Conejo al ajillo

Una receta clásica de los merenderos de Madrid, que ahora preparan en La Cruz Blanca de Vallecas.

28 de septiembre de 2018Actualizado el 3 de abril de 2020
  • 1/2 conejo troceado (550 g aprox.)
  • 2 dientes de ajo molidos o picados
  • 3 dientes de ajo sin pelar
  • 2 dientes de ajo en láminas
  • 1 guindilla
  • 1 hoja de laurel
  • 1 tacita de vino blanco (150 ml)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Zumo de limón o vinagre de vino blanco

Dificultad:

Facil

Precio:

Bajo

Así lo hacemos:

  1. Poner el ajo molido y sal a las tajadas de conejo.
  2. En una sartén amplia, con abundante aceite caliente, freír las tajadas de conejo y los dientes ajo enteros, cinco minutos.
  3. Cuando coja color, se pasa a otra sartén con muy poco aceite y los dientes de ajo cortados en láminas. Añadir la guindilla, partida en varios trozos y unas hojas de laurel. Rehogar, removiendo bien los trozos de la carne de conejo hasta que se tueste el ajo.
  4. Añadir el vino blanco y flambear el alcohol a fuego fuerte.
  5. Añadir el zumo de un limón recién exprimido o un chorrito de vinagre.
  6. Remover bien durante un par de minutos, para que se mezclen bien los sabores y pasar a una bandeja.
  7. Servir caliente y acompañado de una ensalada de lechuga.