Cuidado con las interrelaciones: unos los potencian y otros los inhiben
Alimentos y medicamentos: No siempre buenos compañeros
Eva Celada

Eva Celada

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
09/02/2012


Es frecuente que en los prospectos de los fármacos indiquen que ese medicamento no puede tomarse con alcohol, en especial los antibióticos. Sin embargo, muy rara vez se indican alimentos que no deben tomarse con a la vez que ciertos medicamentos, como sucede con el Sintrón (anticoagulante), que ve alterado sus resultados en función de si se toma cierto tipo de verduras con vitamina K, ya que ésta  facilita la coagulación, justo lo contrario que persigue el medicamento, neutralizando así su efecto.

¿Por qué ambos, medicamentos y alimentos, interactúan? Sencillamente, porque ambos van al torrente sanguíneo. Sucede lo mismo con diferentes medicamentos que no pueden tomarse a la vez, algo que sin embargo se indica siempre en los prospectos.

Medicamentos con el estómago lleno o vacío

Antes de entrar en qué alimentos interactúan con qué medicamentos, habría que aclarar cuándo se deben tomar los medicamentos: ¿En ayunas?, ¿durante la comida?, ¿después de la comida?. Lo cierto es que la mayor parte de los medicamentos se absorben mejor con el estómago vacío. Así por ejemplo, si hay que tomar paracetamol o ibuprofeno porque nos duelen mucho la cabeza o las articulaciones, será mejor tomarlo con el estómago vacío o antes de comer, ya que tardan en llegar a la sangre entre 10 y 30 minutos, mientras que si acabamos de comer tardará de una hora a cuatro en hacernos efecto.

Cuanto más graso, calórico y caliente sea lo que hemos tomado, más lenta será la digestión y más tardará el medicamento en hacernos efecto.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que algunos medicamentos, como los antiinflamatorios, como es el caso del ibuprofeno o la aspirina, pueden hacer daño a nuestro estómago si está vacío, por lo cuál para un tratamiento prolongado de los mismos sera más conveniente tomarlos con el estómago lleno y, muy posiblemente, tomando a la vez algún protector gástrico.



La comida, por tanto, se utiliza como elemento de efectividad del medicamento, o falta de efectividad, como sucede con sedantes y ansiolíticos, que se toman nada más comer para que el efecto no sea demasiado potente ni rápido, y también sucede con la levodopa, utilizada para combatir el Parkinson.

Si un prospecto recomienda tomar un medicamento en ayunas, se refiere a tomarlo media hora antes de empezar a comer o dos horas depués de terminar, mientras que si indica tomarlo en las comidas, se refiere a hacerlo justo después de comer.

¿Con qué debemos tomar las pastillas?

Siempre con agua, evitando tomarlas con leche o zumos.

Alimentos y su interrelación con diferentes medicamentos

Café

  • Con Antibióticos para infecciones urinarias, produce un aumento de los efectos de la cafeina, hiperactividad, excitación…
  • Con medicamentos para la osteoporosis puede disminuir sus efectos hasta un 85%
  • Con broncodilatadores para el asma puede provocar una potenciación de los efectos de la cafeina, causando episodios de irritabilidad, temblores, palpitaciones.

Alcohol

  • Con Paracetamol puede causar daños en el hígado.
  • Con ansiolíticos y sedantes, potencia los efectos sedantes de las benzodipecina, pudiendo llevar al coma y muerte en el peor de los casos.
  • Con antiinflamatorios irrita la mucosa gástrica, ya que ambos elementos, lo hacen pudiendo provocar daños estomacales.
  • Con antihistamínicos, para la alergia, potencia sus efectos sedantes.
  • Con vasodilatadores que se recetan para la angina, potencia su efecto, pudiéndose dar una peligrosa bajada de la presión sanguínea.

Verduras con vitamina K: brócoli, coliflor, espinacas, repollo…

Su consumo a la vez que se toman anticoagulantes orales, que se recetan a personas con riesgo de trombos para provocar un déficit de vitamina K, hace que estas verduras, que la contienen de forma natural, provoquen niveles inestables en los calores de coagulación.

Con anticiogulantes, lo mejor es una dieta estable y con poca vitamina K.

