Primera aventura en solitario en Madrid, tras su paso por Goizeko Kabi, D'Fábula y Bakio

Niña de Papá: cocina de mercado en un entorno informal

Ana Roldán desarrolla una cocina sencilla pero a la vez solvente, en este acogedor espacio que, además, cuenta con una barra de tapas.

Eva Celada

Eva Celada

Fotografías:

Actualizado
11/05/2016



Sala de 'Niña de Papa'

Sala de ‘Niña de Papa’

Veinteañera y mujer. No parece el perfil típico de un cocinero de éxito y, sin embargo, lo es. Con apenas 29 años, Ana Roldán atesora más de 13 de carrera en los mejores fogones y alguno de los títulos gastronómicos más codiciados.  En el 63 de “Sáinz de Baranda”, que es como los madrileños llaman a esta calle, apelando al Alcalde del cargo, ha instalado Ana su primera cocina propia en un proyecto bautizado como Niña de Papá. Allí elabora las recetas que conforman la carta inaugural del local, asistida en la sala por su hermano Sergio. Fiel a su habitual proceder, adquirido desde los inicios de su formación en la escuela donostiarra de hostelería de Luis Irízar, Ana Roldán escoge las mejores materias primas y, sin perder de vista la culinaria tradicional, las presenta con la moderna puesta en escena que cabe esperar de su juventud.

Nido de chanquetes con su huevo

Nido de chanquetes con su huevo

Chipirones con patata revolcona y mojo rojo, Nido de chanquetes con su huevo o Roll de pulpo a feira son algunos de los entrantes que nos propone compartir antes de las carnes o pescados. Muy bien cocinados el Rabo de toro desmigado con cremoso de cebolla, así como la Carrillera estofada al curry verde, el Steak Tartar y los cortes de carnes rojas a la parrilla. , mientras que con respecto a los sabores del mar, la Merluza marinada en cítricos, que se convirtiera en el plato emblemático de D’Fábula, es uno de los más solicitados, junto a nuevas recetas como el Bacalao fresco con pesto de tomate italiano y tagliatelle de trigueros.

Ana Roldán

Ana Roldán

Sin duda, el paso por Euskadi de esta joven madrileña ha marcado su modo de expresarse en la cocina hasta tal punto que su carta de tapas (los vascos pintxos) compite en suculencia con la principal. Algunos, como el Mejillón escabechado con su concha comestible o el Buñuelo de migas con espuma de uva resultan imprescindibles.

Completa la oferta una breve carta de postres que incluye algún guiño a la cocina madrileña, como la Torrija en sopa de chocolate blanco y helado de frutos rojos.

En definitiva, un establecimiento honesto donde comer bien a un precio medio, algo que se agradece, al igual que el que haya más mujeres en la cocina de la capital.

Niña de Papá
Calle Alcalde Sáinz de Baranda, 63
28009 Madrid
Teléfono: 91 299 09 79

 

NOTICIAS RELACIONADAS

DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.
 
Volver arriba