Domaine de Canton trae el exotismo a la coctelería

Redacción

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
22/03/2011



Domaine de Canton es un licor de jengibre creado tomando como inspiración una popular tradición gala: en la Indochina colonial, los franceses, fascinados por el sutil sabor del jengibre de Cantón, comenzaron a añadir esta raíz afrodisíaca al aguardiente y al coñac. Así, esta fórmula recuerda una época de romanticismo y sofisticación, en la que lo oriental y lo europeo se fundieron, dando lugar a sorprendentes matices.

La botella de Domaine de Canton, de forma sinuosa y acabado en oro viejo y negro, alberga en su interior un licor elaborado con base de coñacs de champañas VSOP y XO, y contiene además jengibre vietnamita pelado, cortado a mano, mitad caramelizado y mitad crudo. Además, se macera con miel de Provenza, vainilla de Tahití y ginseng de Túnez, así como otras especias y hierbas de diversos rincones  del mundo. Todo el proceso es natural, sin colorantes, conservantes, ni azúcares añadidos.

Las posibilidades que ofrece, hacen que Domaine de Canton resulte un compañero recomendable para ron, tequila, ginebra, coñac y vino. Entre las mezclas destacan el Dark and Stormier, con ron añejo y un toque de lima; el Manhattan East, con sake y bourbon; o el Four Aces, con vodka, uvas, albahaca, zumo de lima y jarabe de azúcar.

Domaine de Canton se presenta en formato de un litro, y se vende en las mejores tiendas especializadas a un precio aproximado de 50 euros.

 

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.