Fierro en Valencia, Kiro Sushi en Logroño, Mercès One en Barcelona y Soma de Arrando en Madrid
Cuatro restaurantes de una sola mesa que te fascinarán y deslumbrarán
Existen lugares diferentes, con deliciosas opciones para degustar, donde todos los comensales se sientan a la misma mesa compartiendo explicación, entendiendo la comida y comunicando experiencias.
Romina Álvarez

Romina Álvarez

Fotografías:

Traducción:

Actualizado
05/11/2018



Al igual que se hacía en épocas pretéritas, por ejemplo en el medievo, en las grandes galas de los castillos medievales, sentarse todos a una misma mesa era un acto bastante común y parte de la vida social de la ciudad, la villa, el pueblo… Pero, desde entonces, la mesa ha sufrido distintos cambios, convirtiéndose en un lugar que ha fomentado el encuentro y donde se han forjado costumbres y hábitos que se han desarrollado y han evolucionado hasta el día de hoy.

La mesa de FierroLa mesa de Fierro

Sin embargo, es a partir de la Revolución Industrial, en el siglo XVIII, cuando la mesa inicia el proceso de cambio y se convierte en un elemento más accesible en todos en los hogares. El menaje cambia para hacerse más versátil a la vida moderna, sin tanto tiempo y con familias más pequeñas. Al igual que estos cambios han ocurrido en los hogares, los restaurantes han diseñado sus espacios con mesas de diferentes tamaños: para dos, cuatro ó diez comensales, aunque no todos mantienen esa estructura.

Presentamos a continuación una propuesta de cuatro restaurantes que han optado por una mesa única en la que todos sus comensales se sientan a la vez y en el mismo espacio, comparten explicaciones de los platos y experiencias de sabores. Se trata de otra forma de disfrutar de la cocina en la que la única exigencia de todos ellos es que todos los comensales deben estar a la misma hora para comer o para cenar.

Fierro, espacio gastronómico en Valencia

Sopa cítrica en FierroSopa cítrica en Fierro

Este pequeño restaurante, ubicado en el centro de Valencia, nos ofrece una exquisita exclusivad para diez comensales a manos de sus chefs Germán Carrizo y Carito Lourenço, ambos de origen argentino y acompañados de la sumiller Eva Pizarro.

Los comensales de Fierro toman un menú cerrado, que incluye entre 12 y 14 platos que los cocineros preparan y emplatan a la vista de sus clientes, y que incluso les presentan y explican, con una cercanía máxima. En los platos de Fierro, los chefs ofrecen una fusión latina con técnicas asiáticas y sabores españoles. Una mezcla interesante, sorprendente, elegante y, a la vez, voluptuosa.

Explicar un menú degustación de Fierro no es sencillo, comenzando por el Calabacín en 3 texturas, la Tartaleta, el Tartar de sepia o la Empanada, propuestas con ingredientes clásicos que sorprenden por las técnicas utilizadas o por la forma de presentarlas, sin querer dar más detalles para no romper la magia a futuros visitantes. Excelentes también la Sopa cítrica con gamba y el Carpaccio de cerdo (Vitello Tonato), que mantienen la emoción en la mesa. Sorprendentes el Atún al curry y el Pato con fresa asada y remolacha, sabores que se potencian con el maridaje, del que hablaremos en líneas posteriores. El menú se completa con Mate, Burrata-berenjena, Mascarpone-pasión, Idiazabal-cereza y Tempeh de arroz, una parte dulce que redondea un menú que cuenta, además, con una excelente relación calidad-precio.

El precio del menú de Fierro es de 55 €, más 25 € del maridaje, un precio realmente increíble para esta experiencia única.

Fierro
Calle del Dr. Serrano, 4 , 46006, Valencia
Tel. 963 305 244

Kiro Sushi, ceremonia culinaria nipona premiada en Logroño

Barra única en KirosushiBarra única en Kirosushi

En otra ciudad interesante para comer, como es Logroño, nos encontramos la cocina del restaurante con la primera estrella Michelin de la ciudad: Kiro Sushi. Félix Jiménez es un riojano (de Alfaro) apasionado por la cultura japonesa, tanto que ha dedicado su vida a formarse como un auténtico sushiman, aprendiendo en Japón con los mejores maestros y trabajando allí en las cocinas más afamadas. Su restaurante, Kiro Sushi, es una barra reservada sólo para una decena de comensales, que asisten a una auténtica ceremonia gastronómica que oficia el chef, vestido con el tradicional kimono.

En Kiro Sushi no hay carta sino un único menú que cuesta 70€ y que consta de 16 nigiris, más un trozo de tortilla japonesa.

La elaboración de cada bocado es excelente, desde la selección del pescado al corte magistral, pasando por la elaboración al detalle del arroz koshihikari, una variedad muy aromática y apreciada que enfría con el suave batir del abanico, al más puro estilo nipón.

