Przemysl

Así es Przemysl, la ciudad polaca que abre sus brazos a Ucrania

Situada al este de Polonia, en la región de los Cárpatos, esta preciosa ciudad se ha hecho célebre por ser el punto de llegada en tren de miles de ucranianos desde que estalló la guerra.

Alicia Hernández17/03/2022

Las imágenes de la estación de trenes de Przemysl llenan, tristemente, los informativos. Hasta allí llegaron los primeros refugiados que abandonaron Ucrania y los polacos se han volcado dando muestras ejemplares de solidaridad. El lobby de la estación se ha convertido en el refugio de quienes huyen de las bombas y en la cafetería se ha montado un comedor para que no falte comida caliente. Otros puntos fronterizos de Polonia con Ucrania se vuelcan también de forma solidaria y acogen a miles de ucranianos que escapan del horror de la guerra.

Przemysl. ©Polonia Travel.Przemysl. ©Polonia Travel.

Przemysl es la segunda ciudad más antigua de Polonia, después de Cracovia, y se encuentra en la región de Podkarpacie, al pie de los Cárpatos. Está situada a pocos kilómetros de la frontera con Ucrania, con conexiones ferroviarias y por carretera con el país vecino. Pertenece a esos lugares alejados de las principales rutas turísticas pero, una vez allí, sorprende con su belleza y encanto. Su historia se remonta a los albores del nacimiento del estado polaco en el siglo X aunque de esa época se conservaron pocos restos románicos (en la Colina del Castillo). Entre los más significativos cuentan el Castillo Kazimierzowski o el Palacio Lubomirskich; iglesias y monasterios católicos y ortodoxos, así como varias sinagogas. Debido a su situación geográfica y fronteriza, destacan los monumentos militares: la fortaleza Przemysla construida a mediados del siglo XIX y la zona fortificada de Molotov, de la II GM.

Dibujo de la ciudad por el artista Tytus Brzozowski. ©Polonia TravelDibujo de la ciudad por el artista Tytus Brzozowski. ©Polonia Travel

La ciudad fue pintada por el prestigioso arquitecto y acuarelista Tytus Brzozowski que en sus obras de muchas de la ciudades polacas refleja fielmente su arquitectura, añadiendo a la creación los elementos que aluden a a la historia, tradiciones y leyendas del lugar. El artista ha dibujado a un oso paseando: es el símbolo de la ciudad, que puedes encontrarlo en el escudo de Przemyśl, en la fuente o en la torre del Museo de Las Campanas y Pipas.