50 recetas de polos

Mucho más fáciles de hacer que los helados, los polos son una buena alternativa de merienda picoteo refrescante y saludable.

Eva Celada26/05/2015
Los polos tienen la ventaja sobre los helados de no necesitar maquina para hacerlos, además de resultar refrescantes y, tal y como nos los proponen los autores, pueden ser una delicia. Polos de fruta, de leche y miel, de cerezas y grosellas, de piña y coco, de mojito... en total cincuenta que pueden convertirse en golosinas para el verano y que, además, alimentan. Las técnicas y conceptos básicos están perfectamente explicados hasta la página 18. Después viene la parte divertida, que tiene que ver con moldes, decoraciones y sugerencias; y, finalmente, todas las recetas, perfectamente ilustradas. Una de las combinaciones más sencillas y refrescantes es la que une naranja y limón, que se hace con ralladura muy fina de 1 naranja, 75 gr. de azúcar granulado, 4 cucharadas de agua, 600 ml. de zumo de naranja recién exprimido: unas 6 naranjas y 80 ml. de zumo de limón recién exprimido: unos 3 limones. La clave es hacer un almíbar con la ralladura de naranja, el azúcar y el agua cociéndolo a fuego lento, después se retira y añaden los zumos. Se rellenan los moldes y se introducen los palos... Y así se pueden hacer de frambuesa y lima, de limón y jengibre al que se introduce rodajas de limón, de moras, de fresas con nata... dan ganas de ponerse ya a hacerlos. En Estados Unidos, el Ice Kitchen y sus puestecillos en la calle son habituales, pronto lo serán también en España y, mientras, tenemos este estupendo libro que desde Con Mucha Gula os aconsejamos.

Título:

50 recetas de polos

Categoría:

Cocina Dulce

Autor:

César y Nadia Roden

Editorial:

Blume

Páginas:

127

Formato:

Tapa dura

ISBN:

9788416138371

Precio:

14,90 €

Fecha de publicación:

May 2015