Pequeña población valenciana entre Gandía y Cullera

Xeraco: playa paradisíaca, ambiente familiar y deliciosa cocina mediterránea

A la espalda de una bella playa, de arena blanca y aguas cristalinas, se encuentran los campos de naranjos y la Sierra de Barcella. En ambas zonas se puede disfrutar de una cocina casera honesta y económica basada en arroces, pescados, vegetales, dulces y helados.

Eva Celada

Eva Celada

Fotografías:

Actualizado
29/08/2016



Pasarela en la playa de Xeraco

Pasarela en la playa de Xeraco

Entre las poblaciones de Cullera y Gandía, a 57 kilómetros de Valencia, se encuentra esta pequeña población de interior que cuenta con una bella y extensa playa de arena blanca de 3 kilómetros de longitud y una anchura de 100 metros. De ambiente familiar, cuenta con un nutrido número de restaurantes donde se puede comer muy bien, y en la mayoría de ellos a muy buen precio.

Qué ver en la zona

Algunos han hecho de esta localidad su refugio… y te dicen: “no se lo cuentes a nadie”. La razón es que una de las grandes cualidades del lugar es la ausencia de masificación, ni siquiera en el temible agosto, durante el que aún se puede ir a la playa y disfrutarla con tranquilidad.

La playa en sí misma es una belleza, en zonas parece el Caribe con aguas cristalinas y arena blanca, cuenta con un cordón dunar lleno de flora autóctona que, por sus características, está galardonado desde 1988 con la Bandera Azul Europea, además de otros premios. En un extremo hay una zona nudista y otra, Playa Can, donde pueden ir perros.

Servicio de asistencia en la playa de Xeraco

Servicio de asistencia en la playa de Xeraco

La playa dispone también de un punto accesible que permite a los minusválidos tomar el baño ayudados por sillas de ruedas acuáticas, muletas anfibias y personal cualificado y amable que hace posible que decenas de personas puedan disfrutar del agua durante el verano en un amplio horario,además de poderse acercar a través de las pasarelas a la orilla del mar.

Al sur de la playa de Xeraco está la zona de La Goleta, donde desemboca el río Vaca, y que cuenta con un mirador de madera para ver las aves como el coll verd o la polla de agua, además de garzas, fochas y peces como las tencas y las lisas, o disfrutar de unos magníficos atardeceres (aunque el sol se pone por la montaña, no por el mar). Desde esa zona se puede ver la playa de Gandía, que está al otro lado del río, y a la que se puede acceder una pasarela en bicicleta o caminando.

No hay paseo marítimo como tal en Xeraco playa, sólo una pasarela en una parte de la playa. Es una pena, porque tanto personas con movilidad reducida como visitantes podrían disfrutar de toda la playa si fuera más larga. En contrapartida hay muchos accesos, algunos de ellos adaptados. La calle principal, en paralelo con la playa, tiene dos supermercados, varios parques infantiles, muchas tiendas, heladerías y restaurantes, aunque la mayoría solo abren en verano.

Montaña desde Xeraco

Montaña desde Xeraco

A pesar de ello en Xeraco pueblo, a 2,5 km. hay todo tipo de establecimientos. Xeraco pueblo está situado en la falda de una zona montañosa dominada por la cresta de Montdúver, pico de 843 metros de altura o el Tossal Redó, el Mojón de los Cuatro Términos, la Font dels Madallars, entre otros. De oeste a este encontramos la sierra de la Barcella, entre cuyas dos estribaciones se ubica un ancho valle que está atravesado por los barrancos de la Font de L’ull y el de la Font del Xopet, donde hay un sendero el P.R. V-183, recorrido homologado de monañismo que puede recorrerse en dos rutas diferenciadas donde se puede disfrutar de una amplia flora y muy poca densidad de gente, con lo cuál se puede disfrutar del mar y la montaña en apenas minutos. También resultan deliciosos los paseos por los campos, especialmente en mayo por los naranjos en flor, lo que ya merecería la visita al municipio.

Abierto al mar y cerrado por el macizo del Mondúver, Xeraco accede al monte a través de senderos y veredas que permiten adentrarse hasta los manantiales generosos de la tierra. Uno de las sendas más características descubre las fuentes de l’Ull, de l’Olivera y del Xopet, en un perímetro circular. Nace en la misma carretera general 332 por el camino de la Font de l’Ull. En el primer tramo, por una calzada asfaltada, se alcanza la cantera, donde principia un sendero de montaña que nos lleva hasta el manantial. En este punto la senda realiza un giro de 180 grados, para volver al origen a través de una vía elevada que discurre entre la flora mediterránea característica: mirto, encina, acebuche o restos de las antiguas plantaciones de algarrobos. La altura permite observar la variedad de paisajes que se abren al caminante. Las distancias son asequibles con un tiempo de recorrido aproximado de tres horas, aunque se pueden acortar con recorridos singulares en el mismo tramo, como el monte de la Barcella, de escasos treinta minutos.

Real Monasterio de Santa María de la Valldigna.

Real Monasterio de Santa María de la Valldigna.

