PHO

3 recetas exóticas para preparar en casa el día del padre

Llega el Día del Padre, una fecha señalada en el calendario para homenajear a esa persona que nos ha cuidado desde siempre y que se merece un obsequio especial.

Ana Lázaro19/03/2020

A pesar de que estemos viviendo una situación extraña, que seguramente a muchos nos haya complicado el hecho de ir a comprar un detalle… en Con Mucha Gula te animamos a que te pongas el delantal y sorprendas a tu padre con un maravilloso viaje al Sudeste Asiático a través de estas tres exóticas recetas ¿te atreves? ¡¡¡Pues a los fogones!!!

Massaman, el curry musulmán del reino de Siam

Durante los tres años que viví en Tailandia tuve el privilegio de probar numerosos currys a lo largo y ancho del país. Esta amalgama de especias es la base de muchos de los platos típicos de la nación de la sonrisa y generalmente se comercializa en formato pasta o en polvo.

La gran mayoría de las recetas de curry, por lo general, se preparan con leche de coco, cacahuetes tostados, patatas, cardamomo, cilantro, canela, azúcar de palma, salsa de pescado, cerdo, pollo o ternera, entre otros…

Me voy a centrar en el que, considero, es el curry por excelencia debido a su textura suave y su ligero sabor dulce con matices amargos: el curry massaman, “musulmán”.

Y os preguntaréis porqué el país con mayor porcentaje de budistas del mundo (94%) puede presumir de un plato de origen ‘halal’; y es que el massaman, es originario del sur de Tailandia, donde los seguidores del Corán representan en torno al 60% del credo profesado por la población.

Los dos ingredientes protagonistas de esta variante son la pasta de tamarindo y el azúcar de palma, a los que se le añaden especias como el comino, cardamomo o clavos.

Suelo ser bastante tradicional a la hora de cocinar este plato en el que utilizo como ingrediente protagonista el pollo acompañado de patata y/o arroz.

En cualquier caso, sea cual sea el tipo de carne que empleéis, nunca se debería de elaborar con carne de cerdo, ya que es un alimento prohibido por el Islam.

Receta

– Para 4 personas

– Preparación 30 minutos

– Cocción 120 minutos

* TIEMPO TOTAL: 150 min

Ingredientes

  • 2 c. soperas de pulpa de tamarindo
  • 2 c. soperas de aceite vegetal
  • 750 g de pechuga de pollo o contramuslos (cortado en dados)
  • 500 ml de leche de coco- 500 ml de crema de coco
  • 2 c. soperas de pasta de curry massaan
  • 50 ml de salsa de pescado
  • 70 grs de anacardos ( sin sal tostados o molidos/ puede ser cacahuete)
  • 1/2 chalota- 8 uds de patatas enanas
  • 2 c. soperas de azúcar de palma (rallado)

Elaboración

  1. Prepara la mise en place
  2. En un bol, mezcla la pulpa de tamarindo y 125 ml de agua hirviendo. Déjalo enfriar y posteriormente deshaz la pulpa con las manos para que se disuelva. Cuela la mezcla y reserva el líquido.
  3. En una sartén o wok (si es antiadherente mejor), calienta a fuego fuerte el aceite. Fríe la carne a fuego fuerte, hasta que esté bien dorada. Baja el fuego e incorpora la leche de coco y el cardamomo. Deja que cueza aproximadamente 1 hora.
  4. Cuando la carne esté tierna, retírala de la sartén y cuela el líquido de cocción en un cuenco.
  5. Calienta la crema de coco en la sartén e incorpora la pasta de curry massaman.
  6. Cuece durante 10 minutos, hasta que el aceite empiece a separarse de la crema.
  7. Añade la salsa de pescado, la chalota, las patatas, la carne, el azúcar, los cacahuetes, el jugo del tamarindo y el líquido de cocción reservado previamente.
  8. Cuécelo de 25 a 30 minutos. Cuando la carne esté tierna y la salsa espesa, retira del fuego.

¡Servir inmediatamente y a disfrutar!

 

Pho, la sopa vietnamita del siglo XIX

En uno de los viajes que hice a Vietnam me asenté temporalmente en la romántica ciudad de Hoi An. Allí, me adentré en la gastronomía del país gracias a a un curso de cocina local en el que aprendí, entre muchos platos, a cocinar Pho.

Se trata de una sopa clara de noodles o tallarines  de arroz, a la que se le añade carne, brotes de soja y algunas hierbas frescas. Por la calles de las caóticas ciudades vietnamitas se pueden encontrar cientos de puestos de comida callejera donde sirven este manjar para desayunar, comer o cenar.

Se cree que “pho”  deriva de “pot au feu”,  que literalmente significa “olla en el fuego”, en referencia a las largas horas requeridas para elaborar la sopa con los huesos de carne.

Todo apunta a que el este plato nació en el norte de Vietnam a mediados de la década de 1880. El plato recibió muchas influencias de la cocina china y francesa.  Por un parte, los noodles de arroz y las especias se importaban del país vecino, China, por otra, los franceses popularizaron el hecho de comer carne roja.