Lácteos: leche, yogures, queso…

  • No deben combinarse con antibioticos como la ciproxloxacina y las tetraciclinas, ya que reducen la absorción y disminuyen su efecto en el organismo. La concentración en sangre de estos medicamentos  puede bajar hasta un 55% si se combinan con lácteos o alimentos y zumos enriquecidos con calcio.
  • Con medicamentos para la osteoporosis, no se pueden tomar lácteos hasta dos horas siguientes a la ingesta.

Regaliz: caramelos, pastillas para la garganta, el aliento,  infusiones…

Contiene ácido glicirrízico, que actua en nuestros riñones, aumentando la retención de agua y sodio, y eliminando el potasio. Su combinación con medicamentos para la hipertensión, diuréticos o beta-bloqueantes, anula sus efectos e impedirá la disminución de la hipertensión arterial.

Quesos y ahumados

La Tiramina es una sustancia que se encuentra en alimentos fermentados o algo envejecidos como quesos curados, vino tinto, pescado ahumado, plátanos maduros, chocolate o embutidos, y que aumenta la presión sanguínea y cardíaca. Una enzima, la monoaminoxidasa (MAO), transforma la tiramina cuando entra en nuestro cuerpo, pero hay unos antidepresivos, los IMAO, que destruyen esta enzima.

Así, el uso de fármacos IMAO (antidepresivos) y una dieta rica en alimentos con tiramina se pueden producir dolores de cabeza, fiebre e incluso crisis de hipertensión.

Soja: leche, yogures, suplementos enriquecidos

  • Con anticoagulantes, antiepilépticos y antiinflamatorios pueden potenciar sus efectos negativos
  • Con tamoxifeno, usado en el tratamiento del cáncer de mama, puede anular sus efectos.

Leticina, extracto

Con tiroxina, medicamento para el trastorno de la tiroides, disminuye sus efectos.

Zumo de Pomelo



  • Con fármacos que se emplean para bajar el colesterol no debe mezclarse.
  • Con fármacos usados tras un trasplante de órganos, tampoco.
  • Los fármacos para la hipertensión tampoco son buenos compañeros.
  • Altera el efecto de los antihistamínicos para la alergia.
  • No mezclar, igualmente, con benzodiaceptinas recetados para la ansiedad.

Zumo de naranja

  • Con medicamentos para la osteoporosis puede disminuir hasta un 60% la concentración en sangre de los mismos
  • Con suplementos de hierro aumenta la absorción del mismo.

Alimentos ricos en potasio: plátanos, aguacates, fruta con hueso o judías

Con diuréticos producen exceso de potasio y, como efectos secundarios, pueden producir arritmias y palpitaciones.

Salvado de avena

Con medicamentos para bajar el colesterol, reduce notablemente los efectos.

Fuente: Ocu-Salud 99, Diciembre 2011/Enero 2012

NOTICIAS RELACIONADAS


HAY 16 COMENTARIOS

  1. Avatar de maria angustias Enviado por
    Maria Angustias
    5 Agosto 2016, 7:49 pm

    tengo tratamiento de cozaar pero me sube la tension a pesar de esto a veces me sube la tension.y me tomo un lexain y me baja

  2. Avatar de juan cho Enviado por
    Juan Cho
    16 Febrero 2016, 5:40 am

    por favor… que opinion dan ustedes los expertos respecto al chile (picante) y su relacion con los efectos de los medicamentos.

  3. Avatar de Azucena del pino Enviado por
    Azucena Del Pino
    5 Enero 2015, 9:55 pm

    Me dijeron que comer mariscos y tomar jugo de naranjas al mismo tiempo es tóxico.

    Esto es as?

    Gracias

  4. Avatar de maria gpe Enviado por
    Maria Gpe
    21 Diciembre 2014, 12:22 am

    Si yo de niña me enfermaba de bronquios, los doctores decían que era por los cambios climáticos o sea alérgica ahorita padesco ,de acné y me recetaron ,tetraciclina nada tiene que ver con mis alergias y puedo tomarlo con confianza o me hace daño ,es la primera vez que me la recetan

  5. Avatar de flor Enviado por
    Flor
    5 Julio 2014, 6:04 pm

    mi mamá paso a mezclar un ibuprofeno pediátrico con hierro( en gotas)….es peligroso eso para mi bebe¡???


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.