Según un estudio del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente
El 60% de los españoles eligen los alimentos en base a su precio

Redacción

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
09/03/2012



El Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha anunciado esta semana que el gasto de los españoles en la cesta de la compra ha ascendido a 67.520 millones de euros en 2011, un 0,6% más que el año anterior. Arias Cañete ha explicado que este incremento se debe principalmente a la subida del precio medio de los alimentos en un 1,3%, lo que ha compensado la evolución del consumo, que ha descendido un 0,7%.

Durante la presentación de los datos de consumo alimentario en España en 2011, que recogen los estudios del Observatorio del Consumo y la Distribución Alimentaria y del Panel de Consumo del Ministerio, Arias Cañete ha señalado que una parte importante de nuestra alimentación la constituyen los productos frescos, con un 42,4% del volumen total consumido y un 45,8% de nuestro presupuesto total en alimentación.

A continuación desgranamos los principales puntos de este estudio, que se torna especialmente interesante dada la coyuntura económica actual, ya que muestra claramente las tendencias de los españoles para adaptarse a esta situación:

Cae la carne fresca y crece con fuerza la congelada

Así, el Ministro ha explicado que la carne es el producto que mayor presupuesto concentra en nuestra cesta de la compra, mientras que la leche y los derivados lácteos son el alimento que alcanza mayor volumen de consumo dentro del hogar.

Según los datos del estudio, el consumo de carne en el hogar permanece estable (-0,6%), detectándose diferencias importantes por tipo de variedad. Cae el consumo (compras de los hogares) de la carne fresca (-1,4%), mientras que es la carne congelada crece con fuerza (+14,2). Dentro de las variedades frescas, desciende notablemente el Ovino/Caprino (-6,4%), el Cerdo (-3,8%) y el Vacuno (-2,5%). Sin embargo, el resto de variedades frescas crecen (+11,5%), empujadas por el crecimiento del Pavo.

Consumo de pescado y fruta a la baja

El consumo de pescado dentro del hogar disminuye un -1,9% respecto al año anterior, exceptuándose las conservas de pescado, que evolucionan favorablemente (+1,8%).

Por otra parte el consumo de Fruta Fresca en el hogar baja, (-0,8%), si bien se observa que las más estacionales, sobre todo las frutas de verano (cerezas, fresas, melón, etc) crecen considerablemente respecto al año anterior, disminuyendo en aquellas variedades que están más presentes a lo largo de todo el año: naranjas, peras, plátanos y manzanas. También se observa un consumo menor de patatas frescas en los hogares (-3,9%), habiendo crecido el de hortalizas frescas (+3,7%), con crecimientos de variedades aún mayores como Espárragos, Calabacines, Tomates, Pimientos y Berenjenas.



Aceite y vinos en descenso, cerveza y bebidas gaseosas en alza

El consumo de aceite también ha sido menor con respecto al año anterior (-1,8%). Por variedades, se observa que mientras la variedad de Oliva se mantiene, el Aceite de Girasol cae en consumo (-4,3%).

Los datos sobre el consumo de Vinos también marca un descenso (-1,8% en volumen), siendo los Vinos de Mesa (sin Denominación de Origen) los que más caen en litros consumidos con respecto al año anterior (-2,9% en volumen). Por su parte, los vinos con indicación de calidad se han mantenido estables (-0,1% respecto al año anterior). Sin embargo, hay diferencias entre las distintos tipos: crecen mucho los Espumosos y Cavas (+6,5%) pero descienden los Vinos de Aguja (-4,7%) y los Vinos de Licor (-1,7%)

En general disminuye el consumo total de bebidas dentro del hogar, aunque crece el volumen en cerveza, bebidas refrescantes y gaseosas.

Hábitos de compra de los consumidores

En la presentación de los datos de consumo, Arias Cañete ha abordado también los resultados constatados en los hábitos de compra del consumidor. En este sentido, el ministro ha señalado que el canal preferido para la compra de productos frescos es la tienda tradicional, especialmente en la alimentación fresca, que representa el 39,6%. Los supermercados y las tiendas de descuento son los canales preferidos para comprar el resto de alimentos envasados. Sin embargo, a pesar que la tienda tradicional es el canal más afín a la hora de comprar productos frescos, no crece respecto al año anterior, manteniendo durante 2011 una situación estable.



