Con las costumbres gastronómicas de más de 20 países
Navidades en el Mundo: desde el hueso de los deseos de Irlanda a las siete uvas de Brasil
Te gustará saber que en Río de Janeiro se recibe el año en la playa vestido de blanco, que Filipinas tiene una Navidad similar a la española, que en Italia se toman lentejas con las campanadas o que en Polonia se reserva un sitio para los ausentes.

Redacción

Fotografías:

Traducción:

Actualizado
22/12/2016


Aunque en muchos casos la globalización está unificando las celebraciones navideñas, cada país tiene sus ritos y costumbres, que podemos conocer y disfrutar si viajamos a ellos en estas fiestas. También como sugerencia, podemos adoptar algunos que son realmente divertidos y entrañables.

En Europa, mucha tradicción

ALEMANIA: Navidad con música

En este país centroeuropeo en Nochebuena se cena pato, lombarda y pastelillos de patata, en especial las bolitas de patatas. Muchos alimentos y adornos, principalmente de madera, se compran en los múltiples mercadillos del país, donde se sirve además vino caliente especiado, una excelente forma de calentar el cuerpo durante los días más fríos del invierno.

Los dulces típicos de estas fiestas son el Pan de especias “pan d’epice“, bizcocho y almendras tostadas. Tampoco faltan los Papa Noel de chocolate. En Nochevieja se toma Fondue y Raclette, y a las 12 de la noche del día 31 todos brindan con vino espumoso. Se pone el árbol, se va a la iglesia y se tocan instrumentos. En Alemania la Navidad tiene música.

BÉLGICA: Mercadillos en todo el país

Pudding de Navidad inglésPudding de Navidad inglés

En la ciudad de Lieja hay todo tipo de actividades en la Navidad: pista de patinaje navideña, el Festival del Cirque, el Festival de Arboles de Navidad, Happy Christm’ART… El festival de belenes se mantiene desde diciembre a mediados de Enero. Otra actividad típica de la Navidad en este país son los mercados de Hígado de pato y ganso, no en vano ambos alimentos son las estrellas de las mesas navideñas, así como el pato entero. Es frecuente cenar en casa de los abuelos. En Nochevieja los jóvenes van a los bares a beber cerveza, ya que es más barata de lo habitual. La comida suele ser una barbacoa que se hace en el interior. No se celebran las campanadas, pero se bebe vino y champagne justo en el cambio del año. En los mercadillos que hay en todas las ciudades del país se venden patatas fritas, hamburguesas, crepes, goffres, chocolate, pralines, speculos y, por supuesto, artesanía para regalar a la familia. Lo más típico en cuanto a bebidas son gluhwein, jenever y schnaps. En el fin de año también se da dinero y se enciende una vela para las personas más desfavorecidas. No hay un dulce típico, porque durante el año se toman muchos.



La cosmopolita ciudad de Bruselas tiene algunos de los mercados tradicionales más renombrados donde hay desde Los “panetones” italianos al “glüwein” alemán o el “glögg” escandinavo, sin olvidarnos del célebre “pudding” de Navidad inglés. Pistas de patinaje, el árbol navideño, la Noria y los tiovivos mágicos serán paradas obligatorias de un recorrido-iluminado. “Les Nuits Electrabel” tendrán lugar en la Grand-Place: bolas gigantescas y translúcidas de 3 metros de altura,

DINAMARCA, Navidad de cuento

Los mercadillos ofrecen artesanía además de café, bizcochos, buñuelos artesanales o vino calienteLos mercadillos ofrecen artesanía además de café, bizcochos, buñuelos artesanales o vino caliente

En Odense celebran todos los años el Mercadillo de Navidad Hans Christian Andersen. Este año, las fechas en las que se podrá disfrutar de este espectacular Mercadillo de Navidad van entre finales de noviembre y principios de diciembre. Los castillos alrededor de Odense también ofrecen sus instalaciones para un escenario de navidad que te transporta a tiempos casi olvidados. Por ejemplo, en Harridslevgaard visten todo el castillo para Navidad, decorando cada una de las salas de distinta manera, con decoraciones especiales y una búsqueda del tesoro para los niños. También se puede comprar artesanía y productos gastronómicos típicos de la época (www.harridslevgaard.dk). A finales de noviembre se enciende el tradicional árbol de navidad durante una gran fiesta, un acontecimiento que atrae a mucha gente a Flakhaven, entre ellos el mismísimo Papá Noel. En Aarhus la magia de la Ciudad Antigua y su Mercadillo de Navidad empieza el 22 de noviembre, cuando los 75 edificios magníficamente restaurados se visten de fiesta de la misma manera que se hacía 100 años atrás. Treinta salas en 21 edificios se vuelven vivas e interactivas con las costumbres y tradiciones de las fiestas navideñas (www.dengamleby.dk). El 28 de noviembre abre el mercadillo de artesanía en la Sala Ecuestre, que rebosa de ambiente navideño y ofrece unos decorados espectaculares, con casi cien puestos ofreciendo artesanía danesa además de café, glögg, bizcochos y buñuelos artesanales.

