene su taller en Logroño y que el día de la Cata trabajará en la bodega Gómez Cruzado para deleite de los visitantes.

Trasiega a la luz de las velas en Rioja Alta S.A.

Trasiega a la luz de las velas en Rioja Alta S.A.

La Rioja Alta, S.A. se fundó en 1890 y la actividad estrella que quiere mostrar en esta edición de La Cata del Barrio de la Estación es realmente original y muy interesante: la “Trasiega artesanal a la luz de la vela”, un arte practicado desde antaño por la bodega mediante el cual se limpian de forma natural los sedimentos del vino. La bodega fabrica sus propias barricas, unas 30.000, en un proceso totalmente artesanal. Con madera importada de Estados Unidos y secada al aire libre durante dos años, sus operarios fabrican cada barrica en la tonelería de las centenarias instalaciones de Haro. Y cada seis meses se trasiegan, de forma artesanalmente a la luz de la vela, todas las barricas. Todo un arte mediante el que se favorece la evolución del vino, limpiando de forma natural los sedimentos y controlando cada barrica individualmente.

Bodegas Bilbaínas se instaló en el Barrio de la Estación en 1901, y en 1905 nació la histórica marca de Viña Pomal, su insignia. Cuenta con edificaciones históricas y con una de las mayores superficies de calados subterráneos de La Rioja: 3.400 m². Sus vinos tintos y blancos son sobradamente conocidos y premiados, pero para esta cita  han apostado por mostrar una de las singularidades de esta mítica bodega que es la elaboración del cava Viña Pomal Blanc de Noirs Reserva, con garnacha tinta. Durante esta jornada se van a realizar demostraciones de “Degüelle de cava” manual, procedimiento mediante el cual se eliminan las lías procedentes de la segunda fermentación del cava.

Trenes, vino y arquitectura se unen en Muga

Trenes, vino y arquitectura se unen en Muga

Bodegas Muga (fundada en 1932) trasladó su sede al barrio en 1970. Visitando la bodega se aprende paso a paso todo el proceso de elaboración del vino en el que, su paso por madera, el reposo en las barricas que ellos mismo elaboran con madera de roble francés, americano y también nacional y de Centroeuropa, es esencial. Por eso, han pensado en mostrar la labor de los maestros toneleros en la demostración “Doma de barrica”, a través de la cuál los asistentes presencian la elaboración de una bota de forma totalmente artesanal.

La última bodega que se instaló en el Barrio de la Estación fue RODA, en 1987, construyendo la bodega sobre un antiguo calado de piedra natural. Se trata de una cueva de unos 90 metros de longitud, con bóveda de roca natural, que va a dar al Ebro, y en esta jornada abre las puertas de esta ‘joya’ del siglo XIX para que el público pueda conocerla. A pie de calle, en pleno barrio de la Estación de Haro, sin necesidad de acceder a la bodega, se encuentra el Bar de Vinos, donde se pueden catar sus Roda, Roda I y Roda II.

En familia: Ruta por los oficios del vino

Botero y Tonelero de Haro (Foto: Turismo Haro)

Botero y Tonelero de Haro (Foto: Turismo Haro)

Los niños también son bienvenidos a la Cata del Barrio de la Estación. Aunque no pueden visitar las bodegas (el acceso está restringido a mayores de 11 años), se organizan divertidas actividades y talleres relacionadas con la cultura del vino sólo para ellos, mientras los mayores disfrutan de las catas y actividades organizadas dentro.

De lo que sí se puede disfrutar en familia es del original Museo al Aire Libre, una ruta de las Esculturas de los Oficios del Vino que van salpicando las calles de Haro: las figuras en bronce del Vinatero, con la jarra en la mano un gesto típico que le ha valido el apodo a los harenses, más conocidos como jarreros, el Encorchador, el Tonelero, el Botero… pero también nos encontraremos con la Hortelana, el Músico, el Limpiabotas o el Alpargatero y otros artesanos que nos mostrarán viejos oficios, muchos ya desaparecidos, y otros que perduran gracias al empeño de gentes enamoradas de su trabajo y de las tradiciones.

Buena gastronomía jarrera

Cordero asado en horno de leña Restaurante Terete

Cordero asado en horno de leña Restaurante Terete

El complemento perfecto de la jornada de la Cata del Barrio de la Estación es conocer la gastronomía jarrera, que es como se conoce a los habitantes de Haro, siguiendo alguna de sus rutas del tapeo mientras se pasea por el caso histórico. Se puede empezar por los bares y cafeterías que sacan sus terrazas alrededor de la Plaza de la Paz y probar sus pinchos y cazuelitas, con productos de la huerta y embutidos. O disfrutar de uno de los mejores corderos asados de la zona, cordero chamarito, en el histórico restaurante El Terete. Desde aquí se divisan algunas de las joyas arquitectónicas de la ciudad, como el Ayuntamiento, el Palacio de Bendaña o el Museo de Arte Contemporáneo El Torreón.

La Ruta de la Herradura nos adentra en el casco histórico declarado Bien de Interés Cultural. Este paseo gastronómico comienza en la calle Santo Tomás, en esta mítica cuesta hacia la Parroquia podemos ir probando pinchos en lugares siempre concurridos como Beethoven I. Se continúa por la plaza de San Martín, donde se concentran tanto bares como terrazas y los restaurantes más típicos de Haro, como Asador El Jarrero, El Portillo o Los Caños. La Parroquia de Santo Tomás está a un paso. Para terminar con la vuelta a la “herradura”, bajamos por la calle San Martín con varias paradas gastronómicas: unos pepitos de ternera, unas ‘zapatillas’ o un pincho moruno son un opción muy sabrosa. Y de recuerdo, puedes llevarte algunos vinos o productos gourmet y conservas de verduras que encuentrarás en vinotecas como Casa Quintín, La Monumental de los Vinos o la Enoteca Isabel Gutiérrez.

Y para dormir….

Claustro del Hotel Los Agustinos

Claustro del Hotel Los Agustinos

  • El Hotel Los Agustinos (4*) está cargado de historia. Desde su inauguración en 1373, ha sido convento, guarnición militar, cárcel y hospital. Desde 1989 el edificio es un magnifico hotel de 4 estrellas y con 62 amplias y funcionales habitaciones y un hermoso claustro con bóveda acristalada. Está ubicado en el centro de la ciudad de Haro, junto al Teatro Bretón y a 300 metros del Barrio de las bodegas.
  • Hotel Arrope (3*) está situado en el centro de Haro, cuenta con 14 habitaciones y una gran terraza, que acoge diferentes ambientes y donde puedes probar la gastronomía local.
  • Hotel Eth Rioja (3*), con 51 habitaciones (24 individuales, 26 dobles y una suite, todas conADSL y conexión wifi. Parking privado, sala de reuniones, salón de juegos y mini market. Su restaurante Asador Tinto ofrece la más amplia oferta gastronómica de la región.
  • En Haro hay una buena oferta de Apartamentos Turísticos, como Los Zapatos Morados, seis estancias en el mismo edificio de piedra y balcones miradores de madera, en el centro histórico, con mucho encanto y todas las comodidades.

(*) Fotografía: lacatadelbarriodelaestacion.com

NOTICIAS RELACIONADAS

DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.
 
Volver arriba