En el Hotel Diamante Beach de Calpe
Audrey’s, la sorprendente cocina creativa de Rafa Soler
En uno de los hoteles de referencia de la Costa Blanca se encuentra este restaurante, capitaneado por el chef Rafa Soler, con un excelente servicio de sala y sorprendentes propuestas de cocina creativa.
Eva Celada

Eva Celada

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
16/03/2015



 

Con varios menús degustación, este establecimiento cuenta con todas las garantías de una cocina solvente en un ambiente distinguido.

DATOS DEL RESTAURANTE
Nombre: Audrey's
Dirección: Avenida Juan Carlos I, 48, Calpe (Alicante)
Teléfono: 608 667 637
Web: http://www.audreys.es
Tipo de cocina: Cocina de autor
Entorno: Comedor acristalado, con sobrada luz y ambiente acogedor
Servicio: Muy eficiente y correcto
Accesibilidad: Buena
Ambiente: Clientes a la búsqueda de cocina creativa
Aparcacoches: No, aunque hay parking
Precio: Hay diferentes precios, desde el Menú Moon por 35 euros al largo por 55, así como posibilidad de comer a la carta
Fecha de la visita: Almuerzo, domingo 1 de Marzo

COCINA

Probamos el menú degustación Audrey’s, que comienza con unos snacks, bocaditos de queso fresco. Seguimos con el Caballaki con ácidos, amargos y picantes, le falta algo de vida al pescado, pero en su conjunto resulta curioso e intenso. Seguimos con la omnipresente Gamba de Dénia, que probamos como nunca habíamos tomado, y eso sí que es una novedad: va en caliente y en guiso con acelgas frescas, piñones y lima, qué exquisitez, impresionante.



Continuamos con el Arenque ahumado con cebolletas, harissa y café: excelente combinación y equilibrio, un plato con sabor y, a la vez, jugoso. Le siguen los Ñoquis de sepia con cilantro y curry, para pasar a la Parpatana de atún rojo con jengibre y tomates simshi, un plato por el que merece la pena regresar al restaurante, y con el que Soler nos confirma lo que ya viene siendo una evidencia en el menú: su completa maestría técnica, pero aquí también hay buen gusto y producto.

Desde este punto es muy difícil superarse, aunque el Dumpling de pato con cremoso de foie, trufa negra y setas es más que correcto. Sorprendidos, porque no estamos ubicados para ese tipo de sabores, recibimos al Huevo de caserío con trompetas escabechadas y pata de ternera, la pata va acompañada de unos garbancitos tiernos excelentes, es como un regalo venido de cualquier pequeño restaurante de un pueblo castellano. Si nos parecía que ya habíamos tomado todas las exquisiteces posibles en Audrey’s, recibimos con júbilo el Arroz al senyoret 2.0, otro alarde de buena cocina con sabores de siempre llevados al siglo XXI, muy similar conceptualmente el Cochinillo con calabaza asada y ras-el-hanut: técnica y palativamente, un diez.

No esperamos ni podemos con más platos, pero disfrutamos de la Lengua de ternera con frutos secos y tomates verdes, un bocado jugoso que si se llamara de otra forma no levantaría ningún recelo. Antes de los postres, el cocinero nos pide que probemos la Liebre a la royal, excelente plato francés que el chef borda. Llegamos a los postres y el nivel sigue subiendo: el primero, Agua de valencia con gajos de naranja, sorbete de mandarina y whisky resulta muy refrescante, seguido de un postre a base de Chocolate en diferentes texturas, crema de limón con dátiles y textura de turrón. Todos ellos están muy bien elaborados, servidos en raciones, en mi opinión algo excesivas, y perfectamente equilibrados en volúmenes, texturas y sabores.

El pan excelente con integral, blanco de doble fermentación y coca de aceite, todo acompañado de Aceite Tot-oli. Los vinos con los que se maridan los platos son el coctel Audrey’s, Henade Sauvignon blanc (D.O.P Rueda); Cullerot (30% chardonay, 30% Pedro Ximenez, 30% Verdil y 10% Macabeo (D.O.P Valencia); Jardín de Lucía (Albariño) D.O.P (Rias Baixas); Barbara Forés (Garnacha blanca) D.O.P Terra alta; Carabibas (Monastrell, cabernet Souvignon y Merlot (D.O.P Alicante) y Crecum Fernando de Castilla: Pedro Ximénez y Palomino fino (D.O.P Jerez)

OBSERVACIONES

Hay maridaje de vinos, el corto por 15 euros y el largo por 20, ambos merecen la pena. Conviene reservar el fin de semana.

CALIFICACIÓN

Rafa Soler está haciendo un extraordinario trabajo en este restaurante, partiendo del concepto de búsqueda de la excelencia con una cocina despegada del hotel y, a la vez, vinculada a las aspiraciones legítimas de sus propietarios: que en Calpe se pueda comer en un restaurante de cocina de autor con todos los predicamentos.

Esto significa que el restaurante cuenta con una de las mejores cartas de vino de la zona, defendida por el sumiller Cesar Hernández, con más de 160 referencias nacionales e internacionales, un servicio de sala excelente con vajilla, cristalería, mantelería y confortabilidad general notables y ya en el plato: creatividad, originalidad y personalidad, cualidades que se le presumen a cualquier gran chef de la cocina española, y que Soler cumple con creces.

NOTICIAS RELACIONADAS
DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.