La coincidencia de las navidades y el verano en Brasil producen curiosas imágenes como esta

Navidades en el Mundo: desde el hueso de los deseos de Irlanda a las siete uvas de Brasil

Te gustará saber que en Río de Janeiro se recibe el año en la playa vestido de blanco, que Filipinas tiene una Navidad similar a la española, que en Italia se toman lentejas con las campanadas o que en Polonia se reserva un sitio para los ausentes.

Redacción20/12/2018

FRANCIA, foie y champagne

Buche de Noel, endulzando las navidades francesasBuche de Noel, endulzando las navidades francesas

La Navidad estandar en Francia es puro glamour. En la cena de Nochebuena se toma pavo, pato u oca, tambié foie y salmón. Para beber se toman vinos rosado, blanco o tinto y, por supuesto, champagne. De postre el dulce típico francés de la Navidad “el buche”, que es un brazo de gitano decorado por fuera con chocolate como si fuera un tronco de árbol. La cena de Nochevieja, sin embargo, no tiene tanto componente familiar, y muchos quedan ente amigos e incluso se cena fuera. No se toman uvas ni nada similar con las últimas campanadas del año, unicamente se brinda con champagne en los primeros segundos del año nuevo. En todas las ciudades hay mercadillos que venden artesanía, así como comidas y bebidas de cada región, es frecuente que todos ellos vendan cucuruchos de castañas recien asadas y también vino caliente y zumo de manzana caliente, preferentemente en las zonas más frias. Un dulce que se regala con mucha frecuencia es el marrón glacé: castañas peladas, cocidas y glaseadas; también es típico, sobre todo para los niños, el carbón dulce.

FRANCIA, en los Midi-Pyrénées navidades blancas

Las celebraciones navideñas comienzan el día 24 de diciembre hasta el 2 de enero y se festejan alrededor de una mesa copiosa rodeados de familiares y amigos. En la mayoría de los hogares hay árboles de Navidad y la “creche”: estrablo. En la cena de Nochebuena, la mesa esta llena de alimentos tradicionales franceses: foie-gras (de pato o de oca), boudinc blanc (morcilla de color blanco), pavo asado, buche de nöel (pastel recubierto de chocolate y trufa), bombones y champán. La mayoría de estos productos se compran en los mercados navideños, como el de Labassere, Arcizans Dessus o el de Revel (con atracciones navideñas, animaciones en la calle, Papá Noel…). Los “marches au gras ” son también una costumbre típica de estas fechas, sobre todo en Gers. Se trata de un mercado tradicional en el que se vende pato, foie gras de pato o de oca para cocinar en los menús de nochebuena. La misa del Gallo se hace en muchos casos a última hora de la tarde, y no a las 12 de la noche. Un regalo típico de esta zona son los peluches, que los hace desde hace veinticinco años un artesano de Cordes Sur Ciel, Paul Bourdet. Su taller es lugar de visita obligada para los niños en Navidad. Las felicitaciones por el año nuevo se envían en enero, también en este mes, y se toma mucho la Galette des Rois, que es un pastel muy parecido al Roscón de Reyes que en su interior contiene una feve o figurita, que quien la encuentre es coronado rey y debe regalar la próxima galette.

GRECIA, la Navidad es para los niños

Melomakarono, uno de los dúlces típicos navideños en GreciaMelomakarono, uno de los dúlces típicos navideños en Grecia

En la mañana del 24 de diciembre los niños cantan villancicos (Kàlanta) utilizando un intrumento musical que se llama “Trígono”. También se toma el “Cristópsomo” que significa “el pan de Jesús”, un pan de especial de levadura que tiene una cruz dibujada encima. El día 25 este pan se reparte entre los miembros de la familia. También el 25 se toma pavo, aunque la mayoría de las familias griegas prefieren el cerdo y en otros casos la cabra. Pero es el cerdo el alimento que más se toma en Navidad. En Grecia no hay Papa Noel, y los niños reciben sus regalos de “Agios Vasílis”: San Vassílios. El día 31 a las 12 se apaga la luz y se enciende inmeditamente para simbolizar el año nuevo que viene, además ese mismo momento hay una tradición que se llama el “podarikó” y es que una persona con fama de ser afortunada tiene que entrar en la casa con el pie derecho. El 1 de enero se toma la “vasilópita” (torta de Agios Vasílis). dentro de la vasilopita hay una moneda y la persona que elige el trozo con la moneda gana dinero o un regalo o, simplemente tiene suerte por todo el año; algunas familias golpean una granada contra el exterior de sus casas para tener buena suerte. Los dulces más caracteristicos son el “Melomakárono“, una especie de croquetas de de masa con azúcar; el “Kurampié”, con azúcar glass; y la “dipla“. El día 6 el sacerdorte bendice las aguas, si la ciudad tiene mar bendice el mar, si tiene lago o río igualmente, y si como es el caso de Atenas no tiene nada, bendice la cisterna de la ciudad y después lanza una cruz, en ese momento los hombres intentan cogerla. En otros lugares el sacerdote bendice las casas. La Navidad termina el 7 de enero, el día de “Agios Ioannis” San Juan.

HOLANDA, con patatas fritas

Los holandeses celebran especialmente los días 25 y 26 de diciembre. En la comida principal se toma carne, especialmente de caza, y uno de los platos más habituales es el conejo, siempre acompañado con patatas fritas, arroz o pasta. También se tiene costumbre de visitar los belenes de la ciudad sobre todo las familias con niños. Los mercadillos de navidad son muy grandes, y en ellos se pueden comprar productos típicos, dulces y adornos, aunque no se vaya a comprar nada también se visitan. No hay regalos típicos pero muchas familias ofrecen una sorpresa regalando poemas, una tradición que comenzó a hacerse en Santa Claus y que ahora también se hace en Navidad.

En Nochevieja se come lo que más gusta a la familia, dependiendo de los años, aunque siempre se toman buñuelos. No hay uvas, ni campanadas, y cuando llega el año se bebe champagne y en ningún lugar faltan los fuegos artificiales; la gente joven y los menos jóvenes se van después de fiesta.

INGLATERRA, la Navidad cosmopolita

Los mercadillos navideños venden productos alemanes en Londres: cerveza, vino caliente y salchichas. También hay muchas pistas de patinaje al aire libre, normalmente alrededor de los museos más conocido. Las vitrinas de las tiendas más grandes, como Selfridges o Harrods, se convierte en escenas de Navidad: todos los niños van con sus padres a ver los escaparates. En la cena de Nochebuena se toma jamón, algo que no se suele comer prácticamente ningún día del año, ya que su preparación es muy difícil. Se trata de jamón asado, al que se pone diferentes guarniciones. En Nochevieja no se toma nada en especial, es una noche más para la gente joven, para salir, y no se celebran las campanadas, únicamente se bebe champagne en el último minuto del año. No hay dulces típicos de la Navidad, salvo el chocolate, que se toma en esos días de mil maneras. Se bebe vino caliente y la Navidad es también el momento preferido de los británicos para ir al Ballet.