Trucos y recetas
Cómo hacer un licor de café y un licor de hierbas en casa
Os enseñamos, paso a paso, cómo preparar en casa estos dos fantásticos licores, de forma sencilla y funcional.
Jesús Sánchez Celada

Jesús Sánchez Celada

Fotografías:

Traducción:

Actualizado
30/04/2019



Los licores, consumidos con moderación, favorecen la vasodilataciónLos licores, consumidos con moderación, favorecen la vasodilatación

Podemos asegurar lo bien que sienta tomarse un licor en un restaurante como digestivo tras una comida copiosa. Pero, como con prácticamente todo en esta vida, lo hecho en casa siempre sabe mejor, y por eso te queremos proponer que elabores, de forma totalmente artesanal, cualquiera de estos dos exquisitos licores.

¿Es verdad que los licores son digestivos?

No podemos olvidar que se trata de una bebida alcohólica, por lo tanto, lo primero es recordar su uso responsable. No existirá ningún beneficio si se abusa de él, por lo tanto es fundamental recordar que en ningún caso debemos tomarlo en grandes cantidades. Dicho esto, los licores, una vez absorbidos en el estómago, favorecen la vasodilatación, que aumenta la secreción de una serie de enzimas digestivas y es por ello por lo que se usan como ayuda para realizar una digestión más rápida.

¿Cuánto tiempo puedo tenerlos almacenados?

Los licores son similares al vino en ese aspecto. Cuanto más tiempo estén reposando, más aumentará su sabor. Eso sí, es imprescindible que las condiciones sean las correctas: lugares oscuros, frescos y secos. No deben, en ningún caso, estar almacenados en estancias húmedas, ya que arruinaríamos el licor. Su embotellamiento también es fundamental, ya que debe ser hermético.

¿Cuáles son los mejores envases para su conservación?

Existen varias características imprescindibles en los recipientes que uses para almacenar el licor: por un lado, deben de ser de cristal. Al estar tanto tiempo almacenados, cualquier otro material acabaría impregnando su sabor al licor, por lo tanto, que sean de cristal es el primer requisito. Otra cosa fundamental es que se puedan cerrar de forma hermética, ya que así evitaremos que entre aire u otras sustancias que puedan arruinar nuestro licor. Aconsejamos que sean transparentes, para poder ver el tipo de licor que tenemos dentro, y añadirle una etiqueta con la fecha en la que lo hemos elaborado, de esa forma podremos fabricar diferentes añadas y diferenciarlas fácilmente.

Licor de café

Este licor se da en muchas zonas, pero la receta que os presentamos es típica de Galicia, en dónde el licor de café es un habitual en las mesas gallegas.

Ingredientes

  • 2 litros de aguardiente blanco
  • 320 gramos de café en grano
  • 2 cañas de canela
  • 1/2 naranja
  • 1 limón
  • 1 kg de azúcar blanco
  • 6 onzas de chocolate negro
  • 200 ml de agua

Preparación

  1. Lo primero que debemos hacer  es hervir en una olla el agua con el azúcar. Una vez esté hirviendo, dejamos 10 minutos para conseguir el almíbar. Tenemos que ir removiendo para que no se nos pegue.
  2. En un molinillo molemos los granos de café.
  3. Vertemos el aguardiente en un recipiente de buen tamaño y que podamos cerrar (una garrafa de agua es ideal) y le añadimos el almíbar, el café molido, las cañas de canela, el zumo de la media naranja, las onzas de chocolate negro y la corteza del limón, que previamente habremos pelado.
  4. Una vez tengamos esta mezcla, toca esperar. Debemos dejarlo reposar durante aproximadamente 10 días en un lugar oscuro y fresco. Durante este tiempo, únicamente deberemos remover la mezcla de vez en cuando para que los ingredientes vayan mezclándose debidamente.
  5. Pasado ese tiempo, es el momento de colar la mezcla . Primero con la ayuda de un colador de alambre fino, realizaremos una primera pasada. A continuación, debemos colar con un paño o colador de manga para retener aquellos restos más finos y que nos quede un licor limpio.
  6. Incorporamos el líquido en botellas herméticas, que cerraremos y almacenaremos durante tres meses, como mínimo. Cuánto más tiempo esté almacenado, más sabor tendrá, así que en esta etapa es conveniente armarse de paciencia.
  7. Cuando pase el tiempo lo abrimos, lo servimos bien frío y ahora por fin toca disfrutarlo.

Licor de hierbas

Otro de los clásicos de la sobremesa es el licor de hierbas. Te aconsejamos que primero pruebes nuestra receta, pero que la próxima vez uses tu imaginación y añadas tus propias hierbas para personalizar tu licor.

Ingredientes

  • 1 litro de orujo blanco
  • Hierbas aromáticas: menta, laurel, hierbaluisa, salvia, albahaca, té, manzanilla, romero, clavo, canela, enebro e hinojo
  • 1 limón
  • 1/ kg de azúcar blanco
  • 1/2 l de agua

Preparación

  1. En un recipiente grande que podamos cerrar, como una garrafa de agua, añadimos la mezcla de las hierbas, la piel del limón y el orujo.
  2. Cerramos y dejamos reposar, en un lugar oscuro y fresco, pero que no sea húmedo. Mantendremos esta mezcla, removiendo de forma recurrente los ingredientes para que los aromas se vayan integrando en toda el conjunto. Esperamos unos 15 días.
  3. Pasado el tiempo, preparamos un almíbar cociendo el agua con el azúcar y dejando cocinar 10 minutos, removiendo para evitar que se pegue. Dejamos enfriar y añadimos a la mezcla del orujo y las hierbas.
  4. Esperamos otros quince días, siguiendo la pauta de remover de forma habitual la mezcla.
  5. Una vez pasado el tiempo, embotellamos.
  6. Servimos bien frío.


NOTICIAS RELACIONADAS
DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.