El resultado de la experiencia de comer en este pequeño restaurante es que cada uno de los bocados está diseñado para ser tomado a la temperatura exacta, recién elaborados, que se deshacen en delicados matices de sabores y texturas. Es sin lugar a dudas una experiencia única para disfrutar en Logroño. 

Kirosushi
Calle María Teresa Gil de Gárate, 24, 26002 Logroño
Telefono: +34 941 12 31 45

Mercès One, personalización y exclusividad para una mesa única

Verduras de temporada en Mercés OneVerduras de temporada en Mercés One

Mercés One, creado por el selecto cátering Mercès, es un restaurante que acoge a una única reserva y ofrece una excelente cocina de temporada. Está ubicado en el centro de Barcelona y nos ofrece algo único: se trata de un precioso restaurante con una mesa y un entorno personalizable para adaptarse al comensal, que permite acoger hasta 24 personas y donde se puede personalizar hasta el último detalle para adaptarse a los gustos y necesidades del visitante. Es posible, además, elegir el tipo de mesa (redonda, cuadrada, imperial…), la cubertería, la mantelería, la música, el ambiente y la decoración (clásica, vanguardista, romántica). El local se reserva incluso para dos comensales.

La carta está compuesta por recetas que, con el tiempo, se han convertido en clásicos identificables y solicitados por los clientes habituales, y otras que responden al mercado y a las nuevas tendencias culinarias. El experiementado chef Antonio Cornejo, junto a a Mercè Solernou, seleccionan el producto con los máximos estándares de calidad, para después tratarlo con minuciosidad y carácter y llevar a la mesa creaciones del recetario mediterráneo tradicional puesto al día.

Los platos, delicados y bien ejecutados, tienen un aspecto delicioso con un marcado accento mediterráneo, aunque con fusiones refrescantes que sorprenden a quien los prueba, como por ejemplo un Carpaccio de uva con vieira y tomillo o un Gazpacho de aguacate y caviar de salmón.

El precio medio de una experiencia gastronómica en el Mercés One es de 80 € por persona.

Mercés One
Calle Diagonal 539 – 541, 08029 Barcelona
Teléfono: 93 439 44 82

Soma de Arrando, la aventura coreana en Madrid de Luke Jang con mesa única

Panceta de Soma de ArrandoPanceta de Soma de Arrando

El chef Luke Jang es uno de los aprendices de brujo (libro de la periodista Lisa Abend) de elBulli de Ferran Adriá, que también estuvo en la cocina de Mugaritz hasta el año 2014 y en Urrechu de Pozuelo hasta conseguir abrir su propio restaurante, Soma de Arrando, con un concepto valiente de menú cerrado.

El menú del Soma de Arrando, basado en lo mejor de la cocina coreana pero adaptado a algunos productos que tenemos en nuestros mercados, consta de 16 platos que se montan a la vista, comenzando por Kimchi (el kimchi es el fermentado coreano) tradicional con hueva de trucha: crujiente, sabroso y delicioso. Le sigue el cilindro de kimchi con ibérico confitado, ostra y espuma de kimchi. El conjunto de sabor intenso y complejo. Sobresaliente la Panceta Ibérica, hoja dragon con crujiente de cebolla morada y salsa Ssam, nunca la panceta fue tan ligera, jugosa y refrescante.

Queso Idiazabal de sidrería en Soma de ArrandoQueso Idiazabal de sidrería en Soma de Arrando

Un plato delicado y equilibrado de Jang es la Anguila de verano, una anguila de Deltebre con salsa gochujang, leche vegetal, caramelo de kimchi y aire puerro chino, de nuevo ese equilibro de sabores picantes, dulces, agrios en un bocado que aún así resulta ligero.  Terminamos la cocina salada con una Txuleta de vaca gallega rubia con 45 días de maduración con salsa Bulgogi, pera coreana y vinagreta de ajo tierno: la maestría del chef coreano vuelve a demostrarse en este plato, que nos recuerda a su paso por Mugaritz, con una salsa brillante, excelente.

Los postres tampoco decepcionan, como el Queso Idiazabal de Sidrería con membrillo fermentado y falsa nuez, una versión del tipico queso con membrillo que, desde luego, es una exquisitez. Es un plato que tiene toda el alma del tradicional y que sienta bien.

El precio del menú sin maridaje es 65 €, y recomendamos maridar el menú y dejarse guiar por el personal de sala para la elección de los mejores olorosos que harán, sin duda de este viaje por Corea, una experiencia deliciosa.

El restaurante es muy recomendable por su comida preciosista y sabrosa, donde los dulces, salados, ácidos y picantes se mezclan con maestría, casi por arte de magia.

Soma de Arrando
Bárbara de Braganza, 2, Madrid
Teléfono: 662 675 576

Romina Álvarez es una bióloga experta internacional en agua y foodie en sus viajes.
NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.