ESCOCIA: Salmón ahumado y el “hueso de los deseos”

En los mercadillos de navidad se puede encontrar artesanía y productos locales para disfrutar durante las fiestas (c) Joseph JeanmartEn los mercadillos de navidad se puede encontrar artesanía y productos locales para disfrutar durante las fiestas (c) Joseph Jeanmart

En diciembre se celebran los festivales de invierno en  Edimburgo y Glasgow, así como el festival de fuego tradicional en Stonehaven, o los Hogmanay (Nochevieja) celebrados en las calles. También cabe destacar los mercadillos, un paraíso para los amantes de la comida. El Mercado de los Highlands vende los productos de calidad de la región, como la carne de venado, las galletas de avena y los quesos de Escocia. George Square, en el centro de Glasgow, se transforma con una pista de patinaje y el pueblo se muestra engalonado para la navidad. La cena de Nochebuena es siempre muy especial: comienza con el salmón salvaje ahumado en la isla de Skye, se sirve con el pan integral y mantequilla y un trozo de limón. Una cena tradicional comprende un pavo asado, las coles de Bruselas, las patatas asadas, la salsa de arándanos, un relleno de nueces, las salchichitas envueltos en bacón y mucho jugo en el pavo asado.

Una tradición de la cena es “el hueso de los deseos”. El hueso del pavo parece como la letra ‘Y’. Dos personas toman un parte del hueso y tiran, y la persona que se queda con la parte más grande puede pedir un deseo. El postre suele ser un pudin rico de fruta y frutos secos. Se empapa el pudin con el brandy en llamas para rechazar los espíritus malignos (y también calentar el pudin). Un “mince pie” es la manera perfecta para termina la cena: un pequeño pastel de picadillo de fruta. Y por supuesto, un buen whisky escocés. En Nochevieja, para darle la bienvenida al nuevo año se toma la mano de los vecinos y amigos y se canta “Auld Lang Syne”. Esta canción fue escrita por el poeta nacional de los escoceses, Robert Burns. “Auld Lang Syne” significa “hace mucho tiempo”. Se trata del amor y las amistades del pasado. Después de medianoche se visita la casa de los vecinos, aunque hay otra tradición que se llama “First Footing” (el primer paso). Para tener suerte, la primera persona que entra en la casa en el nuevo año debería ser un hombre alto y moreno, y debería ofrecer un regalo a la casa como el carbón, para que la casa este caliente y segura, o la galleta shortbread, para que la casa nunca tenga hambre. En año nuevo se celebra también el festival de fuego en Stonehaven, o las noches de fiesta de la calle de Edimburgo y Glasgow.



FRANCIA, foie y champagne

Buche de Noel, endulzando las navidades francesasBuche de Noel, endulzando las navidades francesas

La Navidad estandar en Francia es puro glamour. En la cena de Nochebuena se toma pavo, pato u oca, tambié foie y salmón. Para beber se toman vinos rosado, blanco o tinto y, por supuesto, champagne. De postre el dulce típico francés de la Navidad “el buche”, que es un brazo de gitano decorado por fuera con chocolate como si fuera un tronco de árbol. La cena de Nochevieja, sin embargo, no tiene tanto componente familiar, y muchos quedan ente amigos e incluso se cena fuera. No se toman uvas ni nada similar con las últimas campanadas del año, unicamente se brinda con champagne en los primeros segundos del año nuevo. En todas las ciudades hay mercadillos que venden artesanía, así como comidas y bebidas de cada región, es frecuente que todos ellos vendan cucuruchos de castañas recien asadas y también vino caliente y zumo de manzana caliente, preferentemente en las zonas más frias. Un dulce que se regala con mucha frecuencia es el marrón glacé: castañas peladas, cocidas y glaseadas; también es típico, sobre todo para los niños, el carbón dulce.

FRANCIA, en los Midi-Pyrénées navidades blancas

Las celebraciones navideñas comienzan el día 24 de diciembre hasta el 2 de enero y se festejan alrededor de una mesa copiosa rodeados de familiares y amigos. En la mayoría de los hogares hay árboles de Navidad y la “creche”: estrablo. En la cena de Nochebuena, la mesa esta llena de alimentos tradicionales franceses: foie-gras (de pato o de oca), boudinc blanc (morcilla de color blanco), pavo asado, buche de nöel (pastel recubierto de chocolate y trufa), bombones y champán. La mayoría de estos productos se compran en los mercados navideños, como el de Labassere, Arcizans Dessus o el de Revel (con atracciones navideñas, animaciones en la calle, Papá Noel…). Los “marches au gras ” son también una costumbre típica de estas fechas, sobre todo en Gers. Se trata de un mercado tradicional en el que se vende pato, foie gras de pato o de oca para cocinar en los menús de nochebuena. La misa del Gallo se hace en muchos casos a última hora de la tarde, y no a las 12 de la noche. Un regalo típico de esta zona son los peluches, que los hace desde hace veinticinco años un artesano de Cordes Sur Ciel, Paul Bourdet. Su taller es lugar de visita obligada para los niños en Navidad. Las felicitaciones por el año nuevo se envían en enero, también en este mes, y se toma mucho la Galette des Rois, que es un pastel muy parecido al Roscón de Reyes que en su interior contiene una feve o figurita, que quien la encuentre es coronado rey y debe regalar la próxima galette.