Muy cerca están las poblaciones de Cullera, a la que se puede ir a través de caminos de naranjos y Gandía, a la que se puede ir hasta caminando, especialmente al Grau. A pocos kilómetros se encuentra el Real Monasterio cisterciese de Santa María de la Valldigna en Simat de la Valldigna, Fundación ordenada por Jaume II el Just en 1298 con posteriores renovaciones y que cuenta con Almazara, Fuente de los tritones, Iglesia de Santa Maria de la Valldigna, claustro del silencio, refectorio, palacio del Abad… todo el conjunto muy bien restaurado. La visita merece la pena.

Qué comer en Xeraco

Fideuà restaurante Capricho nº 8

Fideuà restaurante Capricho nº 8

Los arroces mandan en Xeraco. En verano los productos de la huerta son excelente, desde pimientos a berenjenas, los tomates del Perelló una delicia, así como las tortas. Los dulces, de preferencia de los locales el fartón, tienen hasta una feria el tercer fin de semana de agosto. Imprescindibles los helados, que se ofrecen en diferentes establecimientos. Además, en toda la zona son habituales los salazones y los encurtidos, que suelen presentarse en las ensaladas y que también se venden a granel en algunos supermercados. Y Xeraco cuenta además con un mercadillo los lunes en el pueblo y los sábados de verano en la playa.

Una cocina sencilla muy estival es lo predominante, aunque hay pequeñas joyas gracias a establecimientos que trabajan muy bien productos en concreto, como los pescados, carnes y vegetales. En casi todos los establecimientos se toman buenos arroces y fideuàs. El precio es muy ajustado, los menús del día van desde 8 euros en un restaurante chino a los 10 en uno de los mejores con relación calidad-precio o 16 en un restaurante algo más creativo. También hay alguna pizzería, así como numerosos establecimientos de cocina preparada que puedes llevarte a casa: desde pimientos rellenos a pollos asados…

Y para merendar…

Merienda típica con horchata y fartons en Xixona

Merienda típica con horchata y fartons en Xixona

La merienda es importante en las tardes de verano en Xeraco Playa, y una horchata y dos fartones es la propuesta de la mayoría de las heladerías, hay aproximadamente media docena de ellas. Ninguna hace helados artesanos, aunque aquí el helado, aunque lo hagan empresas locales, es casi una religión y suele estar buenísimo: el de mantecado de la Jijonenca es espectacular, también la leche merengada. La heladería La Tahona tiene, además, un excelente pan y repostería casera. En la heladería Xixona, además de excelentes helados, también se puede tomar la merienda tradicional valenciana: una horchata y dos fartons, posiblemente los mejores de la zona, a un precio de 3,20 euros.

Algunas curiosidades

Los agricultores de la zona venden en pequeños puestos en la calle desde sus tomates a sus judías verdes recién recolectadas, también fruta e higos. Merece la pena. Los quesos  artesanales de El Gourmet están muy buenos, especialmente los de cabra fresco y curado, y su furgoneta, donde los venden, suele estar por la calle principal y el quesero entra en los restaurantes y cafeterías para ofrecerlos, también los sirven a domicilio comprandolos a través de su web. El único restaurante chino Playa Lichi tiene un menú diario por 8,50 euros bastante correcto, y también se puede tomar la única paella hecha con leña a las afueras, en un pequeño restaurante en la carretera de Xeraco playa hacia el pueblo.

Restaurantes imprescindibles

Salva, propietario y cocinero del Restaurante Natalí

Salva, propietario y cocinero del Restaurante Natalí

Natalí (Avenida de la Mota, 20 Playa Xeraco Tel. 697 979 867): Muy buena relación calidad-precio y trato familiar, con algunos camareros como Iván que son un encanto y menú de lunes a viernes que disfrutan habituales (10 euros) y paellas de encargo, la del Señoret excelente, estupendas las hamburguesas y los pescados, su propietario Salva ofrece algunos que incluso él mismo pesca fuera de temporada, ya que en el verano apenas tiene tiempo. El restaurante está siempre lleno, hay que reservar. Imprescindible por relación calidad-precio, trato y calidad de los platos, que se nota que están hechos con mucho cariño. El precio medio es de 20 euros a la carta.

Pulpo a la brasa de Capricho nº 8

Pulpo a la brasa de Capricho nº 8

Capricho nº8: De reciente creación, este restaurante liderado por el joven cocinero Joan Moratalla, curtido en establecimientos como el de Ricard Camarena, ofrece una cocina mediterránea llena de buen gusto con técnicas modernas: desde Josper a Kamado, y donde también se cocinan excelentes arroces y fideuàs (os recomendamos pedir la de fideo fino, es la que mejor está) . El comedor está instalado en una terraza cubierta muy bien decorada, y resulta muy acogedor. Exquisitos la ventresca, el pulpo braseado y las ensaladas.  Variedad de vinos bien servidos y algunas cervezas artesanas curiosas como la del Toro de Osborne o Er Bokerón. Se puede comer bien por 25 euros a la carta. El servicio de sala es muy correcto y profesional.

