Agua con sabor: prepara en casa deliciosas aguas aromáticas

Agua con sabor: prepara en casa deliciosas aguas aromáticas

10 aguas llenas sabor para mantener la hidratación del cuerpo sin azúcares ni endulzantes

29 de mayo de 2021

Con la subida de las temperaturas es fundamental mantener el cuerpo bien hidratado, y el agua es lo más natural que podemos tomar. Las aguas aromatizadas que podemos encontrar en los supermercados suelen contener además de aromatizantes, correctores de acidez, conservadores y aditivos. Prepararlas en casa de manera 100% natural es mucho más sencillo y económico.

Para elaborarlas sólo necesitamos agua embotellada o del grifo, frutas frescas, hierbas aromáticas, especias y hielo. Es importante dejarlas macerar un poco para conseguir la concentración de los sabores, lo ideal es consumirlas el mismo día para disfrutar del frescor de los ingredientes y de todo su sabor.

Las frutas pueden añadirse en rodajas o también machacadas con ayuda de un mortero para aprovechar al máximo los jugos. Las hojas de las hierbas pueden cortarse en trozos pequeños o apretarlas un poco al fondo del recipiente para beneficiarse de sus aromas por completo.

Para elaborarlas aguas con sabor sólo necesitamos agua embotellada o del grifo, frutas frescas, hierbas aromáticas, especias y hielo

Estas son algunas de las mejores combinaciones: 

  1. Fresa, limón y menta: Trocea las fresas en dos, añade las hojas de menta bien picadas y unas rodajas de limón.
  2. Ciruela, melocotón y hierbabuena: Corta las frutas en láminas y agrega unas hojas de hierbabuena.
  3. Naranja, nectarina, lima y albahaca: Exprime una naranja y conserva el zumo, utiliza otra más en rodajas. Corta la nectarina y la lima en cuatro partes y pon una ramita de hojas de albahaca.
  4. Frambuesas y lima: Exprime 3 limas y conserva el zumo, añade un puñado de frambuesas y una lima en rodajas.
  5. Manzana, pera y canela: Utiliza manzana ambrosía (es muy perfumada y dulce) y una pera conferencia cortadas en cuartos, y añade dos ramitas de canela.
  6. Kiwi, fresas y naranja: Tritura las fresas y mezcla la pasta con el zumo de una naranja, añade después unas rodajas de kiwi.
  7. Pepino, limón y menta: Exprime un limón, incorpora rodajas de pepino y limón y unas hojas de menta.
  8. Sandía, fresas y jengibre: Corta un buen trozo de sandía en cuadraditos, añade las fresas a la mitad y un poco de jengibre pelado y laminado.
  9. Pepino, tomillo limonero y limón: Necesitas unas rodajas de pepino, ramas de tomillo limonero fresco y limón en cuartos.
  10. Uvas, melón y limón: Corta las uvas a la mitad y quita las semillas (para que no aportan amargor), añade unas tajadas de melón en dados y unas rodajas de limón.

Éstas son sólo algunas alternativas de aguas frescas, pero con toda la variedad que podemos encontrar de frutas, hierbas aromáticas, verduras y especias, hay multitud de combinaciones disponibles. Lo más recomendable es utilizar frutas de temporada y mejor si están algo maduras para que tengan mucho más sabor.

Un truco para evitar la oxidación de algunas frutas es añadir un chorrito de limón a las diferentes aguas. No olvides conservarlas en jarras u otros envases de vidrio en la nevera para conservar todas sus propiedades y aumentar su durabilidad. Por último sirve las frías y con cubitos de hielo. 

Marina Blanco

Marina Blanco, es escritora y comunicadora especializada en gastronomía, titulada en Gestión y Dirección de Empresas Hosteleras, Gestión de restaurantes y servicios de hostelería por la Escuela Superior de Hostelería de... Ver más sobre el autor