La mayoría con sabor gallego
Dónde comer un buen pescado en Madrid: 9 restaurantes que te gustarán
El pescado llega a Madrid, en muchos casos directamente desde las lonjas cántabras y gallegas. Su frescura no tiene nada que envidiar a la de muchos puertos de mar, aunque hay que saber escoger muy bien en qué restaurantes se ofrece el mejor. Aquí damos algunas propuestas.
Eva Celada

Eva Celada

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
12/12/2016


Según los expertos, un buen pescado apenas debe cocinarse, siendo imprescindible mantener su jugosidad en cualquier preparación. Las salsas o las cocciones prolongadas, con frecuencia, lo único que hacen es enmascarar los defectos de frescura o calidad del producto. En Madrid todos los restaurantes sirven pescado, pero muy pocos ofrecen un pescado extraordinario, donde sabor, frescura y elaboración nos lleven a la excelencia. Ofrecemos algunos de los mejores establecimientos donde podemos tomarlos, la mayoría de ellos gallegos:

Señorío de Alcocer, una sopa marinera exquisita

Sopa pescadora Señorío AlcocerSopa pescadora Señorío Alcocer

En este restaurante de estilo clásico, donde manda la calidad del producto, se puede tomar una de las sopas de pescado más ricas de la capital: elegante y sobrosa, con un intenso sabor a mar y sin pastas o arroces, únicamente pescado y marisco. El nombre de la joya es Sopa pescadora y su precio, 16,75 euros. Te la sirven en una preciosa sopera, en tanta cantidad como te apetezca. También tienen otros pescados y mariscos, cocinados de diferentes maneras: el arroz con almejas buenísimo, también la fritura, pero la sopa es una auténtica maravilla.

Señorío de Alcocer
Alberto Alcocer, 1.
28036 Madrid.

Alabaster, pescados únicos de las lonjas gallegas llenos de creatividad

Caldeirada de Raya Chicharros y Ajada (Alabaster)Caldeirada de Raya Chicharros y Ajada (Alabaster)

La capacidad de Iván Domínguez para crear platos marinos con sabores muy identificables y a la vez elegantes, es una de las grandes cualidades del restaurante, que ya se disfrutaba en Alborada (A Coruña), con una estrella de la Guia Michelin. En Madrid, este chef ha sabido traer todo ese frescor Atlántico, con platos virtuosos donde hay mucho mar: desde el pan, que se elabora en el restaurante con agua de mar, a las ensaladas, como la de higos, anchoas y tomates. Delicioso el Bogavante en salpicón y una suave vinagreta, o la Merluza al vapor, que recuerda bastante a la de Pepe Solla en Poio. Pero donde realmente nos deja con la boca abierta el chef gallego es en esos pescados, ya no tan fáciles y habituales, que cocina con virtuosismo, como la Raya con caldeirada de chicharros y ajada, el Besugo al vapor o la Bertorella Pil-Pil de Chorizo, crema de Grelos y fritura de Pulpo de Tierra. 



Besugo al Vapor Ensalada Acidulada de Hinojo y Hierbas Aromaticas con Salsa Gribiche (Alabaster)Besugo al Vapor Ensalada Acidulada de Hinojo y Hierbas Aromaticas con Salsa Gribiche (Alabaster)

Pescados respetados al milímetro, tan sólo con suaves infusiones o caldos combinados virtuosamente con vegetales. Es impresionante y no hay nada igual en Madrid. Tiene una oferta más informal en la barra, donde se pueden degustar algunos bocados marineros, como la Sardina ahumada con queso de Arzúa y confitura de tomate o las Empanadas (las mejores de la capital), también de bacalao, xobas o pulpo.

El servicio de sala, liderado por Fran Ramírez, completa uno de los mejores establecimientos de la capital para tomar pescado. Se puede comer bien por 50-60 euros. Un restaurante imprescindible si se quiere comer un muy buen pescado en Madrid.

Alabaster
Montalbán, 9.

28024 Madrid.

Bistronómika: hasta lo que no imaginas

Salmonete BistronómikaSalmonete Bistronómika

Carlos Portillo tiene obsesión con los pescados de calidad recién pescados y adquiridos en las lonjas atlánticas, quizá por esta razón en su restaurante puedes degustar delicias como el Borriquete, el Pampano, el Salmonete de roca, el Xargo negro de la ría, el Xargo Real, el Choco o el Calamar fresco. Un pescado imprescindible en su restaurante es el salmonete de roca. La oferta se complementa con una buena bodega y un ambiente excelente. Se puede comer muy bien por 35-40 euros

Bistronómika
Calle Santa María, 39.
28005 Madrid.

Filandón: una apuesta segura de Pescaderías Coruñesas

Rodaballo con pil-pil de limón (Filandón)Rodaballo con pil-pil de limón (Filandón)

Ubicado en un emplazamiento privilegiado al norte de la capital y con un amplio jardín, el restaurante es la joya de las famosas Pescaderías Coruñesas, que traen directamente desde Galicia pescados y mariscos de mucha calidad. Su extensa carta de platos de pescado proponen puro producto con la mínima elaboración, desde Ostras al natural a Gambas cocidas o Almejas de carril a la sartén. Cuentan con una buena parrilla, donde se cocinan los pescados de tamaño grande, como el Rodaballo o el Lenguado, y también mariscos como el Bogavante. El sabor del pescado a la parrilla es excelente, pero hay que tener cuidado con los puntos de cocción y advertirlo, para que no estén demasiado hechos. El Rodaballo con un suave pilpil de limón y las Croquetas de carabineros son imprescindible. El precio medio viene a estar entre 50 y 60 euros.



