Muy buena cocina mediterránea, original y con sabor
Casa Manolo: pescados y arroces que no te puedes perder
En la playa de Daimús, en Valencia, se encuentra este restaurante familiar dirigido por el chef Manuel Alonso en el que se hace una interesante cocina mediterránea, llena de sabor.
Eva Celada

Eva Celada

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
15/07/2014



 
En un ambiente muy agradable, con vistas a la playa de Daimus, se encuentra este restaurante con mucho encanto y una cocina sobresaliente que pone especial foco en los aperitivos originales y variados.
DATOS DEL RESTAURANTE
Nombre: Casa Manolo
Dirección: Avenida de Dalí, 4 - Daimús, Valencia


Teléfono: 962818568
Web: http://www.restaurantemanolo.com
Tipo de cocina: Mediterránea creativa
Entorno: Amplio comedor con vistas a la playa y zona de barra para cocina más informal. Cuenta con una espléndida terraza
Servicio: Amable y familiar
Accesibilidad: Hay escaleras para ir al comedor, pero no para la zona de barra y mesas de la entrada
Ambiente: Clientes habituales y conocedores de la cocina del chef
Aparcacoches: No
Precio: Muy buena relación calidad-precio
Fecha de la visita: Almuerzo, viernes 13 de junio de 2014

COCINA
Comenzamos con los aperitivos, una de las especialidades más sorprendentes del chef, el primero que nos llega es el Gazpacho con guacamole, muy cremoso y con un toque picante excelente. Seguimos con un Cebiche de sepia, que está a mitad de camino entre el cebiche peruano y el salpicón. Seguimos con un Buñuelo de brandada de bacalao, y también probamos un Biquini de trufa y queso brie exquisito, con textura muy delicada y sabor intenso. Una cualidad, la del sabor, que es una constante en la cocina de Alonso, y lo mismo sucede con la Coca escaldada con jurel, a la que el pimiento caramelizado da un toque dulce, para mi gusto algo elevado.

Comenzamos seguidamente con el primer plato, una Ostra con sorbete de apio y granizado de Bloody Mary y daikon (8 euros), una combinación sorprendente que tiene un sabor ácido, picante y a la vez dulce. Continuamos con Salmón marinado, salsa reifort y cebolla encurtida, de nuevo encontramos dominio del producto y sus equilibrios, además de calidad en la materia prima; seguimos con una Ensalada capresse en copa con polvo de aceituna negra (4 euros), todo el sabor de esta ensalada italiana, con la ligereza de la espuma de ese mediterráneo que se puede ver desde la mesa en la que se degusta; un placer para los sentidos y un plato lleno de sensibilidad.

Seguimos con una Pannacotta de coliflor con pulpo seco, huevas de trucha y aceite de perejil (8 euros), un plato interesante, pero es imprescindible que te guste la coliflor, ya que resulta muy intenso. Excelente la textura de la crema. Probamos a continuación una Ensalada de trufa de verano que, además de las trufas, lleva piñones y corazones de trufa en rodajas. De nuevo el cocinero utiliza los alimentos de otra forma, en este caso muy acertada, aunque la vinagreta resulta algo fuerte de vinagre, tapando ligeramente el perfumado aroma de la trufa de tierra y trufa flor. Seguimos con un plato muy original y de resultado excelente: los Huevos estrellados con patatas y sardinas en salazón, divertido y sabroso. Una especialidad de la casa son los Callos (16 eros), al parecer receta de la madre de Alonso, bien elaborados, con sabor, muy brillante la salsa, un plato que tiene mucho éxito en la zona porque no se suele trabajar en la costa, pero también porque está muy bien hecho. Seguimos con un Cebiche de gamba roja de Denia, que lleva jengibre, brotes, cilantro y jugo de maíz, la cola va levemente marinada y la cabeza brevemente cocida, el conjunto es una exquisitez espléndida, y la salsa de maíz aporta a la salinidad del conjunto matices que la suavizan.

Un Sorbete de limón, menta y caramelo separa los platos que hemos tomado del último, un Arroz de trufa de vino con boletus y pichón brevemente marcado: un arroz con terminado meloso, aunque nos ofrecen una salsa aparte, en su perfecto punto y con exquisito sabor a campo. Terminamos con un postre muy ligero: un Cremoso de limón, cereza, remolachas y naranjas (7 euros). Muy bueno el pan (en la zona suele ser regular) y la bodega bien surtida, con vinos de la zona y algunas referencias internacionales.
OBSERVACIONES
Hay menú experiencia por 69 euros con 14 platos y otro menor por 49 euros. También se puede comer a la carta.
CALIFICACIÓN
Cada día se hace una carta nueva y en ella se incluye la música que se va a poner en el restaurante y la razón de su elección (el día que fuimos nosotros sonaba Lionel Richie). Si quieres un café con hielo, los hielos serán de café y si deseas tomártelo tranquilamente, recibirás una caja con pequeños dulces exquisitos; detalles que nos llevan a una filosofía, la de hacer todo lo posible porque todo sea excelente, y se consigue.

De Casa Manolo te pueden gustar muchas cosas: los precios muy ajustados de la zona de gastro-bar, las vistas a la playa desde un lugar muy cómodo, los platos hechos con buenos productos y muy bien presentados... Pero al final, si yo tuviera que volver (que lo haré), sería por el propio Manuel Alonso, por verle moverse entre las mesas, hablar con los clientes, escuchar cómo describe los platos y el cariño que se percibe en todo lo que hace. Desde ir cada día a la lonja para comprar lo mejor, a sus múltiples reformas que nos indican que siempre está pensando en sus clientes, cómo darles lo mejor y cómo hacerles felices. Ese espíritu "familiar" es lo que me ha enamorado del establecimiento. Quizá el servicio no sea de lujo, pero la forma en la que algunos camareros tratan a los niños o se despiden de sus clientes, sí lo es. Me recuerda tanto a la cocina de hace diez años de Quique Dacosta: ese mediterráneo tan puro, tan lleno de sabor... Ese Mediterráneo que te traslada a una barcaza junto a la costa, casi sacada del mismísimo Sorolla.
NOTICIAS RELACIONADAS
HAY UN COMENTARIO
DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.