Caracoles en salsa

Los caracoles en salsa constituyen un aperitivo exquisito, o también se pueden hacer en cenas y comidas informales a base de tapeo.
  • 1kg. de caracoles
  • 1 cebolla
  • 1 vaso de tomate frito
  • 1 diente de ajo
  • 1 guindilla
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 ramita de perejil
  • 3 cucharadas de vinagre
  • 1 ramita de romero
  • 1 ramita de hierbabuena
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal

Dificultad:

Facil

Precio:

Bajo

Así lo hacemos:

  1. Lavar los caracoles en agua con sal y un chorrito de vinagre. Repetir la operación varias veces.
  2. Ponerlos a cocer en una olla con abundante agua, sal y hierbabuena, a fuego muy lento.
  3. En cuanto hayan salido de sus cáscaras, aumentar la intensidad del fuego.
  4. Cocerlos durante 45 minutos, escurrirlos y reservarlos.
  5. Rehogar la cebolla con el ajo, en una cazuela con 3 cucharadas de aceite durante 10 minutos.
  6. Añadir el tomate frito, el perejil, el romero, la guindilla y el vino blanco.
  7. Agregar los caracoles escurridos, tapar y cocer todo junto a fuego lento 45 minutos más.
  8. Servirlos bien calientes.