GRECIA, la Navidad es para los niños

Melomakarono, uno de los dúlces típicos navideños en GreciaMelomakarono, uno de los dúlces típicos navideños en Grecia

En la mañana del 24 de diciembre los niños cantan villancicos (Kàlanta) utilizando un intrumento musical que se llama “Trígono”. También se toma el “Cristópsomo” que significa “el pan de Jesús”, un pan de especial de levadura que tiene una cruz dibujada encima. El día 25 este pan se reparte entre los miembros de la familia. También el 25 se toma pavo, aunque la mayoría de las familias griegas prefieren el cerdo y en otros casos la cabra. Pero es el cerdo el alimento que más se toma en Navidad. En Grecia no hay Papa Noel, y los niños reciben sus regalos de “Agios Vasílis”: San Vassílios. El día 31 a las 12 se apaga la luz y se enciende inmeditamente para simbolizar el año nuevo que viene, además ese mismo momento hay una tradición que se llama el “podarikó” y es que una persona con fama de ser afortunada tiene que entrar en la casa con el pie derecho. El 1 de enero se toma la “vasilópita” (torta de Agios Vasílis). dentro de la vasilopita hay una moneda y la persona que elige el trozo con la moneda gana dinero o un regalo o, simplemente tiene suerte por todo el año; algunas familias golpean una granada contra el exterior de sus casas para tener buena suerte. Los dulces más caracteristicos son el “Melomakárono“, una especie de croquetas de de masa con azúcar; el “Kurampié”, con azúcar glass; y la “dipla“. El día 6 el sacerdorte bendice las aguas, si la ciudad tiene mar bendice el mar, si tiene lago o río igualmente, y si como es el caso de Atenas no tiene nada, bendice la cisterna de la ciudad y después lanza una cruz, en ese momento los hombres intentan cogerla. En otros lugares el sacerdote bendice las casas. La Navidad termina el 7 de enero, el día de “Agios Ioannis” San Juan.

HOLANDA, con patatas fritas

Los holandeses celebran especialmente los días 25 y 26 de diciembre. En la comida principal se toma carne, especialmente de caza, y uno de los platos más habituales es el conejo, siempre acompañado con patatas fritas, arroz o pasta. También se tiene costumbre de visitar los belenes de la ciudad sobre todo las familias con niños. Los mercadillos de navidad son muy grandes, y en ellos se pueden comprar productos típicos, dulces y adornos, aunque no se vaya a comprar nada también se visitan. No hay regalos típicos pero muchas familias ofrecen una sorpresa regalando poemas, una tradición que comenzó a hacerse en Santa Claus y que ahora también se hace en Navidad.



En Nochevieja se come lo que más gusta a la familia, dependiendo de los años, aunque siempre se toman buñuelos. No hay uvas, ni campanadas, y cuando llega el año se bebe champagne y en ningún lugar faltan los fuegos artificiales; la gente joven y los menos jóvenes se van después de fiesta.

INGLATERRA, la Navidad cosmopolita

Los mercadillos navideños venden productos alemanes en Londres: cerveza, vino caliente y salchichas. También hay muchas pistas de patinaje al aire libre, normalmente alrededor de los museos más conocido. Las vitrinas de las tiendas más grandes, como Selfridges o Harrods, se convierte en escenas de Navidad: todos los niños van con sus padres a ver los escaparates. En la cena de Nochebuena se toma jamón, algo que no se suele comer prácticamente ningún día del año, ya que su preparación es muy difícil. Se trata de jamón asado, al que se pone diferentes guarniciones. En Nochevieja no se toma nada en especial, es una noche más para la gente joven, para salir, y no se celebran las campanadas, únicamente se bebe champagne en el último minuto del año. No hay dulces típicos de la Navidad, salvo el chocolate, que se toma en esos días de mil maneras. Se bebe vino caliente y la Navidad es también el momento preferido de los británicos para ir al Ballet.

ITALIA, Panettone y lentejas

Pannetone, un clásico italiano por navidad con creciente presencia internacionalPannetone, un clásico italiano por navidad con creciente presencia internacional

Las Navidades en Italia se celebran de forma muy diferente en cada zona. No obstante, hay algunos elementos iguales para todos. La cena de Nochebuena es más celebrada en la zona sur, donde se hace una cena de vigilia con base de pescado, como por ejemplo el bacalao, la merluza o el besugo. Tampoco falta en estos días el Panettone, pan dulce con frutas escarchadas y pasas; y el Pandoro, con azúcar glass. También se toma el turrón, blando o duro, el que lleva cacahuetes simboliza bienestar económico y prosperidad. La comida del día 25 se celebra más en el norte de Italia, en ella se come carne, uno de los platos más clásicos es la Farona, que es gallina, y prácticamente no se toma pavo. En Nochevieja es típico cenar “cotechino” (salchicha rellena) o “zampone” (pezuña rellena). Con las campanadas se comen lentejas, se descorcha espumoso, que allí se llama espumante (Ferrari o Berlucchi son algunos de los que más gustan), en el sur se tiran petardos y en el norte se lanzan fuegos artificiales. En Nápoles es costumbre tirar por la ventana cosas viejas. Befana es la bruja buena que el día 6 de enero trae golosinas a los pequeños, también Papa Noel trae los regalos el día 24.

