¿Cómo cortar bien un Jamón Ibérico paso a paso?

¿Cómo cortar bien un Jamón Ibérico paso a paso?

Saber cortarlo es imprescindible para sacar el mayor provecho al alimento y disfrutar de su increíble sabor.

Redacción23/08/2021

El jamón, (un producto que lleva en la península ibérica desde los celtas) es junto con la tortilla de patata, el producto más internacional de la gastronomía española. 

Todos los días son una buena ocasión para disfrutar de esta comida, y en verano también ( ¿un Jamón ibérico con melón?). Pero en muchas ocasiones, no se saca todo el partido a este producto porque no se tiene una buena técnica de corte. Con estos pasos, se podrá disfrutar de todas sus propiedades, aroma y sabor. 

Cortar bien el jamón es fundamental para disfrutar de todas sus propiedades organolépticasCortar bien el jamón es fundamental para disfrutar de todas sus propiedades organolépticas

Los pasos que debemos dar para cortar bien un Jamón Ibérico

Hoy, Extrem Puro extremadura nos da los pasos que debemos seguir para cortar bien el jamón  

Paso 1

Lo primero que hay que hacer es colocar el producto en el jamonero. Antes de continuar, hay que comprobar si se sujeta en el soporte. Si esto está correcto, hay que continuar preparando los materiales que utilizaremos durante el corte: afilar bien los cuchillos y colocar cerca un tenedor o una pinza, ya que nos ayudarán para coger las lonchas.  

Paso 2

Nos disponemos a realizar el primer corte. Se realizará en la parte superior de la caña. El corte debe ser profundo y perpendicular a la pata, justo por debajo de la articulación del cerdo. El siguiente se realizará un poco más abajo en forma de cuña. Se retirará los restos de grasa y los de jamón para poder comenzar a cortar las lonchas. 

Paso 3 

Posteriormente, hay que limpiar la carne del jamón ibérico. Sin olvidarnos de retirar la parte exterior de la piel y la grasa amarilla. Algo imprescindible es retirar la grasa cuando se vaya a limpiar el jamón, pero solamente la parte que se va a comer en ese momento. El resto de la grasa también dispone de utilidad. Se guardarán varios trozos para tapar el corte. De esta manera, se evitará que se seque y permitirá conservar la jugosidad y el sabor intenso de la carne.  

Paso 4

Conseguido esto, ya se puede lonchear. Los cortes deben ser realizados en dirección correcta, desde la pezuña hasta la punta de jamón. Hay que utilizar el cuchillo jamonero para hacer los cortes regulares y rectos. Así se conseguirá un grosor medio de la loncha.  

Paso 5

Al ir avanzando poco a poco, es bastante probable encontrarse un hueso de la cadera. Hay que rodear con el cuchillo corto, es decir, con el cuchillo de deshuesar. Es imprescindible no cortar el hueso durante el loncheado para no romperlo y astillar la carne.  

Paso 6

Cuando esté terminada la carne de la maza, se puede voltear el jamón y seguir sacando provecho a la babilla. Se empieza en la parte más alta, se limpian los restos de la corteza y la grasa amarilla. Pronto se encontrará la rótula y la rabadilla, así se debe rodearlos con el cuchillo de deshuesar.  

Paso 7

Las lonchas de esta parte del jamón presentan un aspecto más consistente y curado. Si el corte se complica siendo irregular lo mejor es no continuar. Todavía se pueden sacar provecho a los restos, a los huesos, a la carne sobrante, ya que se pueden utilizar para dar sabor al caldo de la sopa y a los guisos.