Ramón de Llobet, chef del Restaurante El Cantonet

Ramón de Llobet, chef del Restaurante El Cantonet

El Cantonet: Uno de los restaurantes más afamados de la zona, dirigido por Ramón de Llobet, se caracteriza por sus excelentes carnes y pescados cocinados con brasas. También hacen todo tipo de arroces, y las ensaladas están estupendas con frutos secos, queso y encurtidos. Muy recomendable el steak tartar y el tartar de atún. Buena bodega de vinos y postres caseros que realiza la hija del dueño, Jade de Llobet. El establecimiento cuenta con una amplia terraza muy acogedora, decorada con cuadros pintados por el propietario, a quien merece la pena conocer porque es parte importante del atractivo del restaurante. Ambiente agradable. Los jueves hay cocido valenciano, excepto en agosto. El precio a la carta es de 35 euros aproximadamente. El servicio de sala es ágil y amable. Hay que reservar durante el verano, ya que está entre los establecimientos que prácticamente siempre están abiertos, incluso en invierno.

Miravent: El único restaurante desde donde se puede ver el mar, está especializado en arroces y pescados. Cuenta con una terraza cerrada y un comedor interior. Se puede desayunar el típico almuerzo que proponen varios establecimientos, y que incluye bocadillo, ensalada, café y/o bebida a buen precio. Hay frituras y mariscos, además de un menú del día por 9 euros que incluye un plato de arroz.

Montesinos (Sanchis Guarner nº 9 Playa de Xeraco tel 962 888 286): Heredero del popular restaurante El Quijote, ya cerrado por jubilación de su dueño, su hijo José Antonio Fernández, un cocinero más que aceptable, ha montado este espacio en la Plaza de la Música, acompañado de una coqueta terraza. Se hacen arroces, el de verduras es espectacular, y también se pude tomar platos de pescado con frituras, muy ricas las ensaladas. Buen jamón ibérico y tapeo. Se puede comer a la carta por unos 20-25 euros.

Comer en la playa: los chiringuitos

No los he contado, pero me han comentado que hay 9 chiringuitos en la playa de Xeraco. Cada uno de ellos cubre un tipo de publico diferente: los hay para gente muy joven, muy fiesteros, más gastronómicos, mas relajados…

Chiringuito El Sis

Chiringuito El Sis

Nos gustan especialmente dos: El Sis que lleva Nacho (tel 617 789 865) porque es muy tranquilo, con música muy adaptada a cada hora, coctelería, cervezas de la zona y también tercios de Mahou para los madrileños y posibilidad de comer la cocina que hace el restaurante El Cazador, que trabaja muy bien los arroces (13 euros por ración aproximadamente) y también preparan tellinas (coquinas) y ensaladas. El precio es similar, salvo un pequeño recargo, pero comes literalmente en la playa.

Cocina propia tiene el Chiringuito Arena (656 526 812), donde también se puede comer arroces, pescados, mariscos, ensaladas y postres. Los precios de ambos son similares: de 15 a 20 euros según bebida. Las copas y cócteles suelen costar de media unos 5 euros.

La amabilidad del personal de la mayoría de los establecimientos está garantizada, salvo en muy contadas ocasiones. Conviene tener en cuenta que apenas hay extranjeros en Xeraco, salvo algunos franceses, y que la gente se conoce porque es un turismo en muchos casos familiar y habitual.

Otros restaurantes de la zona que merece la pena conocer están en Cullera: Cava Baja; en la Albufera: la Genuina; en Daimús: Casa Manolo.

Dónde Dormir

Vista desde un apartamento de Asetur en Playa de Xeraco

Vista desde un apartamento de Asetur en Playa de Xeraco

No hay hoteles en Xeraco (los más cercanos están en Cullera y Gandía), aunque la playa cuenta con un camping que dispone además de algunos bungalows individuales.

Lo que sí hay en Xeraco son apartamentos vacacionales, que se pueden alquilar por semanas, quincenas o meses. Hay varias empresas que pueden facilitarnos el proceso, nosotros podemos recomendar por experiencia Asetur, cuyo trato es muy cercano pero profesional y se ocupan de todo, incluso de la limpieza.

Y si te enamoras de la zona, algo que suele ocurrir, siempre puedes contar con ellos, Ángel Caravaca y su equipo, para tener un apartamento o casa adecuado a tus necesidades o incluso comprar una vivienda en la zona con todas las garantías.

Agradecimientos: Joan Iborra

NOTICIAS RELACIONADAS

HAY 2 COMENTARIOS
  1. Avatar de jose Enviado por

    Jose

    2 septiembre 2016, 10:01 am

    No se escribe Fideguá, sino Fideuà, so burros.

    • Avatar de Con Mucha Gula Enviado por

      Con Mucha Gula

      2 septiembre 2016, 12:35 pm

      Estimado José María, gracias por el aviso. Ya lo hemos corregido en el texto. Igualmente, le agradeceremos que para futuros comentarios se ahorre los insultos, que no aportan nada. Un saludo!


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.
 
Volver arriba