Te damos la receta tradicional y las direcciones para probar lo último en torrijas

Torrijas para todos los gustos: de la clásica a la sushitorrija

La torrija se reinventa. Junto a la receta original e histórica, cada año aparecen nuevas versiones, tanto dulces como saladas, de este postre típico de Semana Santa. Te contamos dónde probar las más innovadoras y cómo preparar las torrijas con la receta de toda la vida.

Alicia Hernández

Alicia Hernández

Fotografías:

Actualizado
10/03/2016



Torrija ganadora Concurso Nacional, As de Guías

Torrija ganadora Concurso Nacional, As de Guías

No hay que resistirse, llega el tiempo de torrijas y hay que saborearlas sin remordimientos. En cuanto se acerca la Semana Santa, en los hogares y en muchas pastelerías y restaurantes se impone tomar de postre este dulce.

Su receta original es muy sencilla y asequible, pues solo se necesita pan, leche, huevo, azúcar, canela y aceite para freírlas pero, últimamente, podemos encontrar torrijas en distintas versiones, cada vez más originales. Estas son algunas de ellas.

La torrija se reinventa

Las torrijas las preparaban ya los romanos, y eran una forma de aprovechar el pan duro empapándolo en leche, vino y orujo. El mismo Apicio recoge en su De Re Coquinaria un pan tostado con leche y dulce. En tiempos de Al-Ándalus medieval se tomaban con miel y aparecen referencias de su receta en el siglo XV.

Torrija Tuffles, del restaurante Xocoreto (Concurso Nacional)

Torrija Tuffles, del restaurante Xocoreto (Concurso Nacional)

En León llevan cuatro ediciones buscando la mejor torrija en su Concurso Nacional de Torrijas en tres categorías: desde la más clásica a otras que consiguen despistar hasta al jurado más experto, pues se presentan en versiones muy innovadores y a veces hasta increíbles, como las “falsas” patatas fritas de bolsa con las que ha concursado el restaurante Xocoreto, de Castronuño (Valladolid) y, aunque no ha ganado, ha sido una de las más fotografiadas.

Este año, el cocinero Iván Rodríguez, del restaurante As de Guía, ubicado en la localidad cántabra de Santoña, se ha alzado con el primer premio en el modalidad de torrija tradicional, mientras que Rubén Morán, de El desván de Valdeón (en Posada de Valdeón, León) ha ganado en la categoría de innovadora. Por su parte, Javier del Blanco, del Clandestino Gastrobar de León, se ha impuesto en al categoría de torrija salada.

Y no son los únicos que reinterpretan esta antigua receta. El hotel Barceló Málaga da un giro de 180º a la receta original con cuatro propuestas para los foodies más sibaritas. A través de Facebook los usuarios podrán elegir cuál es la mejor torrija para disfrutar este año: ¿tropical, cítrica, aromática o energética? El Barceló Málaga busca la receta perfecta para disfrutar de la mejor torrija de España con la inspiración de la Costa del Sol. Así, la

Torrija Malagueta

Torrija Malagueta

La torrija Malagueta, un sugerente bizcocho de aceite de oliva empapado en aceite de coco con aires tropicales; la torrija Larios, un delicioso carrot cake cítrico con crema de limón suave rociado con crema de leche. Transformada en una financiere de pistacho con leche de cardamomo, la torrija Alcazaba, hará las delicias de los paladares más sofisticados con sus toques aromáticos. Y para los que quieran recuperar la máxima energía, la torrija Picasso, un guiño al genuino pintor a base de chocolate y humedecida con naranja mediterránea.

Durante la Semana Santa, Barceló Málaga anunciará cuál es la torrija preferida por los usuarios, y todos los visitantes de la capital podrán degustarlas en el restaurante y la cafetería del hotel. Además, todos los participantes en la elección entrarán en el sorteo de una estancia en el hotel para dos personas.

Shusi Torrijas de Nunos

Shusi Torrijas de Nunos

En la Pastelería Nunos de Madrid, con José Fernández al frente, cada año consiguen sorprender a sus clientes con una versión “imposible” de la torrija. Y ya es difícil, porque ha conseguido llevarla al terreno de las latas, los combinados, las tapas, los bocadillos… y en esta nueva campaña la transforma en un bocado japonés.

Su colección 2016 es ‘Amai Age by Nunos’, un repertorio compuesto por siete torrijas que recrean sushi, nigiri, inari, uramakis, futomaki o hosomaki con sabores tan sorprendentes como rosas, té verde matcha, yuzu, coco, lichi, naranja, pasta de gambas o piña, entre otros. Deliciosa resulta la Uramaki de té verde Matcha, que lleva además pistachos y arroz al yuzu;  la de chocolate, con arroz con leche frito en panko y sésamo negro; el Niguiri torrija de naranja con arroz con leche; la de miel y soja dulce con arroz con leche, con un toque picante de wasabi; y los curiosos saquitos o dimsum de coco con piña y lichis. El Hosomaki es una torrija de queso con arroz de frambuesa y rosas; y cierra la lista el Futomaki, una torrija de chocolate blanco caramelizado con frutas del bosque y arroz con yuzu.

El único ingrediente que se repite en las colecciones de torrijas de Nunos es el pan. El resto varía y se adapta a las necesidades de la receta. En Nunos también vas a encontrar otras torrijas, como las light, que en lugar de fritas se cocinan al horno y se acompañan con frutos rojos. Y las clásicas no pueden faltar en la Semana Santa. Le pedimos a José Fernández la receta más tradicional de las torrijas de leche para que os animéis a prepararlas en casa:

Torrijas de leche, según la receta de Nunos

Torrijas de leche, según la receta de Nunos

Torrijas de leche (receta de Nunos)

Ingredientes (para 4 personas)

  • Una barra de pan para torrijas
  • Medio litro de leche
  • Dos huevos
  • Azúcar blanco
  • Canela en polvo
  • Canela en rama
  • Piel de limón y de naranja
  • Aceite (para freír)

Elaboración

  1. En un cazo ponemos la leche con dos cucharadas de azúcar, la rama de canela y una tira de piel de limón y otra de naranaja, para aromatizarla. La ponemos al fuego y, antes de que rompa a hervir, la retiramos y la dejamos templar.
  2. Partimos el pan en rodajas. Vertemos la leche (colada) en un cuenco grande y empapamos las rodajas de pan. Las sacamos cuando estén bien empapadas y las dejamos escurrir en una fuente o rejilla. En un plato, batimos los dos huevos.
  3. Ponemos la sartén al fuego con abundante aceite (de oliva o de girasol, como se desee). Pasamos las rodajas de pan empapadas en leche por el huevo batido y las iremos friendo una a una hasta que queden doradas, y con cuidado de que no se rompan. Posteriormente las retiramos a una fuente con papel absorvente.
  4. Mezclamos en un bol azúcar y canela en polvo, y pasamos por la mezcla las torrijas.
  5. Dejamos enfriar en una fuente las torrijas antes de comerlas.
NOTICIAS RELACIONADAS

DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.
 
Volver arriba