Filandón
Carretera de Fuencarral al Pardo km 1,9.

28049 Madrid.

Cañadío, la merluza reina en seis platos

Tajada de merluza (Cañadío)Tajada de merluza (Cañadío)

El restaurante de Paco Quirós, quien ya cuenta con otros tres restaurantes en la capital, tiene mucha aceptación por desarrollar una cocina típicamente cántabra donde no faltan los Bocartes (boquerón), las Rabas (calamares) y diferentes tipos de pescados, todos ellos muy adecuadamente tratados. Mención aparte tiene la merluza, y además en sentido literal, ya que el restaurante la ofrece en lomos, cogote, cocochas, buñuelos… Está cocida a baja temperatura, se abre en lascas muy blancas y jugosas, y tiene todo el sabor del mar. También hacen un excelente Arroz con almejas. El cogote y la tajada son imprescindibles, al igual que la Tarta de queso, casi líquida. El restaurante tiene una buena barra de pinchos y una terraza exterior. El precio es de 35-40 euros.

Cañadío
Conde de Peñalver, 86.
28006 Madrid.

Montes de Galicia: platos caseros con sabor a mar

Pupo en Montes de GaliciaPupo en Montes de Galicia

Nos gusta este restaurante porque nos recuerda a la cocina más marinera de nuestras abuelas: hay técnica, sin duda, pero también mucho producto de calidad y conocimiento, desde un Pulpo a feira bien presentado, con sus cachelos y un pimentón equilibrado, a un Marmitako de mejillones, gambas y almejas, un guiso de esos que te reviven. El Rodaballo es excelente, y lo preparan con emulsión de yogur. De Merluza cuenta con tres platos: en ajada, también rebozada y tipo lasaña, al estilo marinero rellena de almejas. También tienen otros pescados, como la Lamprea, el Besugo a la bilbaina, la Lubina con risotto… y muchos más de calidad.

El punto del pescado es una batalla perdida, ya que el comensal medio lo prefiere muy hecho y los establecimientos se pliegan a sus requerimientos, así que hay que advertirlo. Hacen empanadas de pescado y marisco, y también arroces caldosos de bogavante. El servicio es atento y hay una terraza muy agradable. Cuenta con un menú que siempre incorpora un plato de pescado, por 17 euros de lunes a viernes, en el almuerzo. A la carta se puede comer bien, por 30-40 euros según pescado.

Montes de Galicia
Calle Azcona, 46

28028 Madrid.

Atrapallada, pescados y mariscos frescos a buen precio

AtrapalladaAtrapallada

Completamente renovado, Atrapallada es uno de los restaurantes más recomendables para tomar un buen pescado en Madrid, desde la merluza a la lubina, desde los carbineros a las gambas, el producto llega de las costas cántabras cada día gracias al buen hacer de sus propietarios: Mari Ángeles (hija del fundador) y su esposo Kiko, que es el encargado de las compras. Estupendo el Pulpo a la gallega con sus cachelos, también la Empanada de pulpo, las Verduritas con carabineros o las Almejas en sartén. Muy recomendables los Arroces al caldero o en paella, así como cualquier tipo de pescado: todos salvajes, desde el lenguado al sapito al horno con su refrito de ajos.



En el apartado de mariscos, trabajan muy bien las ostras, los berberechos, las zamburiñas, las gambas y los percebes gallegos en temporada. Se puede comer por 30-35 euros y hay menús para grupos a partir de 33 euros, con bebida incluida. No son del mar, pero su steak tartar y sus callos también están buenísimos. En definitiva, buena cocina gallega de producto bien presentada.

Atrapallada
Paseo de las Acacias, 12.

28005 Madrid.

Ogrelo: Un gallego muy popular

Pescado OgreloPescado Ogrelo

Con varios establecimientos en la capital, este restaurante trabaja los pescados que trae de las longas gallegas. En sus cocinas se preparan merluza, rodaballo, lenguado o bacalao de primer nivel. Excelente el pulpo a la gallega o a la plancha, también tienen erizo. El servicio es tradicional e incluso algo brusco, pero el género es muy bueno. Hay parrilladas y tártares, y se pueden tomar medias raciones, ya que éstas son bastante grandes. El precio medio oscila de 50-70 euros.

Ogrelo
Menorca, 39.
28009 Madrid.

Couzapin: un asturiano tradicional con el mejor rape de la capital

Pixín de CouzapinPixín de Couzapin

Uno de los restaurantes asturianos más significativos de Madrid, famoso también por su tradicional subasta de Cabrales. Tienen algunos pescados muy reseñables, aunque nos quedamos con el Rape de barriga negra o pixín (50 euros dos personas, aunque pueden comer tres), el más sabroso, que el chef y propietario Roberto Rubio hace horneado con un suave pilpil de su jugo. Excelentes las croquetas de cabrales, las zamburiñas, el pulpo a la brasa, erizo relleno de txangurro y gratinado, las sardinas ahumadas buenisimas y hasta la empanada de calamares en su tinta. Un restaurante muy recomendable para tomar pescado fresco de calidad y cualquiera de sus veinte platos de legumbres.

Couzapin
Calle Menorca, 33.

28009 Madrid.

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.