Todo lo que tienes que saber de estas dos increíbles algas
¿Cuál es la diferencia entre Espirulina y Chlorella?
Te ayudamos a conocer las diferencias entre estos dos superalimentos y sus principales características, así como sus diferencias y similitudes.

Mikel García Iturrioz

Fotografías:

Traducción:

Actualizado
05/12/2018



Ya seas un fanático de los smoothies de frutas y verduras, o simplemente consumas suplementos alimenticios, es probable que hayas oído hablar de la Chlorella y la Espirulina. Pero, al igual que muchas personas, puedes tener dudas en cuanto a lo que estas algas realmente hacen por tu salud y qué las hace diferentes una de la otra. Por supuesto, ambas son superalimentos increíblemente poderosos, que pueden beneficiar a cualquiera que los tome como parte de su régimen diario de salud, pero la espirulina y la clorella son, definitivamente, dos variedades diferentes de un tipo similar de microalgas.

Descripción y origen

EspirulinaEspirulina

La espirulina es un alga azul verdosa única, de hecho no es una verdadera alga en términos biológicos, sino más bien una cianobacteria. Esta clasificación distintiva se da porque su material genético no está organizado en un núcleo unido a la membrana, sin embargo, todavía utiliza el sol como fuente de energía de la forma en que lo hacen las plantas. Desarrollada de forma natural en los lagos de agua dulce alcalinos de México y África continental, la espirulina no es sólo uno de los alimentos más saludables del mundo, sino que también es uno de los más antiguos. De hecho, hay constancia que los aztecas la utilizaron como fuente de alimento.

La chlorella surgió hace más de 2 mil millones de años y fue la primera forma de una planta con un núcleo bien definido. A diferencia de la espirulina, la chlorella es un microorganismo unicelular de forma esférica. Crece en agua dulce y es extremadamente pequeña. Pero, al igual que la espirulina, este pequeño superalimento contiene un valioso aporte nutricional.

Propiedades de la espirulina y la chlorella

Tanto la Espirulina como la Chlorella se clasifican como superalimentos, por lo que se encuentran entre las fuentes de nutrientes más ricas del planeta.

Chlorella en polvoChlorella en polvo

La Espirulina es considerada uno de los alimentos más completos desde el punto de vista nutricional. Es rica en vitaminas A, B, C, E y K, así como en minerales como potasio, calcio, cromo, cobre, hierro, magnesio y zinc. La espirulina también es rica en vitaminas B y proteínas. Con un contenido ligeramente mayor que la chlorella (que contiene aproximadamente un 50% de proteínas), aporta un 70% de proteínas completas por biomasa. La espirulina es a menudo utilizada como un suplemento alimenticio por vegetarianos y veganos.

Es una de las fuentes más ricas de beta-caroteno, y tiene 10 veces más que el contenido en las zanahorias. Entre sus componentes incluye ácido gamma linolénico (GLA). Pocos alimentos contienen este ácido graso omega-6, que desempeña un papel crucial en la salud del organismo. Además de su riqueza en proteínas, vitaminas, minerales y valiosos ácidos grasos, posee fitonutrientes como la ficocianina, pigmento que le aporta a la espirulina su tono azul. Este compuesto es exclusivo de la espirulina y en los mamíferos se convierte en ficocianorrubina, un antioxidante que ayuda a proteger los tejidos de los radicales libres. Gracias a su pared celular perfectamente digerible, la abundancia de nutrientes que ofrece la espirulina es altamente biodisponible, lo que significa que es muy fácil para el cuerpo absorberlos.

La Chlorella es rica en los carotenoides beta-caroteno, alfa-caroteno y luteína. También es una fuente abundante de vitaminas B, C, D, E, K y minerales como fósforo, calcio, zinc, magnesio y hierro. Al igual que la espirulina, la chlorella es rica en proteínas y también ofrece una rica fuente de grasas saludables, incluido el ácido oleico (omega-9). La chlorella es muy popular por tener la mayor concentración de clorofila de cualquier planta conocida. La clorofila es lo que le da a las plantas su color verde y es un poderoso agente antioxidante y limpiador, ya que promueve la desintoxicación del hígado y el tracto digestivo. Dado que la chlorella es una potente ayuda para la desintoxicación, esta alga verde también es conocida por su capacidad para actuar como un quelante natural para desintoxicar el cuerpo de metales pesados. Otro componente único de la chlorella es el denominado Factor de Crecimiento de Chlorella (CGF, por sus siglas en inglés). Este compuesto es la razón de la rápida tasa de reproducción de la chlorella, con una increíble capacidad de cuadruplicar su número cada 20-24 horas. En opinión de algunos expertos, puede ser de ayuda para reparar el daño del tejido nervioso, apoyar el sistema inmunológico y promover un aumento de energía. El Factor de Crecimiento de Chlorella también contiene ADN y ARN, que nuestro cuerpo produce en menor cantidad a medida de que envejecemos. Se debe tener muy en cuenta que la chlorella requiere un procesamiento antes de que pueda estar disponible para el consumo humano, debido a que tiene una pared de celulosa no digerible. Por lo tanto, primero tiene que someterse a un proceso complejo para romper mecánicamente esta pared de celulosa. Si la pared de celulosa no está rota, el cuerpo no podrá digerirla y no podremos aprovechar todo el valor nutricional contenido en la chlorella. Este proceso no sólo es complejo, sino que requiere de un equipo costoso para realizarlo. Por lo tanto, el costo del producto es, en última instancia, significativamente mayor.

Espirulina vs Chlorella

Espirulina vs ChlorellaEspirulina vs Chlorella

En resumen, si bien la espirulina y la clorella tienen muchas similitudes, también tienen una serie de diferencias:

  1. La Espirulina es más rica en proteínas que la Chlorella. La Espirulina contiene hasta un 70% de proteínas, en comparación al 50% de la Chlorella.
  2. La Espirulina es más rica en ácidos grasos saludables, como el ácido gamma linoleico (GLA), así como en betacaroteno.
  3. La Espirulina contiene fitocianina, un valiosos fitonutriente que actúa como antioxidante, protegiendo a las células.
  4. La Chlorella es una alga verde, mientras que la Espirulina es de color azul-verde. El intenso tono verde de Chlorella es un indicativo de que es más rica en clorofila que la Espirulina (hasta 10 veces más ).
  5. Gracias a su elevado contenido en clorofila, la Chlorella se considera más efectiva en el apoyo de la desintoxicación del organismo, la limpieza del hígado y el tracto digestivo
  6. La Chlorella contiene un complejo único, llamado Factor de Crecimiento de Chlorella (CGF, por sus siglas en inglés). Se considera que puede ser un buen apoyo nutricional en la reparación de tejidos nerviosos y como ayuda al buen funcionamiento del sistema inmune.
  7. La Chlorella tiene una pared de celulosa no digerible, por lo que requiere un procesamiento para que puedan ser aprovechado todo su valor nutricional. En comparación, la Espirulina tiene una pared de celulosa perfectamente digerible, por lo tanto, es fácilmente disponible y se digiere y absorbe de inmediato cuando se toma.

Espirulina o Chlorella, ¿cuál gana?

En definitiva, tanto la clorella como la espirulina son alimentos extremadamente ricos en nutrientes y cualquiera de ellos puede aportar beneficios como complemento a una dieta saludable. La buena noticia es que no tienes porqué elegir una u otra, quédate con ambas. Las puedes tomar en combinación o alternarlas por temporadas. ¡Seguro que notarás sus beneficios!

Mikel García Iturrioz es el Director Técnico del Herbolario Online MisohiNutricion.com
NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.