Vinos Cepa 21

Cepa 21 estrena imagen: vinos con recuerdos, homenajes y aspiraciones

Cepa 21 estrena nueva imagen coincidiendo con el XXI aniversario de la bodega. Etiquetas que recuerdan el pasado e ilustran el futuro…

Redacción09/12/2023

Una vida unida a la viticultura, al terroir de la Ribera del Duero y al campo. Eso es José Moro, presidente de Bodegas Cepa 21. Con los recuerdos de su infancia, juventud y de su familia, Moro ha creado una nueva imagen de sus vinos. Coincidiendo con el XXI aniversario de la bodega, ha presentado el nuevo diseño de sus cinco vinos referencia.   

Un homenaje al terroir de la Ribera del Duero

El vino ha estado presente en todos los pasos que ha realizado José Moro a lo largo de su vida personal y profesional. Sus recuerdos están vinculados a ese tesoro, al vino del terroir de la Ribera del Duero. Así, ha conseguido crear una bodega plenamente asentada como un proyecto importante y relevante en Ribera del Duero. Cepa 21 es su proyecto más único y prestigioso. Después de 21 años, Moro ha querido dar un cambio estético a sus vinos, para celebrar la vida, los recuerdos y rendir homenaje a la tierra. 

Cepa 21 experiencia, historia e innovación

La variedad tempranillo es la protagonista indiscutible de los vinos de Cepa 21. Son una fusión de experiencia vitivinícola con innovación y vanguardia en el entorno único y privilegiado de la Ribera del Duero. Los cinco vinos insignia de Cepa 21 tiene una marcada personalidad y sello indiscutible de su creador. Además, se han ganada el reconocimiento nacional e internacional por su indiscutible calidad.

Nueva imagen de Cepa 21

La bodega Cepa 21 alcanza el XXI aniversario y para celebrarlo, José Moro, ha decidido darle una nueva imagen. Sus vinos más icónicos estrenan imagen corporativa en la que la tradición y los recuerdos de Moro tienen un protagonismo especial. Sus nuevas etiquetas son un recuerdo de la trayectoria e historia de la bodega y una puesta en valor del terroir de la Ribera del Duero.

Son una imagen de todos los valiosos recuerdos que José Moro ha coleccionado como testigo de la evolución de la cultura vitivinícola. Así mismo lo afirma él, «El proyecto da un giro en este XXI aniversario y lo hace con una imagen sincera, que transmite el alma de nuestra tierra; un homenaje al duro trabajo del campo, a los recuerdos de mi infancia y juventud». 

La nueva imagen no olvida la tradición. Es más, es un recuerdo a la historia y recorrido dela cultura vitivinícola. Muestran la parte humana del trabajo en el campo y rememoran los mejores recuerdos del creador y sus antepasados. Son etiquetas modernas, cuidadas en cada detalle y con delicados acabados. Todas ellas llaman la atención por su colorido y estética premium. 

Hito Rosado

Hito Rosado estrena una con el atardecer en la Ribera del Duero. Es un recuerdo a los claretes de antes, pero reinventado. El protagonista indiscutible de la etiqueta es un hito, ese poste de piedra tradicional e íntimamente ligado al campo castellano que sirve como separación entre parcelas.

Hito Rosado Cepa 21: un atardecer único

Hito

Hito es juventud, es vida, es desparpajo, pero con raíces profundas a su terroir. En su etiqueta, el hito es de nuevo el protagonista. Un elemento que separa parcelas y viñedos, en los que la ganadería tiene un papel fundamental. 

Hito Cepa 21: el hito de la Ribera del Duero

Cepa 21 

Es la joya de la bodega y cumple ahora 21 años desde su primera añada. Cepa 21 da protagonismo a la vid en su nueva etiqueta. Una nueva etiqueta en la que muestra los recuerdos de José Moro vinculados a la trayectoria del creador en la tierra. Rememora la juventud de José Moro cuando acompañaba a su padre a entrecavar la tierra con las herramientas al hombro. 

Cepa 21: alma máter de la bodega

Malabrigo

El duro trabajo en la tierra merece su descanso. Y eso es precisamente lo que ilustra la etiqueta de este vino. Malabrigo es el recuerdo imborrable del descanso durante de las largas jornadas de faena de José Moro junto a su padre. Ambos se sentaban al pie de la vid bien abrigados con la tradicional ‘pelliza’ para resguardarse de las duras condiciones de la Ribera del Duero. En sus descanso comían jamón, pan y bebían vino. Una estampa que ha acompañado a José durante toda su vida y que ahora protagoniza su vino estrella.

Malabrigo Cepa 21: el descanso en el campo

Horcajo

La confluencia de dos cerros. Esa es la definición de horcajo. Una estampa muy típica de la Ribera del Duero que José Moro ha estampado en la etiqueta de este vino. Es un homenaje al trabajo duro y al esfuerzo. Es un homenaje a todo eso que aprendió de su abuelo y que ahora admira y reconoce. 

Horcajo: la confluencia de dos cerros. Pura Ribera del Duero

Cepa 21 es tradición y vanguardia. Es un viaje al pasado y a los recuerdos de José Moro. Coincidiendo con el XXI aniversario de la bodega, el creador ha querido ilustrar y plasmar en las etiquetas de sus cinco insignias esa esencia. Los recuerdos de su infancia en la tierra, el duro trabajo del terroir y el prestigioso paisaje de la Ribera del Duero. La nueva imagen de Cepa 21 es pasado, futuro, recuerdos y aspiraciones.