Fue entoncescuando los cocineros vietnamitas se adueñaron de la receta y tuvo tanto éxito que la fama de comer esta sopa se extendió hacia el sur a partir de 1954, cuando el país fue dividido.

A partir de ese momento los cocineros comenzaron a adicionar ingredientes hasta que se convirtió en la receta que se sirve en la actualidad.

Receta

– Para 4 personas

– Preparación 10 minutos

– Cocción 6 horas

* TIEMPO TOTAL: 6 horas 10 min

Ingredientes

– 400 grs de noddles de arroz

– 500 grs. de carne de ternera

– 4-8 hojas de col china

– 8 ajetes

– 4 rodajas de lima

– Albahaca (asiática)

– Cilantro

– Salsa chili-ajo

Para el caldo:

– 5 kg de huesos de ternera

– 2 trozos de jengibre

– 4 anises estrellados

– 2 cebolletas

– 6 cucharadas de salsa de pescado

– Aceite

– Sal

Elaboración

  1. Para el caldo: Calienta el horno a 200ºC y asa los huesos de ternera con un chorro de aceite y una pizca de sal. Cuando estén tostados retíralos.
  2. Pasa por la plancha las cebolletas cortardas en dos mitades, hasta que queden un poco tostadas.
  3. Introduce en una cazuela los huesos, las cebolletas y los trozos de jengibre (cortados en láminas).
  4. Agrega el anís estrellado y la salsa de pescado.
  5. Cubre todo con agua ( 3 litros aproximadamente) , y cocina el caldo a fuego lento durante unas 6 horas. Tras el periodo de cocción, cuélalo.
  6. Pon a remojo los tallarines en agua fría de 2 a 3 horas. Cuando pase ese tiempo, cuécelos durante 1 minuto.
  7. Corta las hojas de col china en juliana, pica los ajetes y corta la carne en láminas muy finas.
  8. Coloca una ración de tallarines en un recipiente hondo (preferiblemente un bol). Coloca encima un poco de col, unas hojas de cilantro y de albahaca asiática y encima acomoda las tiras de carne. Incorpora unos ajetes picados y una rodaja de lima.

Acompaña la sopa con salsa de chili-ajo

¡Sirve y a disfrutar!

 

Exótico satay balinés con salsa de cacahuetes

Aunque son muchos los países que se quieren adueñar del satay, lo cierto es que el origen de esta receta llega desde Indonesia.

Algunos alegan que estas brochetas de carne espetadas en una caña de bambú fueron inventadas por los inmigrantes que procedían de China, quienes solían venderlas en las calles. Para reafirmarse los pobladores del gigante asiático  argumentaban que la palabra satay provenía del significado (en el dialecto de Xiamen) de “tres veces apilado“.

Por otra parte, es muy probable que fueran creadas por los vendedores callejeros tanto de Malasia como de la isla indonesia de Java, ya que los árabes tuvieron gran influencia sobre ellos a comienzos del siglo XIX, cuando un éxodo de inmigrantes  de Oriente Medio se asentó en la región, de ahí que todo apunte a que su origen proceda de los Kebabs.

Fuera como fuere, el satay popular está elaborado con carne de cordero y/o ternera en países como Malasia e Indonesia, ya que el Islam prohíbe la ingesta de carne de cerdo; por el contrario, en países como Tailandia o Filipinas se suele utilizar carne porcina, pollo o incluso gambas.

Lo cierto es que este plato no deja de ser una simple brocheta de carne si no se le añadiera el factor más importante, la salsa.

Receta

– Para 4 personas

– Preparación y cocinado 20 minutos

Ingredientes

– 4 pechugas de pollo

– 1 c. sopera de salsa de soja

– 1 c. pequeña de zumo de lima

– 1 c. pequeña de aceite de sésamo

Salsa de cacahuete:

– 80 ml de leche de coco

– 1/2 diente de ajo machacado

– 1/2 guindilla

– 1/2 c. pequeña de jengibre fresco rallado

– 1 c.pequeña hojas frescas de cilantro

– 1 y 1/2 c. soperas de salsa de pescado

– 1 c. sopera de crema de cacahuete

– 1/2 c. sopera de azúcar moreno

– 25 grs de cacahuetes tostados sin sal (trozos pequeños)

Elaboración

  1. Corta las pechugas de pollo en largs tiras y colócalos en las brochetas de bambú a modo ondulado.
  2. Asa los pinchos en una parrilla hasta que estén hechas.
  3. Por otra parte mezcla la salsa de soja, la lima y el aceite de sésamo y mezcla todos los ingredientes y úntalo sobre la carne.
  4. Para preparar la salsa en la que mojaremos la brocheta,: mete todos todos los ingredientes mencionados anteriormente en la picadora, excepto los cacahuetes. Muévelo todo junto. Seguidamente pásalo a una cacerola y cuécelo 5 minutos hasta que la salsa haya espesado.
  5. Sirve las brochetas en una fuente, echa la salsa por encima y espolvorea los trocitos de cacahuete.

*Consejo:  Puedes decorarlo con hojas de cilantro frescas. El espolvoreado de cacahuetes final es opcional. Puedes servir este plato como entrante o como plato principal acompañado de arroz jazmín hervido o noodles.