La barra de Villoldo, en Palencia