Barco de Ávila, el mejor lugar para reponer fuerzas en tu visita a la Sierra de Gredos
Barco de Ávila es muy conocido por sus judías. Sin embargo, esta localidad abulense cuenta también con un castillo medieval y unas callejuelas que merecen ser recorridas, además de sus patatas revolconas y los chuletones, razones gastronómicas de peso para no dejar de visitarla

Redacción

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
30/04/2014



Castillo de Barco de ÁvilaCastillo de Barco de Ávila

Si tienes pensado visitar la Sierra de Gredos próximamente, no olvides hacer un alto en el municipio abulense de Barco de Ávila. Este pueblo es muy famoso por sus judías, sin embargo, no es lo único que puedes degustar. ¿Qué hay mejor que dedicar un viaje rodeado de naturaleza y con una gastronomía que merece la pena conocer?

A unos 50 kilómetros de la plataforma de Gredos se encuentra el pueblo de Barco de Ávila, un pueblo con historia que posee un castillo de la época medieval y unas callejuelas dignas de ver. Sin embargo, una parada obligatoria debe hacerse en sus bares y restaurantes. Las judías del Barco son unas legumbres  dignas de probar, ya que los restaurantes de la zona son expertos en realizar grandes recetas con este producto tan típico de la zona.

Judías de El Barco de ÁvilaJudías de El Barco de Ávila

Aún así, no todo son judías en Barco de Ávila. Un producto muy típico del pueblo es el pimentón. Si quieres visitar este municipio debes de hacer una parada en alguno de los mercados. Allí podrás ver el pimentón y el color tan especial que tiene.

Patatas revolconasPatatas revolconas

Otro de los platos estrellas de la zona de Barco de Ávila y pueblos de alrededores son las llamadas patatas “revolconas”. Precisamente se preparan con el pimentón del pueblo y se suelen acompañar con torreznos. Estas patatas también son muy famosas en Salamanca, sin embargo, reciben otro tipo de nombre. No lo olvides, si haces una parada en uno de los bares, pídete unas revolconas, un plato que te sentará de fábula.

Por último, los restaurantes de Barco de Ávila no olvidan en su carta los famosos chuletones de Ávila. Estos chuletones son muy célebres por su tamaño y por su gran sabor. Debes saber que hay que dejar un gran hueco en el estómago para poder comerse uno entero. En muchos de los casos suelen pedirse para compartir.

Barco de Ávila es sólo una parte de una gran zona rodeada por montaña y naturaleza, dónde respirar aire puro es posible, y además está muy cercano a Madrid, a menos de dos horas en coche. Puedes ver los hoteles que ofrece Expedia por la zona, para que puedas conocer todos estos alrededores de la gran Sierra de Gredos.

NOTICIAS RELACIONADAS


HAY UN COMENTARIO
  1. Avatar de Oscar Enviado por
    Oscar
    12 marzo 2015, 5:22 pm

    A mi pareja y a mí, nos encanta ese pueblo. Siempre que podemos,pasamos por allí.Es muy bonito,tiene castillo,rio…y se come fenomenal!

DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.