dieta exprés

Dietas exprés: Estos son sus peligros

Ojo con las dietas exprés que nos prometen bajar de peso en tiempo récord: te contamos los efectos que causan en tu organismo.

18 de junio de 2024

Los profesionales de la salud, y especialmente los dietistas-nutricionistas, se ven obligados a repetir el mismo mensaje año tras año cuando asoma el verano: las dietas exprés, dietas milagro o “monodietas” (aquellas centradas en un solo alimento) siempre son extremas y peligrosas para la salud.

Las promesas de pérdida rápida y sin esfuerzo de peso siguen atrayendo a numerosas personas, que desean conseguir en pocas semanas resultados milagrosos. Sin embargo, estos no son solo irreales, sino que además nos ponen en riesgo.

Pérdida de músculo, no de grasa

Alma Palau, gerente del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas, explica que, mientras que en un régimen alimenticio para pérdida de peso saludable la indicación es no bajar del 60% de las necesidades energéticas, este tipo de “dietas exprés” suelen sumar un máximo de entre el 30% y el 40% de las calorías totales y, además, aportan los micronutrientes (proteínas, grasas e hidratos) de manera desequilibrada.

Además, se centran como objetivo personal en el peso corporal total, en la báscula, sin tener en cuenta que el marcador de salud y el objetivo nunca debe basarse en una cifra.

Con este tipo de dietas se elimina poca grasa corporal, pero sí líquidos, fácilmente recuperables y no asociados a pérdida de peso como tal, y mucha masa muscular. La pérdida de kilos rápidos en pocos días no se puede mantener en el tiempo, y cuando se termina la dieta, se termina por recuperar lo perdido y se gana más peso (el conocido y temido “efecto rebote”), pero además se recupera menor porcentaje de músculo y mayor de grasa, lo que hace que nuestro cuerpo se vea y se sienta peor, por fuera y por dentro.

Este tipo de regímenes suele caer en la clasificación de alimentos “buenos” y “malos”. Algo que tiene muy poca lógica, ya que la realidad nutricional de cada alimento se tiene que valorar en su conjunto y en relación con la persona que lo consume y en la cantidad que lo hace.

Escoge siempre buenos alimentos... y lo más sanos posible

Los efectos negativos de las dietas exprés

Las dietas exprés o milagro tienen un muy bajo aporte calórico, proteico y graso, disminuyen el gasto metabólico del organismo y producen déficits nutricionales. Además, según explica la dietista-nutricionista Alma Palau, este tipo de dietas suelen ir asociadas a alimentos o bebidas que aumentan la diuresis (pérdida de líquidos) y la evacuación para aparentar una mayor pérdida de peso.

Todo ello puede producir las siguientes consecuencias negativas en nuestro organismo:

  • Alteraciones gastrointestinales
  • Alteraciones metabólicas
  • Malestar general
  • Descenso de la tensión arterial
  • Arritmias
  • Intolerancia al frío
  • Fragilidad de uñas
  • Caída de cabello
  • Contracturas musculares
  • Insomnio
  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Depresión
  • En el caso de las mujeres, problemas a nivel del sistema reproductivo

A todo esto se le debe sumar la afectación que sufre el sistema inmunitario, ya que se trata de dietas carenciales, que no cubren las necesidades básicas de vitaminas de nuestro cuerpo.

Las personas que suelen someterse a este tipo de dietas restrictivas abusan también de los edulcorantes artificiales en lácteos, refrescos, chicles, caramelos… Algo que no es inocuo y sobre lo que la evidencia científica está demostrando que puede provocar alteración de la microbiota intestinal, haciendo que haya una mala absorción de los nutrientes y el paso de sustancias no deseadas al torrente sanguíneo. El exceso de azúcares supone, además, una sobrecarga de trabajo para el hígado, que debe metabolizarlos.

Otras de estas dietas, las hiperproteicas, aportan mucha más proteína de la que el organismo necesita para mantener la masa muscular, haciendo que el riñón deba eliminar toda la sobrante.

En definitiva, una sobrecarga de trabajo en los órganos vitales que hace que se acelere su envejecimiento y deterioro.

Cómo perder peso de forma saludable

La pérdida de peso saludable y más perdurable en el tiempo, tal y como explica Palau, es la que implica de 0,5 a 1 kilogramo de grasa corporal a la semana, sin perder masa muscular.

Para ello, debemos olvidarnos de las dietas exprés que vemos en internet o en perfiles de redes sociales de personas no profesionales y acudir a un dietista-nutricionista, quien estudiará de manera individual nuestro estado físico y de salud y nuestra situación fisiológica, hará un seguimiento de nuestra composición corporal con los instrumentos de medición adecuados y corregirá el perfil nutricional de nuestra dieta para evitar la pérdida de masa muscular y enfocarla a objetivos saludables.

Alma Palau concluye: las dietas para una pérdida de peso eficiente son aquellas que proponen cambios en nuestra alimentación que sean duraderos en el tiempo. Se trata de aprender a comer y aumentar nuestra actividad física. La consecuencia de todo ello será la recuperación de un peso saludable, conservando nuestra masa músculo-esquelética.

Rebeca Valenciano

Rebeca Valenciano es Responsable de Comunicación en el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas de España, una destacada profesional que desempeña un papel vital en el ámbito de la nutrición y la comunicación en España.... Ver más sobre el autor