Queso Camerano DOP

D.O.P. Queso Camerano: tradición milenaria en la sierra riojana

Desde 2009, los quesos de cabra elaborados en La Rioja cuentan con la Denominación de Origen Protegida Queso Camerano. Un sello de calidad cargado de historia.

27 de junio de 2023Actualizado el 18 de abril de 2024

La fama del queso de la sierra de Los Cameros, en La Rioja, viene de largo. El poeta Gonzalo de Berceo ya hablaba de él en su obra Vida de San Millán de la Cogolla, en el siglo XII y XIII: “Unas tierras dan vino, en otras dan dineros, en aguna cevera, en alguntas carneros; Fierro traen de Alava e cunnos de aceros, quesos dan en ofrendas por todos los Cameros”.

Queda patente que el queso camerano forma parte de la vida de los riojanos desde hace 700 años y constituyó un producto esencial para el sustento de las familias de la sierra riojana. El valor del queso se refleja también en algunos impuestos que se pagaban a los señores de los Cameros y que se hacían en queso.

El Queso Camerano cuenta con DOP desde 2009.

En la actualidad, el Queso Camerano es la única Denominación de Origen Protegida (DOP) de queso de La Rioja, autorizada en 2009 y ratificada por la Unión Europea en 2012. Este es el máximo nivel de protección para los alimentos con calidad diferenciada y la relación con los ganaderos de la sierra de Cameros, ya que son ellos los que velan por la buena alimentación y cuidado del ganado.

Los ganaderos de la sierra de Cameros

Actualmente, la DOP Queso Camero cuenta con 12 ganaderías, con unas 3.000 cabras en total, en su mayoría de las razas murciano-granadina y la malagueña. En el año 2020, gracias a una de las queserías adscritas a la DOP y una ganadera del Camero Viejo, se instaló un punto lácteo en Jalón de Cameros donde tres pequeños ganaderos dejan su leche. Actualmente y gracias al punto lácteo, pequeños ganaderos del Camero Viejo (Treguajantes, Almarza de Cameros, Jalón de Cameros y Muro en Cameros) se han adscrito a la DOP y obtienen recursos económicos de la ganadería, recuperando así una de las actividades económicas tradicionales en las zonas más despobladas y apoyando la economía de proximidad.

Logo de la DOP Queso Camerano

Cada ganadero tiene su tanque en el punto lácteo donde dejan la leche y está perfectamente identificado para asegurar la trazabilidad de la leche. De estos ganaderos se obtiene una leche fresca y de calidad, ya que los animales tienen una alimentación basada en el pastoreo.

En cuanto a las queserías, en la DOP Queso Camerano están adscritas tres, El Alto Cidakos, Quesos Celia y Lácteos Martínez-Queso Los Cameros, y también están situadas en un área delimitada y autorizada.

Las cabras pastan en la Sierra de Cameros.

Queso Camerano, el queso de la memoria

Para elaborar el Queso Camerano DOP se ha recuperado la receta milenaria de queso de cabra que se elaboraba antiguamente en La Rioja y que aparece en escritos custodiados en los monasterios riojanos.

Hace siglos, los cabriteros o hueveros bajaban desde las montañas en primavera hasta el valle a los mercados de trueque. En los valles intercambiaban sus quesos frescos por otros bienes y los que no se vendían, volvían a la sierra y daban lugar a los quesos curados y semicurados que hoy representan a esta Denominación de Origen Protegida.

La marca de la cilla es una de las señas de identidad del DOP Queso Camerano.

El DOP Queso Camerano es un queso de sabor pleno, muy intenso y ligeramente láctico, con aroma profundo y de maduración natural. En la boca recuerda a cabra, hierbas silvestres y cueva natural. De color blanco crema, y de textura firme y quebradiza, su corteza es característica, ya que se presenta finamente marcada por la cilla, antiguo molde de mimbre.

Se elaboran distintas variedades, dependiendo de su curación, pero hoy en día solo estas tres:

  • Fresco, dispuesto para el consumo tras su elaboración. Intenso aroma y sabor a leche recién ordeñada.
  • Semicurado, con 30 días mínimo. De textura suave y cremosa, olor Intenso y persistente, medio punto en cuanto acidez, sabor a hierba de montaña, dominando las notas lácticas. Su color blanco muy marcado.
  • Curado, con más de 75 días. Con un sabor más fuerte y color marfil oscuro, aromas herbáceos, de heno, romero y eucalipto. En boca, posee un sabor distinguido con recuerdos a hierba. Ligeramente granulado, con recuerdos a cabra.

Para conocer de cerca la historia de estos quesos y, por supuesto, probarlos, una de las queserías adscritas a la DOP, Lácteos Martínez, Queso Los Cameros realiza visitas guiadas en su quesería de Haro. Reservas a través de su web.

alicia hernández

Alicia Hernández es una destacada periodista especializada en gastronomía y viajes y redactora jefe de Con Mucha Gula. Su pasión por la buena mesa y la cocina la ha llevado a consolidarse como una referente en el ámbito periodístico gastronómico.... Ver más sobre el autor