Aprende A Disfrutar Del Calamar En Sus Mil Formas

El calamar es un alimento delicioso y saludable que ofrece muchos beneficios. Además, su versatilidad nos permite disfrutar de él de múltiples maneras.

Cristina Tejerina29/04/2023

El calamar es uno de los mariscos más populares en todo el mundo, y le sobran los motivos. Este crustáceo cefalópodo vive en aguas profundas de todo el mundo y es un clásico en la gastronomía de medio mundo, además de ofrecernos muchos beneficios para nuestra salud.

¿Por qué es bueno comer calamar?

El calamar es una excelente fuente de proteínas magras, que son esenciales para la construcción y reparación de los tejidos musculares. Además es una fuente rica de nutrientes y minerales como el hierro, el zinc y el fósforo, que son importantes para mantener una buena salud ósea. El hierro es un mineral esencial que ayuda al cuerpo a transportar oxígeno a través de la sangre, lo que es importante para mantener una buena salud cardiovascular y prevenir la anemia.

El calamar es rico en vitamina B12, que es importante para la salud del cerebro y del sistema nervioso. La vitamina B12 también ayuda a prevenir la anemia y reduce el riesgo de enfermedades del corazón.

Una porción de 100 gramos de calamar cocido contiene alrededor de 20 gramos de proteínas

Otro de los beneficios del calamar es que es bajo en grasas saturadas y colesterol, lo que lo convierte en una opción de alimentación saludable para las personas que buscan reducir su consumo de grasas y controlar los niveles de colesterol.

El calamar en todas sus formas

Existen muchas formas deliciosas de disfrutar de este alimento, tanto cocido como crudo y hasta el infinito. Aquí te presentamos algunas de nuestras recetas con calamar favoritas:

Calamares a la plancha

Una forma clásica de preparar calamares es a la plancha. Simplemente corta los calamares en anillos y saltéalos en una sartén con un poco de aceite de oliva caliente hasta que estén dorados y crujientes. Sazona con ajo, perejil y limón y sírvelos calientes.

Otra opción es, una vez hecho lo anterior, cocinar en una salsa de tomate con cebolla, ajo y pimiento hasta que estén tiernos y llenos de sabor.

Calamar fritos

Los calamares fritos son una deliciosa opción para una cena rápida y fácil. Mezcla harina, pimienta, sal y pimentón en un plato hondo. Corta los calamares en anillos y pásalos por la mezcla de harina. Fríelos en aceite caliente hasta que estén dorados y crujientes.

Sírvelos con una salsa de alioli o de limón.

Los calamares a la romana son otra de las opciones dentro de los fritos. Se sirven como aperitivo o de entrante. Los calamares se cortan en anillos y se rebozan en una mezcla de harina, huevo y pan rallado antes de freírlos en aceite caliente. Se sirven con una rodaja de limón para dar un toque fresco y un poco de acidez.

Calamares rellenos

Los calamares rellenos se preparan rellenando los cuerpos de los calamares limpios con una mezcla de ingredientes, que puede variar según la región y el cocinero.

Generalmente incluyen cebolla, ajo, pimiento, tomate, pan rallado y hierbas aromáticas como el perejil y el orégano.

Una vez que los calamares están rellenos, se sellan con un palillo y se cocinan en una salsa de tomate, cebolla y vino blanco. Dependiendo de la receta, también se pueden añadir otros ingredientes como aceitunas, alcaparras, guisantes, jamón serrano, entre otros.

Calamares a la parrilla

Los calamares a la parrilla son otra comida saludable con este marisco como protagonista. Simplemente corta los calamares en anillos y marínalos en una mezcla de aceite de oliva, ajo y perejil durante 30 minutos. Una vez marinados, se pueden colocar directamente sobre la parrilla caliente y cocinar durante unos minutos, hasta que los calamares estén tiernos y dorados.

Es importante no cocinarlos demasiado tiempo, ya que pueden volverse duros y gomosos.

Los calamares a la parrilla se pueden servir como plato principal o como un aperitivo o tapa. Se pueden acompañar con una ensalada, una salsa de limón y hierbas o una salsa picante.

Calamares en su tinta

Los calamares en su tinta son un plato tradicional de la cocina española que se prepara cocinando calamares en una salsa oscura hecha con la tinta de los propios calamares. La tinta le da a la salsa un sabor intenso y un color negro característico.

Se sirven con arroz blanco para absorber toda la deliciosa salsa.

Para preparar los calamares en su tinta, los calamares limpios se cortan en anillos y se sofríen en aceite de oliva junto con cebolla, ajo y tomate. Luego, se añade la tinta de los calamares, que se extrae de la bolsa de tinta que se encuentra en el interior del cuerpo del calamar. La tinta se mezcla con vino tinto, caldo de pescado y especias, como el pimentón y el comino. Los calamares se cocinan en esta salsa a fuego lento hasta que estén tiernos y la salsa se haya espesado.