Arranca la Feria De Abril de Sevilla con Manzanilla, Rebujitos Y Mucho Arte

Arranca la Feria De Abril de Sevilla con Manzanilla, Rebujitos Y Mucho Arte

El 23 de abril arranca la Feria de Sevilla donde el vino Manzanilla va a correr por las casetas. Se le conoce como el 'vino de la alegría' pero ¿sabes por qué?

Alicia Hernández23/04/2023

La Feria de Abril de Sevilla empieza con la ‘cena del pescaíto’, la noche del sábado 22 de abril, previa al ‘encendido’ del domingo a las cero horas y finaliza el sábado 29 de abril con el espectáculo de fuegos artificiales. Será una semana muy intensa en la que sevillanos y turistas van a disfrutar de la fiesta y en la que los brindis, serán, como manda la tradición, con vino Manzanilla.

Si quieres disfrutar de la Feria como un entendido, te contamos todo lo que debes saber de la Manzanilla de Sanlúcar, su origen, cómo tomarla y qué lleva el famoso ‘rebujito’.

Feria de Abril de Sevilla. Foto de Turismo Andalucia

Fresca y con carácter: Manzanilla de Sanlúcar

La Manzanilla de Sanlúcar es una de las joyas enológicas del Marco de Jerez. Es un vino que se elabora con base de uva palomino fino en la localidad de Sanlúcar de Barrameda. Su origen es una de las principales cualidades que la diferencian del vino Fino. Sólo en ese lugar se dan las características climáticas que posibilitan el especial velo de flor que acompaña al vino durante años en el interior de las botas y que le confiere su peculiar salinidad y su suavizada acidez, haciéndolos delicados y temperamentales al mismo tiempo.

Existen 24 bodegas productoras de Manzanilla cuya personalidad está marcada por la cercanía a la desembocadura del río, lo que ofrece una gran variedad de marcas y estilos. Todas ellas están adscritas al Consejo Regulador y cuentan con su propia Denominación de Origen: Manzanilla Sanlúcar de Barrameda, y es el vino más vendido del Marco de Jerez.

Lo que debes saber para conocer mejor la Manzanilla

Si vas a viajar a Sevilla o tienes pensado montarte la Feria en tu casa, te damos las pistas para conocer a fondo la Manzanilla, un vino con mucho arte:

  •  El vino de la alegría. Salina, sápida y delicada, es considerado el vino de las fiestas populares andaluzas por excelencia. A lo largo de sus años de crianza en botas de roble, siempre bajo velo de flor, adquiere características muy singulares.
  • Elige las medias botellas. Durante la semana clave para el turismo de Sevilla, se prevé alcanzar los 1,5 millones de medias botellas de Manzanilla vendidas, cifra que duplica la población de la capital hispalense. Un dato curioso que sitúa este formato como el más consumido durante la Feria de Abril. Con una capacidad de 375 ml, lo que equivale a unas 6 copitas, la media botella es el tamaño óptimo y más cómodo para que el vino no se caliente.
  • Sírvela muy fría. Lo ideal es consumir la Manzanilla muy fría, entre 5 y 7 grados centígrados. Para conseguir mantenerla a la temperatura perfecta, mete la botella en una cubitera con hielo y agua.
  • Mejor en copa de cristal fino. La Manzanilla sabe mejor en una buena copa de talle esbelto y cristal fino. Para disfrutar de este vino como un experto, sostén la copa o catavino por su base o por el tallo, así conseguirás que el vino no se te caliente, y rellena el contenido cada cierto tiempo para refrescar.
  • El maridaje perfecto. El disfrute del vino en la feria siempre va unido a la buena comida. Se lo conoce como el “vino del mar”, y es que los toques salinos de la Manzanilla combinan a la perfección con platos tradicionales de la feria como los mariscos especialmente langostinos y gambas, el pescado frito, el jamón ibérico, los aliños e incluso la carne a la parrilla de los famosos montaditos.
  • Rebujito para combatir el calor. No hay Feria de Sevilla sin su tradicional Rebujito, pero, ¿sabías que esta combinación ya se tomaba en la Inglaterra victoriana? Se conocía como Sherry Cobbler y era una mezcla de Manzanilla o Fino, limón, azúcar, agua carbonatada y hielo picado. El Rebujito actual se elabora con Manzanilla o Fino y refresco de lima, y es ideal para combatir las calurosas jornadas y mantenernos bien hidratados. Las proporciones para elaborarlo como un auténtico experto son: 1/3 de manzanilla por 2/3 de refresco y mucho, mucho hielo. Puedes añadir unas hojas de hierbabuena para aportarle un plus de frescor a cada trago.
  • Exige calidad. Para un consumo de Manzanilla con todas las garantías, es recomendable pedir siempre marcas reconocidas o, en su defecto, buscar el sello de autenticidad de la denominación de origen en la contraetiqueta del vino.
  • En buena compañía y con moderación. La Manzanilla y la Feria de Sevilla son símbolos de celebración con amigos y familia. Rodéate de la mejor compañía para disfrutar de momentos inolvidables bailando, cantando y acompañando tus platos con el mejor vino. Eso sí, recuerda que la Manzanilla solo se disfruta con un consumo moderado y responsable. El abuso del alcohol tiene consecuencias indeseables para la salud.