Restaurante en Madrid del chef Atul Kochhar

Benares Madrid: cocina india creativa para vivir una experiencia fascinante

La cocina internacional adaptada al país que la acoge no siempre es fácil. Para unos suele ser demasiado intensa y para otros demasiado suave. En Benares se ha conseguido un equilibrio casi perfecto, también con el entorno, para vivir un momento gastronómico imprescindible.

Eva Celada

Eva Celada

Fotografías:

Actualizado
28/12/2015



Sala de Benares

Sala de Benares

El chef hindú de nacionalidad británica tiene uno de los restaurantes más reconocidos de Londres: Benares en Mayfair, primero en el mundo en obtener una estrella de la Guía Michelin de este tipo de cocina.

Su homónimo en Madrid dispone de una sala con un espacio de 375 metros y una capacidad de 120 personas. A la entrada se encuentra una barra, con una zona informal a modo de terraza cubierta, donde en verano se puede fumar, ya que se abren sus ventanales, y donde se realiza una coctelería original, con una amplia carta de cócteles y tapas basadas en el concepto de Street Food india.

El comedor, creado por Cousi (Ten con Ten, Quintín o Rooster), mira a un patio con una fuente donde se proyectan imágenes de la ciudad sagrada de Benarés. De noche, hay una cierta magia en el ambiente…

Detalle horno tandoor en Benares

Detalle horno tandoor en Benares

Hay algunas zonas que se pueden convertir en privados. Lo que no es nada privado es la cocina vista desde la sala, donde hay una mesa del chef de forma semicircular de mármol para 6 personas, que se debe reservar. También vista desde uno de los espacios está la bodega, con 150 referencias, tanto nacionales como internacionales. Atul Kochhar no está cada día en el restaurante, el director de cocina es Jamie Downing, su mano derecha, al igual que Vicente Gorriz, el director, o el jefe de sala Antonio Lima. Conocer al sumiller Juan Belmonte y al coctelero Miguel Ángel Chico es una experiencia que no pueden perderse, como tampoco la de tomar un coctel: el de la casa es de los más ricos que he tomado nunca.

El restaurante cuenta con varios menús degustación desde 65 euros, también se puede comer a la carta. Los platos son indescriptibles, desde las vieiras a la parrilla con texturas de coliflor al cangrejo de cáscara blanca, ensalada de mango, cacahuete y maracuyá. Todo está en su punto perfecto de cocción, los equilibrios en el plato son perfectos, y tras cada bocado se mantienen, de forma equilibradamente persistente, tonos salinos, agridulces, levemente picantes pero también las texturas nos llevan a suaves crujientes, como pasa con la cáscara del cangrejo en combinación con el cacahuete: una maravilla.

Cóctel pasión fruit chutney martini

Cóctel pasión fruit chutney martini

La cocina india de Atul Kochhar es más, te lleva a más, por eso cuando tomamos Tandoori Ratan con Langostinos Jumbo con coco y hierbas, el pollo Tikka y las verduras al Tandor nos quedamos impresionados: ese pollo jugoso, tierno, con sabor, declara a voces un producto excelente cocinado perfectamente, las verduras con sabor agridulce, excelentes. También nos sorprende el Tandoori Machhi Aur Kekda de rape al Tandoor con salsa de Coco, aunque reconocemos que el pesado está sobre cocido.

Otra de las estrellas de la casa es el jarrete de Cordero en Salsa Nihari con arroz de cordero servido con surtido de Panes Héchos en el Horno Tandoor y Lentejas Negras, por vergüenza torera no pedimos las lentejas que, a modo de salsa, resultan deliciosas, al igual que los panes y el Jarrete con mucho sabor, con una salsa brillante e intensa pero no pastosa, el arroz aromático lleno de matices.

Jarrete Benares

Jarrete Benares

Todo nos lleva a los sabores exóticos pero no saturantes, es una cocina de descubrimiento, de experiencia con el entorno, de especias, con sabores a azafrán, a hinojo, a menta, a curry a mango… Para quien tenga dudas, mi consejo es que se acerque al bar del restaurante, que tome un par de tapas y un cóctel, y seguro que se enamorará de esta deliciosa cocina y querrá más. Como nosotros tras el Sorbete Benares de Mango, cuando probamos una pequeña pero exquisita selección de postres con el Bhapa Doi, el Short Bread de Naranja o la sutil Crema de Chocolate.

Benares Madrid es un restaurante muy recomendable. El ticket medio es alto, pero merece la pena porque se vive una experiencia gastronómica maravillosa, y desde que sales por la puerta tienes ganas de volver. El servicio de sala, propio de los grandes establecimientos, es eficaz, amable y a la vez discreto. Hay aparcacoches.

Benares Madrid
Calle de Zurbano, 5
28010 Madrid
Teléfono 91 319 87 16

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.
 
Volver arriba