MADEIRA (PORTUGAL), pura Nochevieja

Madeira celebra por todo lo alto la Nochevieja con el mayor espectáculo pirotécnico del mundoMadeira celebra por todo lo alto la Nochevieja con el mayor espectáculo pirotécnico del mundo

El espectáculo más impactante estará ubicado en el anfiteatro de Funchal, capital de la isla, transformado en un grandioso pesebre que será iluminado con más de 250 mil lámparas de colores. La Navidad se celebra por todo lo alto y finaliza en Nochevieja con el mayor espectáculo pirotécnico del mundo, reconocimiento obtenido en 2006 y con el que se batió el Record Guiness al mayor espectáculo del mundo. Desde principios de diciembre hay bandas filarmónicas y los belenes que engalanan los rincones de la capital, también llamados Lapinhas, aparecen adornados con centros de frutas y trigo fresco iluminando el portal. Asimismo, el 15 de diciembre es el comienzo de las “Missas do Parto”, que empiezan al amanecer para celebrar los nueve meses de embarazo de la Virgen María, y que se celebran con procesiones, especialmente en las iglesias rurales. Las compras para la cena de Nochebuena se convierten en todo un evento en la Noche del Mercado, que tiene lugar el 23 de diciembre en el Mercado dos Lavradores, plagado de puestos y abierto durante toda la noche. La matanza del cerdo, días antes de Nochebuena, también cuenta con una tradición muy arraigada en las islas, habiéndose convertido en una fiesta llena de animación donde familias y vecinos se reúnen para disfrutar de la gastronomía típica de la época. Las delicias culinarias de estas fechas son el asado de cerdo, las tartas de miel, o el surtido de frutas tropicales. El día 31 con las campanadas no se toman uvas sino pasas, al igual que en el resto de Italia.



POLONIA, un sitio para los ausentes

Sopa de remolacha Borsch, clásica en el menú navideño polacoSopa de remolacha Borsch, clásica en el menú navideño polaco

El día 24 de diciembre, según la tradición, los polacos se abstienen de comer hasta la hora de la cena, cuando empieza a verse la primera estrella en el cielo, teniendo en cuenta que la noche cae mucho antes que en España, suele ser sobre las 4 ó 5 de la tarde cuando se empieza a cenar. La tradición indica que la mesa tienen que estar cubierta con un mantel blanco, debajo del cuál se pone un poco de heno para recordar el pesebre. Obligatoriamente se sirven doce platos (por los doce apóstoles), aunque son raciones pequeñas y no se suele servir carne para la cena, predominando los arenques como entrantes, sopa de remolacha “borsch” o sopa de setas, las empanadillas polacas rellenas de choucrut con setas, carpa frita, ensaladas de lombarda, y de postre pasteles con el relleno de semillas de amapola y frutos secos y, para terminar con una compota de frutos secos. Otra de las tradiciones que se sigue a rajatabla es dejar un cubierto de más en la mesa: ese día si alguien llama a la puerta, hay que tener sitio preparado. Antes de empezar la cena se comparte la hostia, anteriormente bendecida en la iglesia, deseándose salud, amor, dinero, etcétera, para el próximo año. El tiempo hasta la misa del gallo transcurre entre la entrega de los regalos y los villancicos. Pasada la misa, muchas veces la fiesta continúa y ya se puede tomar carne. La Nochebuena y el día de Navidad tienen carácter familiar y el día 26 de diciembre también es festivo en Polonia, y se dedica a recibir o visitar a los amigos.

SUECIA, arenques y vino caliente

En nochevieja se puede ver a los suecos tiritando de frío y con nieve hasta las rodillas, brindando con champán heladoEn nochevieja se puede ver a los suecos tiritando de frío y con nieve hasta las rodillas, brindando con champán helado

El espíriu navideño comienza a finales del mes de noviembre. Es un buen momento para saborear la belleza de ese país escandinavo. Una magnífica idea es navegar entre los entresijos de la capital del reino, Estocolmo. Para ello se puede pasear en barco y empaparse de naturaleza, a la vez que degustar la mesa navideña típica sueca con arenques, salmón, jamón… un buffet con mas de 30 platos. Y al final de trayecto, al arribar a puerto, la iluminación de la ciudad ya no deja lugar a dudas, la Navidad ha llegado (www.stromma.se). Gotemburgo es la segunda ciudad más importante del país y tiene fama de ser la ciudad con más espíritu navideño de toda Escandinavia. Para olfatear esa magia especial de las Navidades, qué mejor que comprar una de las tarjetas turísticas “GöteborgsPasset” y perderse por la ciudad disfrutando de mercadillos, museos, comida, tradiciones y de todo tipo de atracciones. Una de las más sorprendentes es el árbol cantante, aunque tampoco hay que perderse patinar sobre hielo en el parque de “Bältespännarparken” o asistir a la proyección de la película navideña sobre la fachada de 1.500 metros cuadrados del Museo de Arte de Gotemburgo. En todo el país hay mercadillos, en los que se venden castañas asadas, galletas de jengibre y vino caliente aderezado con especias, azúcar y miel. Los restaurantes sirven la tradicional smorgasbord navideña de Suecia. La nochevieja suele coincidir con un frente frío, y hacia medianoche se puede ver a los suecos tiritando de frío y con nieve hasta las rodillas, brindando con champán helado y encendiendo las mechas de cohetes y petardos.