En cuanto a las preferencias de los consumidores a la hora de comprar, Arias Cañete ha explicado que aunque la calidad de los alimentos que ofrecen los establecimientos sigue siendo el principal factor para elegirlo, el precio va ganando terreno y, en 2011, el 59% de los consumidores lo han considerado importante frente al 34% que lo hicieron en 2007.

Las marcas de distribuidor van consiguiendo cifras más favorables

Si tenemos en cuenta años precedentes, ha indicado el Ministro, vemos que la marca de la distribución sigue creciendo año tras año, tanto en volumen como en valor, y en este estudio realizado por el Ministerio se constata que el 92% de los entrevistados han declarado que acostumbran a comprar algún producto de Marca del Distribuidor. En este sentido el estudio revela que del 100% del volumen del total de alimentación sin frescos, un 43,9% corresponde a la Marca de la Distribución, y del 100% del dinero gastado en alimentación, sin tener en cuenta los productos frescos, un 33,8% corresponde a la Marca de la Distribución.

Destacable el consumo per cápita de los jubilados

Por hogares, el estudio constata que los jubilados tienen un consumo per cápita muy alto: con 957 kgs/lts por persona y año. Crece su consumo de alimentos en el año 2011 con respecto al año anterior (+3%). Por otra parte, las parejas con hijos pequeños (hijos menores de 6 años) muestran un consumo per cápita de 464 kgs/lts por persona y año, sin embargo, en este tipo de familias se reduce el consumo de alimentos con respecto al año anterior en un -5%. En cuanto a las parejas con hijos en edad media (hijos entre 6 y 15 años), la muestra recoge un consumo per cápita de 549 kgs/lts por persona y año, reduciendo a su vez su consumo de alimentos en un -7% durante el año 2011 respecto al año precedente.

Algunos datos curiosos

Estos son algunos de los datos más curiosos que hemos encontrado en el estudio:

  • A más del 90% de los encuestados les gusta comprar siempre en los mismos establecimientos.
  • Desde el comienzo de la crisis el consumidor español dedica semanalmente un 10% más de tiempo para la compra de alimentos. Si en 2008 el tiempo medio dedicado era de 2 horas 45 minutos, en 2011 aumenta hasta 3 horas y un minuto.
  • En 2007 un 34,1% de los consumidores admitía elegir dónde compraba basándose en el precio. En 2011 este porcentaje aumenta hasta el 59,3%.
  • Sólo un 8,5% de los consumidores encuestados han hecho alguna vez la compra a través de Internet.
  • El 80% de los encuestados NO han cambiado de establecimiento porque se hayan eliminado ciertas marcas en favor de las blancas del propio distribuidor.
  • La calidad (7,7) y etiquetado (7,5) de las marcas líderes se valora más positivamente que la de las marcas del distribuidor, aunque las valoraciones de ésta son positivas (6,8 y 6,5 sobre 10 respectivamente). La valoración del precio de las marcas del distribuidor (7,0) se sitúa 1,4 puntos por encima de las marcas líderes (5,6).
  • Para un 42,9% de los entrevistados, la recepción del folleto influye en la elección del establecimiento a la hora de comprar productos de alimentación. El resto de publicidad: radio, prensa, televisión, sólo influyen a 2 de cada 10 entrevistados.
  • El 63,3% de los consumidores encuestados paga sus compras en efectivo, el 30,8% con tarjeta de crédito/débito y el 5,9% restante con tarjeta privada del establecimiento. El uso de tarjeta de crédito/débito como medio de pago aumenta entre los hombres y entre los consumidores con edades entre 20 y 50 años.
  • El 44,4% de los entrevistados manifiesta haber modificado con la crisis su forma de cocinar/comprar para aprovechar mejor los productos y contribuir al ahorro. Este porcentaje aumenta entre las mujeres y entre los entrevistados con edades entre 20 y 50 años.
  • Un 66,5% de los entrevistados elabora una lista antes de realizar sus compras de alimentación, aunque sólo el 41,6% de éstos la respeta
NOTICIAS RELACIONADAS
DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.