trucos para que las costillas de cerdo queden tiernas

3 trucos para que las costillas de cerdo queden tiernas y sabrosas

Hay 3 pasos a la hora de cocinar unas buenas costillas de cerdo que harán que queden tiernas y jugosas. Te lo contamos todo para que disfrutes de esta receta.

Redacción09/04/2022

¿A quién no le gustan las costillas de cerdo tiernas? Esas que al meterlas en la boca sentimos como se funden dentro, carnosas y llenas de sabor. Hoy os vamos a contar nuestros consejos para ablandar la carne de las costillas de cerdo a la hora de cocinarlas. 3 trucos para que las costillas queden tiernas y disfrutes de una buena y deliciosa comida.

La importancia del adobo para que las costillas queden tiernas

Aunque muchas veces se piensa que el adobo solo sirve para darle sabor a la costilla, lo cierto es que su uso es fundamental para que queden tiernas. Un buen adobo hará que la carne de la costilla permanezca húmeda y de esa forma no se nos seque al cocinarla. Importante adobar por ambos lados del costillas.

Existen muchas posibilidades de adobar las costillas de cerdo. La elección perfecta será en función de tus gustos. Nosotros os recomendamos el siguiente:

  • Capa 1: Mostaza de Dijon
  • Capa 2: Azúcar moreno, sal y pimienta negra.
  • Capa 3: Salsa Barbacoa
¿Quieres que las costillas de cerdo queden tiernas?: Utiliza un buen adobo.¿Quieres que las costillas de cerdo queden tiernas?: Utiliza un buen adobo.

Cuidado con la fuga de jugos

Es muy importante que los jugos que suelte la costilla no se nos escapen. Si los mantenemos en contacto con la carne conseguiremos que esta no se seque. Sin duda, un truco fundamental para que las costillas queden tiernas y jugosas.

Para conseguirlo, podemos usar varias técnicas:

  • Taparlas con una tapadera o con papel adecuado que soporte altas temperaturas.
  • Cocinarlas en papillote, una técnica que hace que los alimentos se cocinen en su propio jugo.
  • Utiliza una bolsa de plástico de horno y cocínala dentro
  • Usa una olla de cocción lenta.

Manejar bien el tiempo

Los grandes maestros parrilleros, con un solo vistazo a la carne sabrán si la costilla está ya lista, si hay que darle la vuelta o si necesita más tiempo de cocinado. Pero mientras tu alcanzas ese nivel, te recomendamos que tengas mucho cuidado con los tiempos. Diez minutos de más y tu costilla puede quedar seca.

No existe un tiempo universal, ya que depende del calor que le des y del tamaño de la costilla.

Un buen truco es pincharla con un cuchillo y cuando este entre suave, ya estará lista.