Ideas para pasar los últimos días del año huyendo de los tópicos
5 destinos para una Navidad diferente
Despide el año en destinos muy especiales: desde la playa a la aurora boreal, o desde relajado en un balneario a en la calle entre multitudes.
Joaquín del Palacio

Joaquín del Palacio

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
16/12/2013



Sevilla, buen tiempo y buen ambiente

SevillaSevilla

No hay nada mejor para la Navidad que la alegría y el color, el rojo a poder ser, porque quizás sea el más típico de esta época y el de Papá Noel. Navidades al sol, con buen tiempo y sin salir de la península Ibérica, además con buenas tapas y flamenco, las fiestas del color y del sabor. Sevilla puede ser el lugar ideal para pasar la Nochebuena o la Nochevieja. Su gastronomía es rica y variada, desde el famoso “tapeo” hasta los 41 restaurantes de la Red de Saborea Sevilla. El flamenco es otro de los encantos de la capital de Andalucía, pues se puede disfrutar de la interpretación de este arte. Pero sobre todo, la Navidad es una de las épocas más entrañables en Sevilla porque allí se quiere a la gente y lo demuestran con sus calles llenas de luces y buen ambiente. Se hacen concursos de villancicos, hay conciertos navideños, pasacalles y actividades para grandes y pequeños. En el Mercado Navideño de Artesanía se pueden comprar muchos objetos relacionados con estas fechas. También se celebra la Feria del Belén, la más impotante en su género, ideal para comprar todos los elementos para hacer el mejor Nacimiento.

Caminar por las calles de la urbe, que para muchos es la más bonita, es un espectáculo porque han ampliado la zona peatonal y Sevilla es ahora, más que nunca, una ciudad para pasear. Las visitas culturales están garantizadas ya que está repleta de monumentos y sus visitas son muy originales. Por ejemplo, la Catedral se visita de una forma diferente, se accede a las cubiertas, y la visita nocturna del Real Alcázar es impresionante. Lo más recomendable para hacer una completa visita a la ciudad al mejor precio es la Sevilla Card.

Las islas Azores, en medio del océano Atlántico

Islas AzoresIslas Azores

Una experiencia inolvidable es pasar las navidades en medio del océano Atlántico, en el archipiélago de las Azores, por ejemplo. Es un destino poco conocido y muy interesante, pues cada una de las 9 islas ofrecen paisajes y encantos diferentes. Debido al origen volcánico de estas islas, uno de los principales atractivos es el geológico. Alguno de estos paisajes de geología especial están entre los más importantes del mundo. Además, el turismo no ha sido masivo en todo el archipiélago y por eso sus encantos naturales están en perfecto estado.

Angra do Heroismo es la capital de Azores y está en la isla de Terceira, es Patrimonio de la Humanidad desde 1983 y su historia es muy interesante, pues los portugueses utilizaron este puerto para la llegada de los barcos de ultramar cuando tuvieron su imperio. Esta isla también es un destino cultural, pues tiene varios monumentos que visitar como el fuerte de San Sebastián o el de San Felipe, el Monte de Brasil o la catedral. Tampoco hay que olvidar que durante casi 60 años, de 1583 a 1640, estas islas pertenecieron a la corona española. Por supuesto, la buena gastronomía está garantizada en este viaje pues Portugal es uno de los mejores destinos para disfrutar de platos tradicionales a muy buena relación calidad-precio. Concretamente en las islas Azores las carnes que se toman se crían allí mismo y los productos de la huerta también son de sus campos, así como el pescado del Atlántico, todos ellos de primera calidad.

Los viajes a estas islas están bien de precio y resulta muy exótico pasar la Nochevieja o la Navidad en medio del océano, y con toda la seguridad y garantías de estar en un país europeo. Hay que ir en avión y lo más recomendable ya allí es hacer las visitas en coche alquilado, pues son baratos y el transporte no es lo ideal para acceder a determinados lugares.