REPÚBLICA CHECA: Todo por los niños

Los mercadillos navideños son una de las atracciones navideñas en la República ChecaLos mercadillos navideños son una de las atracciones navideñas en la República Checa

El día 26 de noviembre, el primer domingo de adviento, se inicia la iluminación y comienza la temporada de los mercadillos navideños donde, además de probar vino caliente o el jamón de Praga, se pueden comprar los adornos para el belén o las bolas del árbol, sobre todo las de cristal. La noche del 5 de diciembre es importante para los niños, ya que llega el arzobispo San Nicolás, que viene acompañado de un diablo y un ángel, y que a los niños buenos les trae un regalo y un dulce, y a quienes no han obedecido carbón y patatas crudas. Los niños preparan las canciones y poemas para San Nicolás y prometen que se van a portar bien.

El momento cumbre es la Nochebuena, cuando se reúne toda la familia tras asistir a la Misa de Gallo, y en la cena se toma un menú tradicional basado en sopa, carpa rebozada, una ensaladilla de patata, frutos secos, naranjas y una variedad inmensa de pastelitos y pastas. Con estos alimentos hay varias curiosidades: las carpas se suelen comprar vivas, se ponen en agua en la bañera hasta que se sacrifican, pero a veces los niños se encariñan con ellas y hay que devolverlas al río y comprar otras en la pescadería. En Praga es costumbre ir al centro con los niños, soltar las carpas y brindar con champagne, también tomar las pastas, que cada familia hace en su casa y que después se intercambian con otros familiares y amigos. Cuando se ofrecen, lo habitual es decir: “Este año no me han salido muy buenas”, para que te digan que todo lo contrario: que están deliciosas. Las casas huelen a canela y azúcar, y se decoran. El árbol, sin embargo, se mantiene oculto en una habitación con los regalos. Tras la cena suena una campanilla que indica que el Niño Jesús ha nacido, entonces se abre la puerta del cuarto a los niños y se intercambian los regalos, que trae el Niño Jesús, y no Papa Noel. Ése es el momento más mágico de la Navidad checa, y ni siquiera durante el comunismo en la ocupación soviética se dejo de creer en el Niño Jesús.

El vino caliente es un clásico navideñoEl vino caliente es un clásico navideño

Muy diferente es como se festeja la Nochevieja: se está de fiesta toda la tarde y la noche, y justo cuando son las doce se brinda con champagne y continúa la fiesta. Al día siguiente se comen lentejas, para tener mayor prosperidad. El día 2 de enero acaban las Navidades, los niños van al colegio y los padres a su trabajo, y aunque el día 5 los Reyes Magos bendicen las casas, no traen regalos, de hecho en República Checa ni siquiera es día festivo.

Para atraer la buena suerte es costumbre partir una manzana por la mitad y que salga una estrella, o hacer barquitos con cáscaras de nuez y velas: si flota es que se hará un viaje, o también besar a quien amas debajo del muérdago, porque así el amor se mantendrá.

AMÉRICA… del norte y del sur

CANADÁ: En trineo a la misa del gallo

La mañana del 13 de diciembre en muchos hogares de la isla de Vancouver, bañada por el Pacífico, desayunan galletas de gengibre, pan “lussakater”, “pepparkakor” y café. En el otro extremo del país, en Terranova, hay árbol de Navidad, Misa de Gallo y regalos, y los jóvenes se disfrazan y van de puerta en puerta, visitando a los ancianos y a los enfermos. También hay espectáculos de música y canciones en la calle, se les llama “mummuring” o “janning”, según la región de Terranova. Estos “carolers” tienen su origen en los trovadores de la Edad Media. En las familias francocanadienses, principalmente agrupadas en la provincia de Quebec, se hace honor a las tradiciones de los primeros colonos franceses: toda la familia participa en la decoración de la casa, pone el árbol y prepara el nacimiento o un pequeño portal de Belén.

Los Tourtières de carne picada son típicos de QuebecLos Tourtières de carne picada son típicos de Quebec

El día de Nochebuena, último día de adviento, oficialmente día de vigilia, se sirve una comida de mariscos y pescado. Se cena después de la misa de Gallo, tras la media noche y al regreso, los amigos, parientes y toda la familia se reúnen en torno al árbol de Navidad, se dan los regalos y después se pasa a la cena: el menú suele constar de aperitivos, entradas, “tourtiêre”: Pastel de carne picada típico de Quebec; pavo u oca rellenos, verduras, ensaladas, tartas y pasteles de frutas o el tronco de Navidad y suculentos pasteles de crema como postre. Se toma vino. En las zonas más alejadas de Quebec todavía se va en trineo tirado por caballos a la misa del gallo, al regreso de la iglesia se celebra la cena tradicional y se distribuyen los regalos. Un anciano, el abuelo o un amigo de la familia, tocará el violín o el piano para que baile toda la casa. El menú de esa noche estará confeccionado también por los “Tourtières” (pastel de carne picada), los “cretons”, especialidad hecha con chicharrones, quesos del país, tarta de azúcar de arce, pan casero, sin contar el pavo tradicional en todo Canada. Para los métis, pueblo formado de la unión de los canadienses franceses o de cualquier otro blanco con los indios de Canadá, el 24 de diciembre marca el comienzo de una fiesta que puede durar dos semanas. En la comida tradicional y dependiendo de la región, se sirven las partes más tiernas del bisonte o del caribú, cocinadas con carne de cabrito y de arce, bayas, patatas y arroz silvestre. Después se ponen a cantar y a bailar al son del violín, se organizan concursos y, al amanecer, los más enérgicos montan a caballo hasta el momento de volver a comenzar la fiesta.

