Arbequino Amontillado, lo nuevo de Castillo de Canena

Arbequino Amontillado, lo nuevo de Castillo de Canena

Redacción14/06/2021

Hace unos años, si nos hubieran dicho que en un futuro se elaboraría un aceite de oliva virgen extra afinado en una barrica de vino de jerez con más de medio siglo de vejez pensaríamos que o nos están tomando el pelo o hablamos de un futuro lejano. Hoy en día, vista la trayectoria de Castillo de Canena y su constante búsqueda por la innovación en el complicado mundo del AOVE, no nos extraña.

El proyecto, asesorado por la periodista Paz Ivison (premio nacional de gastronomía), consigue una interesante fusión en las que se unen las notas sensoriales del amontillado con las del virgen extra. La creación de este producto es fruto de la inspiración. Decidimos intentar fijar los complejos y sublimes matices de un gran vino de Jerez en el alma de nuestros arbequinos” nos dice Rosá Vaño, directora de Comunicación y Marketing de Castillo de Canena y presidenta de la Academia Andaluza de Gastronomía.

Así, el aceite de oliva virgen extra se afina en una barrica de roble americano con más de medio siglo que procede de Bodegas Lustau. Tal y como asegura Francisco Vañó, director general de Castillo de Canena, “ha sido un trabajo complejo, ya que era fundamental calibrar el tiempo del proceso de afinado del aceite arbequino, para evitar que la microoxigenación que aporta la madera, tan positiva para el vino, lo enranciara.

En definitiva, una nueva muestra de la “eterna inquietud” de Castillo de Canena en busca de la vanguardia del AOVE.