noche de San Valentín

Cómo salvar la noche de San Valentín con 5 sencillos platos como regalo

Aquí traemos varios platos, fáciles y riquísimos, con los que conseguirás que tu pareja se sorprenda este San Valentín y tengas un acierto seguro.

13 de febrero de 2023Actualizado el 18 de abril de 2024

Como ya sabéis, el 14 de febrero es el día de los enamorados, San Valentín. Si aún no has preparado nada o el restaurante de moda de tu ciudad ya está lleno…  ¡no te preocupes! Desde aquí vamos a dejarte cinco platos con los que podrás preparar una cena llena de amor y comida estupenda.

San Valentín, lo que importa es la intención

Quizá cocinar no es uno de tus puntos fuertes, pero los platos que vamos a recomendarte son súper fáciles de hacer. Además, todos sabemos que lo importante es la intención. Si eres de los que piensa que comprando un ramo de flores saldrás del paso, déjame decirte que no es así

Tener una idea, hacer el esfuerzo de ir al supermercado a comprar los ingredientes y estar tiempo en la cocina solo para conseguir una cita perfecta, tiene mucho más valor que cualquier cosa que puedas comprar. Por eso, desde Con Mucha Gula, queremos darte el empujoncito que te falta.

A través de diferentes platos, sin nada que ver entre sí, vamos a darte ideas para que te animes a prepararlos. Eso sí, desde ya avisamos que no todos son de lo más healthy, pero ¡un día es un día!

Fondue de queso, un entrante original

Un buen caquelón, un fiable hornillo y un tenedor para fondue conforman todo el equipo que necesitas para la fondue. Además del queso, solo el pan es imprescindible. La receta básica de la fondue de queso requiere muy pocos ingredientes: queso suizo rallado, ajo fresco, un poco de vino blanco, almidón de maíz para ligar y un poco de zumo de limón. Se puede preparar de forma rápida y sencilla. No hay mejor forma de comenzar una gran velada.

La fondue de queso es un plato que tiene su origen en Suiza

Pasta Carbonara, en la sencillez está el gusto

Es un plato muy típico en las cenas románticas, pero unos spaghetti carbonara siempre apetecen. Dejando de lado los consejos de no tomar pasta por la noche, te animamos a que si tus conocimientos culinarios son bastante limitados te atrevas con esto. Puedes hacerlos con nata o sin nata, con bacón o con el verdadero guanciale, usando queso o sin usarlo. Puedes seguir la auténtica receta italiana, o si quieres sorprender de verdad, introducir alguna novedad como por ejemplo el salmón. 

Unos carbona originale dall'italia son una buena opción

Solomillo Wellington, lo clásico siempre funciona

El solomillo Wellington es un acierto en cualquier ocasión. Nuestro consejo es que lo dejes preparado un día antes para que el sabor alcance su punto óptimo. Aquí la clave está en el horneado, el hojaldre debe estar crujiente, pero sin quemarse. A su vez, la carne no debe estar cruda, pero tampoco seca. De ahí, la pequeña dificultad que envuelve, nunca mejor dicho, a este plato. Además, si te animas, puedes apostar por un acompañamiento de patatas (fritas, horneadas o cocidas) o incluso alguna salsa extra, como la salsa de trufa o de queso.

El solomillo Wellington nunca falla en las ocasiones especiales

Sushi casero, para los más atrevidos

Esta opción es solo para aquellos que quieren mucho a su pareja. La elaboración en sí no es complicada, pero requiere un trabajo minucioso y de tiempo. Lo primero que tienes que tener claro es el pescado que vas a utilizar (salmón, atún, anguila…). Después tener el arroz especial para sushi, el sushi-zu (aderezo para el arroz), el alga nori y el aguacate. Una vez tengas el arroz cocinado y sazonado, y el aguacate y el pescado cortado en trocitos pequeños, llega la parte más difícil.

Para el paso de envolver los ingredientes principales en el alga, te recomendamos la esterilla de bambú, que te facilitará mucho esta tarea. Una vez enrollado, tanto si has elegido hacer makis o nigiris, preséntalo en un plato bonito sin olvidarte del cuenco con salsa de soja.

Hacer suhi casero es la prueba de amor definitivo

Fresas con nata, el mejor final de San Valentín

Para terminar, te proponemos un postre muy fácil. Para inaugurar la temporada de fresas qué mejor que una riquísimas fresas con nata para ponerle el colofón final a la velada. Solo tendrás que ir a tu frutería de confianza y si no dispones de batidora en casa, seguro que te pasarán por alto que compres nata en spray en cualquier supermercado. Eso sí, para ultimar los detalles, puedes presentar el plato en forma de corazón: con una base de fresas, capa abundante de nata y más fresas encima.

Las fresas con nata son el mejor postre para terminar San Valentín por todo lo alto

Esperamos que estas ideas os hayan inspirado para hacer de este San Valentín 2023 una noche inolvidable.

Jesús Sánchez Celada

Jesús Sánchez Celada es Periodista gastronómico y director de la revista Con Mucha Gula. Su contribución al periodismo gastronómico va más allá de Con Mucha Gula, consolidándose como figura multifacética en el panorama... Ver más sobre el autor