5 alimentos a los que el verano no les sienta tan bien | Nutricion y Consumo
Ojo con estos cinco alimentos que te pueden amargar las vacaciones
5 alimentos a los que el verano no les sienta tan bien
No a todo el mundo le sienta bien el sol y el calor, y a los alimentos les pasa lo mismo. No significa que no debamos consumirlos, pero sí extremar las precauciones a la hora de hacerlo, para evitar sustos.
Jesús Sánchez Celada

Jesús Sánchez Celada

Fotografías:

Traducción:

Actualizado
02/08/2018



Llega el verano y no es oro todo lo que reluce. Igual que existen personas que prefieren la montaña y el fresco a la playa y el sol, también contamos con alimentos de los que las altas temperaturas no son su punto fuerte. No es necesario eliminarlos de nuestra dieta durante estos meses, ya que con total seguridad dejarían un enorme hueco en nuestra dieta veraniega, pero sí es necesario estar un poco más al tanto con ellos, evitando que el calor nos los estropeen y nos puedan dar un susto en forma de intoxicación o dolor de estómago. Aquí os dejamos cinco de ellos para que este verano los vigiléis de cerca:

Mahonesa

La mahonesa es muy sensible a la temperaturaLa mahonesa es muy sensible a la temperatura

Un clásico la frase “se me cortó la mahonesa”. ¿Quién no quiere un arroz mirando al mar y un poco de mahonesa casera de acompañante, o una buena ensaladilla rusa plagada de mahonesa de aperitivo?. Pues bien, ojo a este producto en los meses de más calor. El huevo crudo que debe tener cualquier mahonesa la convierte en un alimento con alto riesgo de corromperse con una temperatura inadecuada. Cuidad que se mantenga en el frigorífico, que si la hacéis en casa no se os corte y a la más mínima duda, por mucha pena que os dé, tirarla a la basura.

Marisco

Para muchos de nosotros, el marisco crudo es un manjar que no tiene época y, por lo tanto, el verano es también un buen momento para degustarlo. Aquí el sentido común entra mucho en juego a la hora de decidir si está en buen o mal estado, y el sentido del olfato debe ser escuchado. Si huele mal, algo pasa. El calor puede hacer que muchos de los alimentos que entran en esta categoría no lleguen a la pescadería en el mejor estado de conservación posible, por lo tanto, ojo a la hora de comprar, seleccionad con cuidado el producto y mantendlo en frío hasta la hora de su consumo.

Helado

Los helados caseros resisten menos tiempo el efecto del calorLos helados caseros resisten menos tiempo el efecto del calor

Ahora muchos de vosotros os echaréis las manos a la cabeza. Pues sí, cuidado con los helados… El problema con este alimento es que debemos andarnos con ojo con el buen producto, y no con el malo, ya que si le da calor a un helado industrial, lo peor que le puede pasar es que se derrita, pero en cambio, un buen helado casero, realizado con buenos ingredientes y que reciba una sobre exposición de calor, puede convertirse en un producto no deseado. Así que, los helados artesanos, del congelador a la boca.

Lechuga

Otro alimento que en verano entra bien, y que se asocia a esta época, es la lechuga. Una buena ensalada es una opción perfecta para una comida o cena veraniega. Ahora, sepamos que con altas temperaturas la posibilidad de que en la lechuga se reproduzcan bacterias se multiplica. Para prevenirlo, igual que en las ocasiones anteriores, os recomendamos mantener el producto en la nevera y, antes de consumir, lavar a conciencia la lechuga, previamente separada por hojas. Nada de lavados generales, en este aspecto hay que ser concienzudo.

Carne

Calor y carne cruda, una peligrosa combinaciónCalor y carne cruda, una peligrosa combinación

¿Os suenan las escalofriantes salmonella y listeria? Propablemente sí, por lo tanto, la carne es uno de los alimentos que más debemos cuidar en esta época. Las altas temperaturas hacen que estas bacterias crezcan como la espuma en la carne, así que ojo con esas barbacoas en las que se deja la carne al sol un buen rato antes de cocinarla, y cuidado con hacer la compra y tardar tres horas en llegar a casa, mientras las bolsas se cocinan en el maletero del coche. La carne debe estar siempre en la nevera o en el congelador después de su compra y, en todo caso, si deseas atemperarla antes de su cocinado, hazlo en un sitio relativamente fresco.

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.