Argentina, Navidad en verano y en la playa

Perito MorenoPerito Moreno

La Navidad en verano también puede ser una experiencia para recordar. Esta opción es más cara pero puede merecer mucho la pena. Argentina y sus impresionantes parajes naturales pueden ser el marco ideal para fotografiarse en manga corta tomando las uvas. Aunque sea un viaje largo, este puede ser un destino que no olvidarás, ¿te imaginas pasar unas navidades en la playa? Además, Argentina ofrece paisajes únicos como el glaciar Perito Moreno, Ushuaia, la llamada ciudad del fin del mundo, o las cataratas de Iguazú; pero también Buenos Aires, El Calafate o las zonas vitinícolas pueden ser una opción excelente para entrar en el nuevo año.

Argentina tiene muchas ventajas para el viajero español pues el idioma y la historia nos une mucho, pero además cuentan con una gastronomía excelente basada en sus carnes y en sus vinos, algunos los cuáles están en las mejores bodegas de los restaurantes de cualquier parte del mundo. Hay que elegir establecimientos en zonas no turísticas, porque allí tienen un buen precio y un producto de cercanía de buena calidad. No cabe duda que éste es un gran viaje que siempre se recordará.

Islandia, un fin de año romántico y frío

IslandiaIslandia

Otra opción es tratar de buscar las auroras boreales, uno de los grandes símbolos del invierno, en un destino frío y muy típico de estas fechas, en el Círculo Polar Ártico. Pero no en Laponia finlandesa, en Rovaniemi en el “hogar” de Papá Noel, sino en un destino repleto de glaciares y volcanes, en Islandia. La “Tierra de los Extremos” es posiblemente el destino más accesible para llegar al invierno polar y así poder disfrutar de una noche de luces verdosas que bailan en el cielo. Para mucha gente puede ser el mejor modo de tomar las uvas. ¿Hay algo más romántico que escuchar las doce campanadas bajo la luz de una aurora boreal?

Además, este año habrá Luna Nueva con lo cual la noche será negra o verde si las luces del norte se encienden. Una leyenda esquimal dice que la aurora boreal era un sendero intrincado, estrecho y muy peligroso que llevaba a regiones celestiales y su luz era por la llegada de nuevos espíritus. Habrá que descubrirlo.

Tampoco estaría mal darse un baño en las calientes aguas del Blue Lagoon mientras todo alrededor está blanco y la temperatura es negativa. Observar las estrellas o esa luz del invierno nórdico que ofrece imágenes inolvidables iluminadas con un sol inclinado, las sombras largas… Sí, el extremo norte también es un destino muy atractivo, pero has de saber que hará mucho frío y habrá pocas horas de sol.

Cantabria, felices y relajantes fiestas

Balneario de Solares, CantabriaBalneario de Solares, Cantabria

A veces pensamos que salir fuera, muy lejos de vacaciones o pasar las navidades en el extranjero puede ser un recuerdo imborrable, pero un balneario con un buen menú y un circuito termal para entrar en el nuevo año relajado y feliz puede ser el destino ideal para acabar el 2013. En Cantabria está el Balneario de Puente Viesgo, uno de los mejores en lo que a hotel e instalaciones se refiere, un lujo cercano. Y aunque no lo parezca los precios son muy asequibles. Además allí es imposible aburrirse: bicicletas, ludoteca, sala de proyecciones, pádel o gimnasio son algunas de las propuestas que ofrecen para pasar el rato si no te apetece salir o el tiempo empeorara.

En los alrededores hay multitud de sitios apetecibles que pueden hacernos pasar el rato de maravilla. La Vía Verde del Pas o las Cuevas del Castillo son alguno de los encantos naturales que hay allí mismo, sin tener que desplazarse, pero también rutas por el románico cántabro o visitar museos o queserías. Cantabria es una comunidad autónoma pequeña pero repleta de rincones que harán que las navidades sean diferentes.

Mucha gente disfruta de las fiestas y los bailes en estas fechas pero también es un momento ideal para dejar la algarabía y sumergirse en las curativas aguas de un balneario para empezar el nuevo año con más energía y menos estrés.

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.