ESTADOS UNIDOS: Jamón y Ponche

El día navideño por excelencia en Estados Unidos es el día 25 de diciembre. Toda la familia se reúne alrededor de una mesa bellamente montada, en la que no falta el jamón al horno o el asado de carne de vaca con guarnición de patatas a la crema, y de postre Tarta de manzana o queso. El pavo, imprescindible el día de Acción de Gracias en Noviembre, apenas se toma en Navidad en el país.

El ponche es también protagonista de la comida navideña, se sirve con huevo y se acompaña con galletas caseras adornadas con motivos navideños que, con frecuencia, prepara toda la familia. Papa Noel deja los regalos bajo el árbol, la mayoría de los hogares ponen uno, por el contrario muy pocos colocan el belén. Los regalos se entregan el mismo día 25.

Se celebra la Nochevieja con frecuencia fuera de casa, el reloj que da las horas es el Time Square en New York, donde acuden miles de personas aunque a veces se está a 5 grados bajo cero. No lo ve todo el país por las considerables diferencias horarias entre las dos costas. No se toman uvas, pero en las cenas con orquesta el director marca la cuenta atrás y justo en el momento de cambio del año se brinda con champangne.

COLOMBIA, los más humildes: marranito y licores

Dependiendo de la clase social, en Nochebuena la gente toma cosas diferentes: la clase social media-alta toma pavo, mientras que la gente del pueblo come lo que se conoce como lechona: cerdo, mientras que el resto de las familias intentan hacer platos como paella o asados, fáciles de repartir a toda la familia, que generalmente es muy numerosa. Las clases más populares brindan en Nochevieja con licores tipicos, como el ron y el aguardiente, mientras que las clases medias y altas lo hacen con champagne. Hay muchos mercados de Navidad y los de diciembre son los más importantes. En ellos venden dulces tipicos como buñuelos o natillas, que se comen juntos. Se escucha música y se baila bajo el alumbrado de los parques y en Medellín en el Rio, aunque es ilegal, y la gente compra pólvora para hacer fuegos artificiales.

MÉXICO, Navidades en familia

Nueve días antes de las Navidades se celebra la tradición de las Posadas, conmemorando la búsqueda de María y José de un lugar para resguardarse cuando viajaban de Nazaret a Belén. Se cantan villancicos a la puerta de las casas y los vecinos ofrecen comida y bebida a los visitantes, también se rompe la piñata, que está llena de dulces. Tampoco faltan los aguinaldos, el ponche, las velas, la fruta, las luces de bengala e incluso la cena y los regalos. El 23 de diciembre se celebra la noche de los Rábanos en Oaxaca, una tradición de 1897 en la que los agricultores esculpen con sus verduras y compiten por conseguir la más original. Las familias van a misa del gallo a las 10 de la noche, se acerca el niño al belén y al regreso se cena, sobre las once. La cena de Nochebuena más habitual es el Borrego a la Fúnebre, una especie de cordero que se cocina en una caja de madera a las brasas. Se bebe ron y tequila, otros hogares toman carne de vaca, aguacates rellenos o dulces. Después de la cena se reparten los regalos y durante la noche se ofrecen algunos obsequios más pequeños. En Nochevieja hay también misa, en la que se da Gracias a Dios por el año. Con las campanadas se toman las uvas y se brinda con sidra. Es costumbre también, en estos primeros momentos del año, que los miembros de la familia de mayor a menor digan unas palabras, algo muy emotivo para la familia. Antes de acostarse, sobre las siete de la mañana, se toma caldo y tacos. La primera comida familiar del 1 de enero son lentejas, que simbolizan abundancia. El día 5 por la noche se toma “rosca de Reyes”, algo parecido al roscón de reyes y que tiene 3 sorpresas, y a quienes les toquen tienen que pagar el 2 de febrero, día de la Virgen de la Candelaria, una comida de Tamales.

PARAGUAY, licor y turrones

Prácticamente no se come el día de Nochebuena, a las diez de la noche se va a la Misa del Gallo y al regreso se cena en familia. El plato más tradicional es un guiso de gallina casera y también la sopa Paraguaya, que tiene harina de maíz, queso, huevo y manteca. También se ponen otros platos, como ensaladilla y un dulce similar al Panettone, que lleva frutas y pasas. Durante la noche se visita a los vecinos y se ofrecen turrón y sidra. El día de Navidad se toma la comida que sobra del Nochebuena. El último día del año se cena Asado al horno, caldo y las campanadas se toman con las tradicionales uvas. También hay costumbre de brindar esos primeros momentos del año con un licor que se llama “Clerico”, que tiene vino, zumo de naranja, azúcar y frutas tropicales.

