En el paseo de la Castellana
BiBo, la cocina andaluza más global de Dani García en Madrid
El cocinero malagueño, con dos estrellas de la Guía Michelin, ha creado un espacio en la capital absolutamente cosmopolita, sin olvidar sus raíces.
Eva Celada

Eva Celada

Fotografías:

Traducción:

Actualizado
07/05/2018



Sala de BiBoSala de BiBo

El local de BiBo es un espectáculo: siempre lleno, con su cocina vista, una barra central redonda espectacular, iluminación moderna, todo acristalado, un lugar que ya en sí mismo merece la visita. Su éxito es quizá su principal problema porque, aunque el servicio es atento y eficiente y la cocina echa humo, es muy complicado que mantenga el ritmo cuando está al completo, lo que suele suceder constantemente.

Carlos García es el director del restaurante y quien nos ofrece algunos de los mejores platos, probamos el Tiradito de Lubina e hinojo (15 euros), posiblemente uno de los los mejores platos del menú que probamos: excelente, fresco, la lubina perfecta en textura y sabor, una maravilla, que te apetece hasta mojar pan en su jugo. continuamos con un Tartar de atún de almadraba (22 euros), la calidad del atún excelente, en nuestra opinión le falta algo de aderezo y le sobra aceite, no obstante es espectacular.

La carta tiene varios platos de ostras, probamos la Ostra chipotle asada con pepino (7 euros unidad), normalmente una ostra de calidad no necesita nada más pero en este caso la mejora, la da alegría sin perder un apice de su esencia. No lo hemos pedido, pero a nuestro lado, están haciendo guacamole en la sala… es bastante espectacular y muy recomendable para ir con amigos. Seguimos con una media ración de Ensaladilla rusa (7 euros), excelente, más andaluza que rusa, y continuamos con un Brioche de Pastrami con presa de cerdo ibérico (7 euros); se toma de un bocado, el brioche está perfecto y resulta, además de jugoso, tierno.



Brioche de Pastrami con presa de cerdo ibéricoBrioche de Pastrami con presa de cerdo ibérico

Las tostas de Dani García siempre me han gustado, tiene un tacto especial para todo lo que se hace con masa, lo hemos comprobado con el Brioche tierno y jugoso, además con un mucho sabor. Impresionante, muy fresca, la Ensalada Cherry con mazamorra de almendra y granizado de remolacha y hierba buena (12 euros). Seguidamente pedimos una croqueta, porque el cocinero malagueño las hace como nadie, las Croquetas de jamón están cremosas por dentro y llevan polvo de jamón por fuera; no se parecen a las habituales, pero que nadie se asuste: la ración cuesta 11 euros.

El Ravioli de Rabo de Toro, es un clásico del cocinero de 1998, y que ahora hace perfectamente de cocina Carlos Griffo. Su precio es 20 euros, no es un plato económico, pero sí muy técnico y sabroso, merece la pena probarlo. Finalmente probamos “Apice of cake” como postre, una recomendación es compartirlos, la ración es muy grande. Después tomamos café, de gran calidad.

BiBo es un restaurante muy vivo, lleno de vida, porque sus clientes lo llenan cada día, vivo porque hace una cocina que, aunque no sea perfecta es muy actual, con guiños a la cocina peruana, asiática, andaluza, americana… una cocina fusión, global, como la atmósfera que la envuelve. Los precios no son bajos, y a veces ni medios, pero en Madrid ya se sabe… Sólo un local como el que tienen en chaflán en pleno Paseo de la Castellana tiene que costar una fortuna, y la única manera de que salgan las cuentas es que esté lleno y que no sea barato.



La carta de vinos, coctelería y bebidas es otro de sus atractivos, ya que antes o después de la cena e incluso durante, se puede tomar un cóctel fantástico.

Muy recomendable, porque lo tiene todo: entorno, ambiente, bebidas, cocina global… Pero si lo que queremos es sólo y recalco ‘sólo’, comer muy bien, no es el sitio…

BiBo
Paseo de la Castellana, 52, Madrid
Teléfono: 918052556

NOTICIAS RELACIONADAS
DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.