Converso, un vino que es todo un viaje al pasado

Castillo Termal Monasterio de Valbuena ha lanzado una nueva añada de su vino de crianza Converso

2 de diciembre de 2022

Castillo Termal Monasterio de Valbuena ha vuelto a conseguirlo al lanzar un vino tinto de altísima calidad acorde con su filosofía de exclusividad. Tanto es así que la producción de Converso Crianza 2019 se ha limitado a 20.000 botellas, con el fin de preservar la calidad y exclusividad del vino.

Este vino puede disfrutarse en los restaurantes de la cadena hotelera, Castilla Termal Olmedo, Castilla Termal Monasterio de Valbuena, Castilla Termal Burgo de Osma y Castilla Termal Solares, y además se puede adquirir a través de la tienda online y en los propios establecimientos.

Converso ha sido un vino que desde sus inicios en el 2016 ha recibido grandes condecoraciones como la Gran Medalla de Oro en el Concours Mondial Bruxells, los Bacchus de oro y de plata en los Certámenes Internacionales de Vinos Bacchus XVIII y XIX, respectivamente, o el Zarcillo de Plata en la XVII Edición de los Premios Zarcillo. Esta nueva añada procedente de la cosecha de 2019, ha sido calificada por el Consejo Regulador de Ribera del Duero como de “Excelente.

Pero este vino va más allá y responde también a los principios de sostenibilidad y economía circular que conforman el ADN de la cadena. Por eso, de los racimos que han nacido de las primeras cepas de la Ribera del Duero no solo sale vino. También se aprovecha el hollejo y las pepitas de las uvas para elaborar exfoliante corporal que se utilizan en los tratamientos y experiencias ofrecidos en cada uno de los establecimientos de la cadena hotelera.

Un vino que es un viaje al pasado con visión de futuro

La historia de este vino se remonta al siglo XII, bajo los muros del Monasterio de Santa María de Valbuena, ubicado en la localidad de San Bernardo, en pleno corazón de la Ribera del Duero, en Valladolid. Allí se encontraban los monjes de la orden Cisterciense, considerados los padres o precursores de los vinos de la Ribera del Duero. En algunas ocasiones les ayudaban en sus labores agrícolas los “conversos”, personal no religioso que trabajaba a cambio de comida y cobijo. Castilla Termal Hoteles recogió su testigo y, en su honor, bautizó este vino elaborado con las mismas uvas de los viñedos que rodean el monasterio.

Nota de Cata

Vino Converso Crianza D.O. Ribera del Duero variedad 100% Tempranillo de la mayor calidad posible y un reposo en barrica de roble francés y americano durante 12 meses. Esto hace que nos encontremos un vino con un intenso color rojo cereza, de capa media alta.  En nariz podemos encontrar aromas de fruta negra madura propios de la Tinta del País que ensamblan perfectamente con la crianza en barricas de roble francés y americano. Con un paso amable y equilibrado, es un vino perfecto tanto para tomar a la hora del aperitivo como para maridar con platos más suculentos.

Jesús Sánchez Celada

Jesús Sánchez Celada es Periodista gastronómico y director de la revista Con Mucha Gula. Su contribución al periodismo gastronómico va más allá de Con Mucha Gula, consolidándose como figura multifacética en el panorama... Ver más sobre el autor