Cata los mejores vinos de la bodega acompañados de deliciosas tapas

Cata de Vinos tintos de Excelencia: Un Encuentro con el Tiempo

Nos sumergimos en esta cata de vinos tintos, con algunas referencias que desafían al tiempo.... absolutamente excepcionales.

13 de noviembre de 2008Actualizado el 28 de noviembre de 2023

Los tintos, liberados desde el inicio del evento, aguardaban en sus botellas, algunos ajenos al hecho de que su largo reposo había sido interrumpido y otros despertando abruptamente en un frío decantador. Después de muchos años, finalmente respiraban en libertad en esta cata de vinos tintos inolvidable.

Cata de vinos tintos: el Viña Real Reserva de 1981

No soy particularmente aficionado a algunos Riojas. Aunque disfruto de un buen reserva y cosechero, los crianzas me parecen ásperos y ligeramente desequilibrados en acidez. Este es el estilo Rioja, que no se alinea completamente con mi gusto, a pesar de reconocer su valía desde la perspectiva de un catador. Estos vinos, al estar tan extendidos, a menudo han sufrido maltratos de transportistas, mesoneros y particulares, volviéndolos a veces difícil de beber.

Al acercar el Viña Real a mi nariz en este caso en particular, todos mis prejuicios desaparecieron. ¿Un Rioja? Frutas negras, aromas de cerezas, violetas. ¿Un Gevrey-Chambertin? Tostados, especias. ¿Un Rioja? Definitivamente sí. Un gran Rioja con veintisiete años a sus espaldas. En boca, una sinfonía de taninos, acidez y fruta, todos los elementos perfectamente ensamblados. Un vino en plenitud y con una elegancia que algunos Borgoñas de su edad envidiarían.

Rioja en su Máxima Expresión

Pienso: Rioja es grande, mientras intento dar sentido a la experiencia.

Domaine Peyre Rose Clos Syrah Leone 1996: Un Languedoc de Carácter

El productor Andrés nos revela que Marlene Soria solo embotella el vino cuando considera que tiene la calidad suficiente. En la botella que estamos degustando, encuentro aromas de ciruela, picotas, cuero y una boca densa, concentrada y elegante, con taninos nobles, postgusto a café y un final prolongado. Este coupage de Syrah y Mourvèdre (85%-15%) representa un vino del Languedoc fascinante, que combina carácter, potencia, complejidad y elegancia.

Postres Acompañados de Dulce Alemán

Después de someter a votación el vino que acompañaría a un surtido de “postres de la casa”, la mayoría optó por concluir como empezamos. En este caso, un dulce alemán elaborado con uvas cosechadas a -7 grados de temperatura:

Schloss Johannisberg Riesling Eiswein 1999

Un vino de hielo extraordinario. Con una nariz inicialmente perezosa que, al abrirse, despliega una explosión de fruta blanca y piña en almíbar. Sin rastro de los aromas temidos, como frenazos de coche (goma quemada o hidrocarburos).

Su verdadero poder se revela en la boca: mineralidad, acidez y dulzor fusionados en uno. Impresionante, aunque con un Riesling siempre queda la duda de cómo evolucionará al día siguiente. En el caso de estos vinos, se recomienda abrir la botella, guardarla en la nevera y disfrutar de una copa durante cinco o seis días. Las diferencias son notables de un día a otro, generalmente evolucionando positivamente.

En resumen, esta cata única reveló vinos inusuales, algunos difíciles de encontrar y, si se encuentran, es posible que estén deteriorados. Una experiencia que no se presenta todos los días, pero que quiero compartir con ustedes.

Eva Celada

Periodista y escritora, Eva Celada inició su trayectoria en los ochenta y fue Redactora Jefe de la revista Dona. En los noventa, destacó en medios nacionales e internacionales entrevistando a figuras como la Madre Teresa, Penélope Cruz, el Dalai Lama o Antonio... Ver más sobre el autor