Costillas a la barbacoa, tiernas y blanditas

Trucos para que las costillas de cerdo queden tiernas y blanditas

Hay varios pasos a la hora de cocinar unas buenas costillas de cerdo que harán que queden tiernas y jugosas. Te lo contamos todo para que disfrutes de esta receta.

9 de abril de 2022Actualizado el 8 de julio de 2024

¿A quién no le gustan las costillas de cerdo tiernas? Esas que al meterlas en la boca sentimos como se funden dentro, carnosas y llenas de sabor. Hoy os desvelamos nuestros trucos para que las costillas queden tiernas y disfrutes de una buena y deliciosa comida.

La importancia del adobo para que las costillas queden tiernas

Aunque muchas veces se piensa que el adobo solo sirve para darle sabor a la costilla, lo cierto es que su uso es fundamental para que queden tiernas. Un buen adobo hará que la carne de la costilla permanezca húmeda y de esa forma no se nos seque al cocinarla. Importante adobar por ambos lados del costillas.

Existen muchas posibilidades de adobar las costillas de cerdo. La elección perfecta será en función de tus gustos. Nosotros os recomendamos el siguiente:

  • Capa 1: Mostaza de Dijon
  • Capa 2: Azúcar moreno, sal y pimienta negra.
  • Capa 3: Salsa Barbacoa
¿Quieres que las costillas de cerdo queden tiernas?: Utiliza un buen adobo.

Cuidado con la fuga de jugos

Es muy importante que los jugos que suelte la costilla no se nos escapen. Si los mantenemos en contacto con la carne conseguiremos que esta no se seque. Sin duda, un truco fundamental para que las costillas queden tiernas y jugosas.

Para conseguirlo, podemos usar varias técnicas:

  • Taparlas con una tapadera o con papel adecuado que soporte altas temperaturas.
  • Cocinarlas en papillote, una técnica que hace que los alimentos se cocinen en su propio jugo.
  • Utiliza una bolsa de plástico de horno y cocínala dentro
  • Usa una olla de cocción lenta.

La paciencia es la mejor aliada

Si quieres llevar la ternura de tus costillas al siguiente nivel, la cocción lenta es tu aliada. Cocinar las costillas a baja temperatura durante un periodo prolongado de tiempo permite que las fibras de la carne se rompan lentamente, resultando en una textura increíblemente tierna.

Maneja bien el tiempo

Los grandes maestros parrilleros, con un solo vistazo a la carne sabrán si la costilla está ya lista, si hay que darle la vuelta o si necesita más tiempo de cocinado. Pero mientras tu alcanzas ese nivel, te recomendamos que tengas mucho cuidado con los tiempos. Diez minutos de más y tu costilla puede quedar seca.

No existe un tiempo universal, ya que depende del calor que le des y del tamaño de la costilla. Lo mejor es ir comprobando durante el proceso.

Diez minutos de más en el horno, y tu costilla puede quedar seca.

Comprueba el estado de la carne, pero sin cortes

Uno de los errores más comunes al cocinar costillas de cerdo es realizar cortes durante el proceso de cocción para comprobar cómo está la carne. Sí, es una manera rápida y fácil de verificar si están listas, pero cada vez que cortamos la carne mientras se está cocinando, estamos dejando que los jugos naturales se escapen.

Para comprobar el estado de la carne sin realizar cortes te proponemos nuestro truco del tenedor: intenta insertar un tenedor en la carne y girarlo suavemente. Si el tenedor entra y gira fácilmente, es una señal de que las costillas están tiernas y listas para comer.

Y si quieres ser todo un profesional de la cocina, puedes utilizar un termómetro de carne para comprobar que la temperatura ronda los 71°C.

El momento del reposo: el truco final para que las costillas queden tiernas

Una vez hayas determinado que las costillas están listas, es importante dejar reposar las costillas antes de cortarlas y servirlas para que queden tiernas. Este período de reposo, que debería durar entre 10 y 15 minutos, permite que los jugos se redistribuyan dentro de la carne, mejorando aún más su ternura y sabor. Durante el reposo, cubre las costillas con papel de aluminio para mantener el calor y los jugos.

Cocer las costillas antes de meterlas al horno es otra gran opción

Si no te apañas mucho con los tiempos del horno, cocer las costillas antes de hornearlas es una forma fantástica de asegurar que quedan tiernas y blanditas. Eso sí, de nuevo, paciencia. La cocción debe realizarse a juego lento, durante un par de horas.

Una vez estén listas, píntalas y pásalas al horno con grill durante unos 25-30 minutos.

Igualmente, nosotros consideramos que no es estrictamente necesario cocerlas. Si sigues todos nuestros trucos para que las costillas queden tiernas podrás hacerlas directamente al horno. Aquí te dejamos nuestra receta de costillas súper tiernas.

Nuestra receta de costillas súper tiernas

9 abril 2022
Costillas a la barbacoa, tiernas y blanditas
Así aplicamos nuestros trucos para lograr unas costillas súper tiernas
Tiempo de preparación 10 minutos
Tiempo de cocción 2 horas 40 minutos
Plato Plato principal
Cocina Americana
Raciones 2 personas
Calorías 900 kcal

Ingredientes
  

  • 1 costillar de cerdo
  • salsa barbacoa
  • sal
  • pimienta

Elaboración paso a paso
 

  • Precalienta el horno a 150°C con calor por arriba y abajo
  • Elimina con ayuda de un cuchillo afilado la membrana de la parte posterior de las costillas
  • Salpimenta las costillas y embadúrnalas en salsa barbacoa
  • Fórralas con papel de plata y mételas al horno dentro de una bandeja
  • El tiempo que pasarán dentro del horno a 150°C dependerá de su grosor. Si son delgaditas bastará con un par de horas. Si son algo más gruesas unas dos horas y media.
  • Cuando estén listas sácalas, retira el papel de plata y vuelve a aplicar salsa barbacoa, esta vez solamente por la capa superior
  • Pon el horno en modo grill al máximo y deja que caramelice el exterior durante unos 7 minutos
  • ¡Y ya tienes lista tus costillas de cerdo súper tiernas! Recuerda seguir todos nuestros trucos para tener una comida de 10
Keyword costillas, costillas tiernas

Ahora que ya conoces todos los trucos para que las costillas queden tiernas y blanditas. ¿Te animas a hacer nuestra receta?

Jesús Sánchez Celada

Jesús Sánchez Celada es Periodista gastronómico y director de la revista Con Mucha Gula. Su contribución al periodismo gastronómico va más allá de Con Mucha Gula, consolidándose como figura multifacética en el panorama... Ver más sobre el autor