BRASIL: fin de año en la playa vestidos de blanco

La coincidencia de las navidades y el verano en Brasil producen curiosas imágenes como estaLa coincidencia de las navidades y el verano en Brasil producen curiosas imágenes como esta

En Brasil conviven varias religiones, pero la católica es la predominante, lo que ha determinado mucho su cultura. Se sigue la tradición europea que trajeron consigo los inmigrantes que llegaron de este continente, en especial los portugueses, españoles, italianos y alemanes. A pesar de que el calor es muy intenso durante esa época en la mayor parte del país, ya que coincide con el verano, comparten algunos platos de la gastronomía española y la típica decoración navideña. También se siguen tradiciones como la Misa del Gallo a medianoche. En Nochebuena se suele cenar en familia. Suele ser típico tomar pavo, que se denomina “chester”, jamón, bacalao al horno o lomo de cerdo, entre otros platos, aunque hay variaciones dependiendo de cada una de las religiones del país. Los postres también son muy variados, en general a base de huevo y de coco, y son muy típicas las torrijas, como en España y en Portugal, así como el Panettone, al igual que en Italia. Además, nunca faltan los frutos secos.

Los regalos se dan en Nochebuena y, si hay niños en casa, los padres, además de poner algún regalo en el árbol de navidad, dejan regalos bajo las camas de sus hijos para que los encuentren al despertar. Papá Noel es quien les trae los regalos, ya que no se celebra el Día de Reyes, siendo en esa fecha precisamente cuando se retiran los adornos. También es muy tradicional la comida del día 25 que se denomina de “entierro de los huesos”, ya que se come lo que sobró de la cena de Nochebuena.

Celebración de la nochevieja en las playas de BrasilCelebración de la nochevieja en las playas de Brasil

En Nochevieja en algunas regiones de Brasil también se comen las uvas, aunque solamente siete, y en otras se guardan semillas de granada en la cartera. Muchas personas lo celebran en casa con la familia, aunque el día de fin de año también es muy común pasar la noche en clubs, discotecas y, sobre todo, en las calles y playas, y siempre con fuegos artificiales. La fiesta de Año Nuevo es uno de los acontecimientos más populares de Río de Janeiro. Los barrios de Ipanema, Lagoa Rodrigo de Freitas, Leblon y Marina de la Gloria y, sobre todo, la playa de Copacabana se llenan de personas vestidas de blanco alumbradas por las luces de los fuegos artificiales y acompañadas por la música de los conciertos gratuitos que se celebran a lo largo de los 4 kilómetros de orilla. Las calles de la conocida como “Cidade Maravilhosa” se cierran al tráfico para que los viandantes puedan disfrutar de los diferentes espectáculos musicales, ofrecidos por artistas nacionales e internacionales, mientras que en las playas se pueden presenciar manifestaciones del sincretismo religioso brasileño, en las que devotos del Candomblé y de la Umbanda hacen ofrendas a Iemanjá, la reina de las aguas, con bailes al son de música de origen africano, y las “filhas do santo” (sacerdotisas africanas) encienden velas y echan al mar barquitos cargados de regalos y flores. También abundan las fiestas en hoteles, siendo especialmente conocidas las que se desarrollan en los ubicados en la Avenida Atlántica.

Para atraer la buena suerte es frecuente vestirse de blanco la noche del 31 de diciembre. Si se está en la playa, es costumbre saltar siete olas con el pie derecho o dar una vuelta a la manzana con una maleta después de las 12, para atraer los viajes.

TAHITÍ, Navidades caribeñas

La cena de Nochebuena para las familias tahitianas de clase alta se celebra muy “a la francesa”: ostras, mejillones, salmón, pavo y foie gras, aunque lo más tradicional en la isla esa noche es la patata dulce, el pez crudo en leche de coco, la mandioca, los plátanos cocidos y los pescados a la barbacoa. El día 31 por la noche se celebra mucho menos, normalmente hay orquestas que tocan música tahitiana, desde el principio del día hasta el nuevo año, y todo el mundo canta y baila. También se suele hacer esa tarde noche una barbacoa con pollo, carne y pescados… que se acompañan con una ensalada rusa, que allí es un plato de lujo. Las bebidas más habituales son la cerveza Hinano y Heineken, y también el ponche, bebida por excelencia de la isla. Aunque no hay mercadillos de Navidad, la gente decora a fondo su casa con luces y guirnaldas. El plato típico de Tahití es el pescado crudo en leche de coco, que puede ser atún rojo o blanco cortado en pequeños trocitos con tomates, “conconbres” y otras verduras mezcladas con limón y leche de coco. Con frecuencia la celebración de Nochevieja se hace en la playa: se montan las barbacoas y se decora la zona donde va a estar la familia con flores, mientras los jóvenes y los niños juegan en el agua, bailan y celebran el fin de año.

