En un ambiente de ‘Las mil y una noches’
Al-Mounia: alta cocina magrebí y una pastela deliciosa
Con un servicio atento y amable, en un comedor bellísimo, este restaurante de la capital ofrece una cocina marroquí llena de sabores.
Eva Celada

Eva Celada

Fotografías:

Traducción:

Actualizado
21/05/2018



Salón del restaurante Al-MouniaSalón del restaurante Al-Mounia

He pasado muchas veces por este restaurante de la calle Recoletos, que lleva abierto más de medio siglo. Su decoración es espectacular, tardaron tres años en realizar la ornamentación de sus paredes y techos con arcadas, azulejos y artesonados hechos a manos. Las mesas de latón, redondas y bajas, completan un entorno que tiene un simil con los palacios marroquíes, nada igual en toda España. De hecho, para rehabilitar sus paredes se necesita a los restauradores de la Alhambra de Granada, esta es la primera sorpresa; la segunda es que su propietario, el señor Sahri, tiene otros dos Almounia: uno en París y otro en Casa Blanca, también de características similares; y la tercera, te la encuentras según entras por la puerta: su carro de dulces tipicos marroquíes: pestiños, pastel de coco, pastel de sésamo y coco y dátiles, pastelillos rellenos de datiles, mahul; baclava, el delicioso hojaldre con miel, cuerno de gacela… En fin, que ya por estos dulces que se hacen en el restaurante merece la pena ir a disfrutarlo.

Uno de los mejores indicativos de que un restaurante internacional es bueno es que los originarios de el país en cuestión lo visiten con frecuencia. En Almounia es habitual ver a familias marroquíes comiendo, y éso ya te dice algo. Hay varios menús y servicio a la carta. El menú ejecutivo tiene un precio de 29 euros y el degustación 49 euros.

Cus cus AlMouniaCus cus AlMounia

Tomamos algunos platos, las raciones son grandes y pedimos, donde se puede, medias raciones, comenzando por una Ensalada Tabulé (9,75 euros), fresca y bien elaborada, aunque le falta un poco de acidez. La sopa Harira (9,75 euros) está deliciosa, es reconstituyente y ligera, y sienta bien, siendo ésta es otra de las características de la cocina del restaurante. Seguidamente tomamos una Pastela (16 euros), hecha con masa finísima y un relleno de carne levemente aromatizado con canela, una delicia. Este plato te lleva a los sabores más equilibrados y deliciosos de la cocina de este país del norte de África. Después de la Pastela ya nada es igual en el menú, lo demás esta bueno, pero tenemos el sabor de la pastela en nuestro recuerdo y queremos volver a ella.

El surtido de brochetas de diferentes carnes (21 euros) nos gustan, pero las carnes están algo secas, el Cuscús de Verduras (16 euros) es espectacular, suave, ligero, con sabor… el caldo perfecto. El restaurante cuenta con 6 tipos diferentes de cuscús.

Dulces de Al-mouniaDulces de Al-mounia

Y después llegan los postres: los dulces, de los que he hablado antes, que sí son objeto de deseo. Al-mounia significa deseo y, desde luego, dan ganas de llevarse alguno a casa.

La carta de vinos tiene algunos vinos marroquíes y también españoles e incluso Kosher. Hay cervezas y un té verde con el que me animo a tomar la comida, para acabar con una café.

Al-Mounia es uno de los mejores restaurantes de cocina marroquí de Madrid, y quizá el mas bello en su interior. Muy recomendable para probar sabores y texturas que nos son familiares porque, en muchos casos, son recetas antecesoras de las que tenemos. ¿Acaso un Cuscús no se parece a un cocido? Y ellos llegaron antes…

Al-Mounia
Calle Recoletos, 5
Teléfono 914350828

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.