Cena, cócteles y Monólogos en la terraza del Santo Domingo

Cena, cócteles y Monólogos en la terraza del Santo Domingo

Hoy queremos proponerte un planazo por Madrid que incluye humor , buena cocina y una de las mejores vistas de la ciudad.

Redacción24/02/2021

La crisis que ha traído consigo la Covid-19, como ya todos sabemos, ha golpeado con fuerza a muchos sectores, pero sin duda, la hostelería y el turismo han sido dos de los más damnificados debido a los cierres y al frenazo turístico internacional. Pero como suele suceder en la vida, de las dificultades suelen surgir grandes oportunidades, y es la creatividad y el emprendimiento los dos pilares en los que nos debemos sustentar en estos tiempos inciertos. Un buen ejemplo de esto es la iniciativa que la terraza del Santo Domingo lleva a cabo estos días: humor y gastronomía en un espacio abierto, una combinación ganadora.

Las magníficas vistas de Madrid que ofrece la terraza del Santo Domingo es uno de sus grandes atractivosLas magníficas vistas de Madrid que ofrece la terraza del Santo Domingo es uno de sus grandes atractivos

Cada jueves de este mes de Febrero, de 19:00 a 20:30 se ha podido asistir a la actuación de tres monologuistas (aún queda una noche más, la de mañana día 25) que compiten por el premio que se entregará en la gran final, el jueves 4 de Marzo. Además, ese mismo día se sorteará entre los asistentes una cena para 2 personas en la terraza, un aliciente más para asistir esa noche. La iniciativa ha tenido una gran acogida, tanto entre el público de la terraza como entre los actores que se han presentado al certamen.  

Las claves: humor, que siempre hace falta pero más en estos momentos, unas excelentes vistas del centro de Madrid, las que ofrece la terraza del hotel entran probablemente en el top-10 de la capital, y una buena y cuidada gastronomía, que incluye platos para compartir y grandes elaboraciones como la tosta de ventresca de bonito sobre tomate y pimiento, la hamburguesa de vacuno, el costillar a baja temperatura con crema de patata y salsa teriyaki o un espectacular cochinillo deshuesado confitado a baja temperatura. Y por si fuera poco, una buena carta de cócteles.

Todo un planazo: ya no tienes excusa para reírte un poco y brindar por la buena vida.