En Asia

FILIPINAS, con mucha influencia española

El lechón asado es uno de los principales platos filipinos, también en navidadEl lechón asado es uno de los principales platos filipinos, también en navidad

Estas fiestas son muy importantes para los filipinos, que durante nueve días van a la Misa del Gallo de madrugada, aunque el día 24 se tiene a las diez y después se cena con la familia más cercana: padres e hijos. La cocina y costumbres navideñas tienen una gran influencia de España, no hay que olvidar que los españoles estuvieron cuatrocientos años en Filipinas, y también hay influencias de Indonesia y Malasia, por eso en la mesa esa noche hay platos tan diferentes como el lechón, el jamón, el pollo relleno, el queso de bola, los snack de piel de gamba, los camarones o los Suman Sa Lihiya, también hay muchos dulces como los polvorones filipinos, hechos con mantequilla, leche en polvo y azúcar, las ensaymadas, similares a un bizcocho, o la leche flan. Tras la cena se intercambian los regalos, que los miembros de la familia dejan bajo el árbol, también para las personas que están trabajando en casa. No se cree en Papá Noel y aunque hay fiesta de los Reyes Magos, éstos no traen regalos.

Farolillos y luces llenan de color el país los últimos días del añoFarolillos y luces llenan de color el país los últimos días del año

La decoración navideña se inicia en calles, oficinas y hogares desde octubre, los objetos se compran en tiendas y mercadillos en la calle. En ninguna caso faltan las plantas de Pascua y el Belén, hecho de bambú. Los Reyes van sobre bueyes en homenaje a los campesinos y siempre se coloca en el lugar principal de la casa, también los faroles con forma de estrella, que simboliza la estrella que guía a los Reyes a Belén. El día 25 se dedica a toda la familia, abuelos, primos, tíos, sobrinos, que se reunen para comer juntos en un sitio, y como se suelen juntar muchas personas, cada uno lleva un plato para compartir. La cena de Nochevieja es muy parecida: siempre se celebra en casa y, como en España, se toman las uvas de la suerte y después se brinda con champagne. En las zonas rurales es frecuente que las familias ahorren durante meses para poner ricos manjares sobre su mesa durante las fiestas, algunos guisos frecuentes como el Ginataan o Dinuguan, realizados en olla de barro, se combinan con el lechón o el jamón. Todo el mundo canta villancicos en las casas e incluso se crean grupos para hacerlo en otras, y los donativos que reciben se emplean para obras de caridad.

Para atraer la buena suerte se suelen poner farolillos de diferentes colores en el jardín o las terrazas, así como tomar las uvas la noche de fin de año, mientras que los niños van a casa de los padrinos, quienes les darán regalos.

En África

COSTA DE MARFIL: compartir los alimentos

El Alloco es uno de los platos favoritos de los marfileños en navidadEl Alloco es uno de los platos favoritos de los marfileños en navidad

Antes de la llegada de los franceses había otras fiestas, pero no la Navidad. Se festejaba el cultivo del maíz o el arroz era bueno, pero tras la colonización las Navidades se viven intensamente, incluso entre los no católicos, que van igualmente a la Misa del Gallo. Se disfruta de la comida y, como son fiestas para los niños, se procura que tomen alimentos que les gusten. Las personas con medios económicos, por la influencia francesa, compran un pavo y lo preparan a la europea, también el cordero.

Sin embargo, también hay sesenta etnias y en las Navidades, según las zonas, se toman otros alimentos, algunos de los más habituales son el Alloco, plátano macho frito; la Attiéke, sémola tipo cus cus hecha con yuca; el Kedjenov, Pollo con tomate, cebolla y jengibre; o el Fou Fou, un pastel de pasta de plátano macho no muy maduro cuya ralladura negra es picante. También se suele tomar Arroz con pollo mezclado con carne. Existe la costumbre de regalar comida cuando se va a otras casas, tanto de familiares como de amigos.

Costa de Marfil NavidadCosta de Marfil Navidad

La bebida típica en estas fechas es el Gnanmankoudji: refresco de jengibre. A los niños se les da un regalo en Navidad, pero no lo traen ni Papa Noel ni los Reyes, también se les hace bizcocho, una costumbre no tan tradicional sino más reciente.

La Nochevieja se celebra en casa, pero también en restaurantes, con amigos. Es considerada una fiesta para dar gracias a Dios por otorgarnos un año más, algo que hay que festejar. A los marfileños les gusta bailar y cantar con música latina porque, aunque no se comprenda la letra, hay mucha conexión entre Costa de Marfil y lo latino. No se suelen mandar felicitaciones escritas, sino que se felicitan por teléfono y la frase que siempre utilizan es: “¡Que la Paz sea contigo!”.

Para atraer la buena suerte decoran con elementos vegetales del exterior la casa, por ejemplo poniendo limones en sobre la mesa, y otra importante señal de suerte es que toque la semilla en la porción del bizcocho de Epifanía que comamos, ya que con ella te regalarán una corona de Rey.

NOTICIAS RELACIONADAS
HAY UN COMENTARIO
  1. Avatar de Patricia Enviado por
    Patricia
    16 Diciembre 2016, 12:07 pm

    Que preciosidad de reportaje!

    Es muy interesante descubrir las diferentes costumbres navideñas! aunque lo que no cambia en ningun caso son las ganas de reunirse y disfrutar en familia…ni por supuesto la MUCHA GULA de las navidades…feliz navidad!

DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.