Dónde van los alimentos en la nevera según un nutricionista

Dónde van los alimentos en la nevera según una nutricionista

Hablamos con una nutricionista para que nos explique donde deben ir los alimentos en la nevera para conservar sus propiedades nutricionales.

11 de junio de 2024

El almacenamiento correcto de los alimentos es uno de los “básicos” en la cocina. Saber cómo debemos conservarlos y dónde debemos guardar los alimentos en la nevera para evitar que se puedan estropear es un principio fundamental de seguridad alimentaria y también de reducción del desperdicio alimentario.

Con la subida progresiva de las temperaturas, la nevera y el congelador se vuelven nuestros mejores aliados. Pero, ¿conoces qué alimentos deben conservarse en frío? ¿Sabías que hay alimentos que no deben congelarse?

Qué alimentos no se deben congelar ni guardar en nevera

Como regla general, todo alimento fresco y perecedero debe guardarse en la nevera para alargar su vida útil. Tal y como nos explica Alma Palau, del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas, el frío ayuda a conservar la comida fresca y retrasa la aparición de la mayoría de los microbios nocivos. Además, no modifica las características de los alimentos. Pero hay algunas excepciones.

Los productos frescos deben guardarse refrigerados para alergar su vida

Del mismo modo, todo alimento fresco y perecedero que tolere la congelación y que no vaya a consumirse en los días próximos a su compra debería guardarse en el congelador. Los alimentos pueden permanecer en un congelador doméstico entre tres y doce meses con toda seguridad y sin que su calidad se vea afectada. El tiempo varía dependiendo del alimento en cuestión, por ello es conveniente seguir las indicaciones de la etiqueta de cada producto.

Sin embargo, no todos los alimentos toleran bien la congelación. Palau señala que, entre estos alimentos que no lo resisten bien, se encuentran las verduras para ensaladas, los champiñones y las bayas.

También los alimentos con mayor contenido de grasa, como la nata y algunas salsas, tienden a cortarse cuando se congelan.

Otros alimentos no necesitan refrigeración y, en algunos casos, pierden calidad si se guardan en el frigorífico. Este es el caso, por ejemplo, de las frutas exóticas, los tomates, las judías verdes, los pepinos y los calabacines. Las frutas y verduras que necesitan madurar deben mantenerse a temperatura ambiente para poder hacerlo. Por su parte, el pan también se estropea más rápidamente en la nevera.

Te contamos como ordenar los alimentos en la nevera según una experta nutricionista

Cómo ordenar correctamente los alimentos en la nevera

Alma Palau nos explica que el orden de los alimentos en la nevera se basa en dos criterios básicos: el primero, la temperatura de cada sección del frigorífico; y el segundo, el estado del alimento, es decir, si está crudo o cocinado.

Estantes centrales

La temperatura ideal de un frigorífico es de 4ºC a 5ºC en los estantes centrales. Los productos lácteos, quesos, embutidos, sobras, pasteles y todos aquellos productos en que se especifique “Una vez abierto, consérvese en frío” deben ir situados aquí y en los estantes superiores (8ºC).

Estantes inferiores

A partir de aquí, el punto más frío de la nevera es el estante inferior, justo encima del cajón de las verduras. Esta parte baja ronda los 2ºC, por lo que aquí debemos colocar la carne y el pescado frescos. De esta manera, además, evitamos también que puedan gotear sobre el resto de los alimentos en la nevera.

Cajones inferiores

Por debajo de los estantes de la carne y el pescado, a una temperatura que puede llegar hasta los 10ºC, encontraríamos, como hemos dicho antes, los cajones pensados para guardar frutas y verduras, que podrían quemarse y estropearse a temperaturas inferiores. Además, si están algo sucias o contienen restos de tierra, al almacenarlas en estos apartados evitamos que se mezclen con otros alimentos.

Puerta

La parte menos fría del frigorífico, en torno a los 10 a 15ºC, corresponde a los compartimentos o estantes de la puerta. Estos están destinados a almacenar productos que sólo necesitan una ligera refrigeración, como las bebidas, la mostaza o la mantequilla.

¿Dónde colocamos los huevos en la nevera?

Existen muchas dudas y diferentes teorías sobre dónde se deben colocar los huevos en la nevera. Alma Palau nos confirma que, aunque en el supermercado los encontramos a temperatura ambiente, en casa sí deben guardarse en el frigorífico, aunque no es necesario hacerlo en la parte más fría.

Palau explica que el supermercado en sí ya es un entorno refrigerado y, además, los huevos suelen estar siempre cerca de los congelados o las neveras, para estar en el punto más frío del establecimiento. Para evitar romper en exceso la cadena de frío y el deterioro del producto, al llegar a casa podemos guardarlos en la huevera de la puerta del frigorífico, siempre y cuando esta conserve su tapa (si no dispone de tapa, los podemos dejar en la puerta de la nevera, dentro de su envase original), ya que la cáscara del huevo es porosa y si están al descubierto su interior se puede impregnar del olor de otros alimentos y ver alterado así su sabor.

¿Sabes dónde se colocan los huevos en la nevera?

5 Consejos para mantener correctamente los alimentos en la nevera y el congelador

Para finalizar, Palau nos da algunos consejos a tener en cuenta para asegurarnos de que la comida que almacenamos en frío esté en perfectas condiciones y los alimentos en la nevera siguen intactos:

  • En verano, debemos regular la temperatura del frigorífico a menos grados que en invierno.
  • No debemos meter en el frigorífico alimentos calientes, ya que provocarían una subida de la temperatura del ambiente.
  • Tanto en la nevera como en el congelador, es importante no poner demasiada comida. Si se llena hasta el punto de que no haya espacio entre los diferentes alimentos, el aire no podrá circular y la distribución de la temperatura se verá afectada.
  • Tampoco se debe acumular el hielo, ya que el frigorífico y el congelador no funcionarán eficazmente. Además, el hielo quita espacio a la comida.
  • Para eliminar los malos olores, es conveniente descongelar el frigorífico de vez en cuando con agua caliente y un poco de vinagre.

Rebeca Valenciano

Rebeca Valenciano es Responsable de Comunicación en el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas de España, una destacada profesional que desempeña un papel vital en el ámbito de la nutrición y la comunicación en España.... Ver más sobre el autor