Cañadío, cocina cántabra de calidad
Eva Celada

Eva Celada

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
06/05/2013



Paco Quirós, en el centro, junto a Jesús Alonso y Beatriz FernándezPaco Quirós, en el centro, junto a Jesús Alonso y Beatriz Fernández

Terraza, barra de pinchos y varios comedores completan la oferta de Cañadío, un restaurante en la capital que tiene su réplica original en Santander, dirigido con maestría por Paco Quirós.

Nombre: Cañadio
Dirección: Conde de Peñalver, 86 – Madrid
Teléfono: 912819192
Página Web: http://www.restaurantecanadio.com/madrid/
Tipo de cocina: Estacional de producto
Entorno: Varios comedores en diferentes ambientes, algo abarrotada la sala
Servicio: Ágil y correcto, dirigido por José Antonio García
Accesibilidad: Buena, ya que cuenta con un comedor en planta calle, pero los baños están en el piso de abajo
Ambiente: Parejas y grupos, lleno hasta la bandera
Aparcacoches:
Precio: 35-40 € con muy buena relación calidad precio
Fecha visita:

Cocina:

Ensalada de queso de la JarrillaEnsalada de queso de la Jarrilla

Con respecto a las fotografías que ilustran esta valoración, comentar que en la mayoría de los casos tomamos medias raciones. Comenzamos con una Ensalada de queso de la Jarrilla (12 euros), con perfecta combinación de texturas y sabores. La anchoa va sobre el queso, y el tomate es de calidad. Seguimos con un Steak tartar con helado de mostaza en homenaje a Alberto Chicote (19,90 euros) frescura combinada con sabor intenso, bien aderezado, el helado de mostaza, ya un clásico en este plato, muy indicado.

BocartesBocartes

Continuamos con un Arroz con almejas, que no está en la carta, pero que ponen al mediodía, ya que cada día hay un plato del día de cuchara; el arroz tiene muy buen fondo de cocción, y por lo tanto está exquisito, también tienen mucha calidad las almejas. Seguimos con el Bocarte o boquerón frito: elegante y bien hecho, muy fresco, se nota que el pescado se compra en Pescaderías Coruñesas.

Seguimos con una Tajada de merluza, de la que el establecimiento es un especialista, ya que en la carta ofrecen desde cogote hasta tajada, buñuelos y rebozada.

Tajada de merluzaTajada de merluza

A continuación llegan las Rabas o calamares rebozados (16 euros) son posiblemente los mejores que se ofrecen en Madrid, puro sabor, te trasladan a la orilla del Cantábrico. Seguidamente probamos las Croquetas de chorizo de Potes 1981 (14 euros), buena cobertura, cremosas y con sabor por dentro, exquisitas. Terminamos la cocina salada con una Carrillera de ternera con puré trufado (19,50 euros) brillante, jugosa, poco grasa, donde el puré resulta finísimo. El menú llega a su fin con la Tarta de queso (6,6 euros) que ha conquistado la ciudad, casi líquida por dentro y con un sabor muy fino y elegante. Excelente.

El pan exquisito de Masa Madre, y maridamos todo el menú con un Albariño de Torre la Moreira.

Observaciones:

Es imprescindible reservar, está siempre lleno. Hay una buena barra de pinchos, pero al haber tanta gente no resulta demasiado cómoda.

Calificación:

La popular Tarta de Queso de CañadíoLa popular Tarta de Queso de Cañadío

Este tipo de restaurantes está funcionando muy bien en la capital: buen producto, cocinado con sentido común y poca creatividad en la combinación de elementos, aunque sí utilizando las últimas técnicas, que podrían denominarse de vanguardia, y que sin duda Jesús Alonso y Beatriz Fernández saben adaptar a la realización de recetas  de siempre.

La gente quiere saber qué se le pone en el plato y pagar por ello. El cliente madrileño con poder adquisitivo es tradicional, y si tiene que elegir lo tiene claro: prefiere cocina tradicional adaptada a los nuevos gustos, pero con los sabores de siempre. Una buena puesta en escena completa una fórmula de éxito que está dando muchas satisfacciones a su propietario.

Puntuación:

8/10

Galería fotográfica:

NOTICIAS RELACIONADAS


HAY 2 COMENTARIOS
DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.