Territorio, cata, gastronomía y dos buenos albariños: Lusco 2016 y Pazo Piñeiro 2015
El Albariño, un vino universal… y cinco claves para disfrutarlo
Hablar de Albariño supone hablar de Galicia, de elegancia, de armonía, de frescor, de un vino que ha traspasado nuestras fronteras para ser mundialmente reconocido.
Jesús Sánchez Celada

Jesús Sánchez Celada

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
28/06/2017



El Albariño es uno de los vinos más representativos de la gastronomía española. Bajo la Denominación de Origen Rías Baixas, este vino gallego traspasa fronteras y acumula distinciones debido a su enorme calidad y a su excelente y elegante sabor. Os contamos lo que debes saber de este español universal.

D.O. Rías Baixas

Uva albariñoUva albariño

Es la Denominación de Origen más reconocida de entre las cinco que podemos encontrar en Galicia. Se divide en cinco subzonas dentro de la comunidad autónoma: Valle de Salnés, Condado de Tea, El Rosal, Sotomayos y Ribera Del Ulla. La variedad Albariño es que más superficie de cultivo presenta dentro de la D.O.

La uva Albariño

Se dice que fue importada por unos monjes franceses allá por el S XII, y que acabó extendiéndose por todo Galicia. Otras versiones dicen que es una variedad autóctona de Galicia. Sea como fuese, la Albariño posee unas características que la convierten en una uva muy especial. Es una uva menuda, cuya maduración tardía hace que su ciclo vegetativo sea mayor con respecto a otras variedades. Se suele cultivar en suelos con clima atlántico, caracterizado por las suaves temperaturas y las lluvias frecuentes, lo que le proporciona a la cepa un nivel de humedad necesario para su óptimo desarrollo, pero también está aceptada la cultivada en Cantabria, Cataluña y Castilla León y Portugal.



Características fundamentales

Para que un vino pueda obtener esta denominación, debe estar elaborado al 100% con uvas de la variedad Albariño. Son vinos de color amarillo-pajizo, brillantes, con matices verdes y dorados.

En su cata obtendremos aromas frutales y florales en nariz, elegantes, de intensidad media y potente duración. Una vez en boca se caracterizan por ser vinos refrescantes, suaves y con un excelente equilibrio entre su cuerpo y su grado alcohólico, armoniosos y repletos de matices.

¿Cómo tomar una copa de Albariño?

Lo primero que debemos hacer es encontrar una copa adecuada, pudiendo elegir entre dos opciones:una copa tipo borgoña, de tallo largo, abombada, transparente y de vidrio fino; o bien la clásica cunca de vino, muy común en las tabernas gallegas, elaborada con cerámica. La temperatura adecuada de consumo está entre los 9º y 11ºC.

Maridaje

Aunque los vinos blancos son el maridaje tradicional para acompañar al pescado, en el caso del Albariño existen una serie de matices que nos sorprenderán, permitiéndo armonizarlo también con numerosos otros platos:

Marisco y Albariño, éxito aseguradoMarisco y Albariño, éxito asegurado
  • Aperitivos: un excelente acompañamiento para una tabla de quesos suaves, unos encurtidos o platos escabechados.
  • Cocina internacional: probad a maridar vuestro Albariño con sushi o un ceviche y descubriréis un nuevo universo de sabor para estos platos.
  • Carnes blancas: pueden ser un acompañante perfecto de un plato de aves de corral, especialmente si está cocinado con una base de nata o mantequilla.
  • Mariscos: todo tipo de mariscos, .
  • Pescados y mariscos: va bien con todos, pero si tenemos que elegir, mejor con rodaballo, atún, bacalao o unas cocochas de merluza. Lo mismo ocurre con el marisco: desde nécoras a percebes, pasando por mejillones, ostras o centollas, todos ellos acompañan de forma excelente a este tipo de vinos.


Dos de nuestros Albariños preferidos

LUSCO 2016

Lusco 2016Lusco 2016

En un hermoso pazo del siglo XVI conocido como Pazo Piñeiro o Casa Bugallal y rodeado de viñedos de la variedad Albariño, se encuentra la Adega Pazos de Lusco, situada en el municipio de Salvaterra do Miño. La finca tiene cinco hectáreas de viñedo plantadas con el sistema tradicional de pérgola, que permite la máxima plenitud de la uva. Lusco 2016 se vendimia a mano y está fermentado con su propia levadura tras una maceración de 6 horas y prensado ligero, para obtener el máximo carácter varietal sin verdor.

En la cata descubrimos un vino blanco brillante de color paja en el centro de la copa y reflejos dorados, con nariz afritada con matices de melón, pera, limón, hinojo y avellana tostada. Tiene un paladar redondo y equilibrado.

Es ideal para degustar con platos de consistencia media, como tapas calientes, pescados gratinados y al horno, pastas y arroces. Se recomienda disfrutarlo a una temperatura de unos 10 – 11°C, nunca excesivamente frío.

PAZO PIÑEIRO 2015

Pazo Piñeiro 2015Pazo Piñeiro 2015

Excelente y muy valorado por las guías (como atestiguan sus 91 puntos según Parker 2011 y los 95 puntos en Peñín 2015) Pazo Piñeiro, también de la Adega Pazos de Lusco, está vendimiado a mano, racimo a racimo, y fermentado con su propia levadura tras una maceración de 24 horas en tanque y prensado ligero, buscando así obtener la máxima potencia y carácter varietal.

En la cata nos encontramos con un vino blanco brillante, de color dorado en el centro de la copa y con reflejos de bronce. En nariz presenta notas de compota de manzana, pera en almíbar, miel, avellana tostada y vainilla. Además, cuenta con un paladar amplio y equilibrado, y en boca es seco, con matices cítricos. Excelente para acompañar pescados y arroces, es una muy buena opción para tomar junto a platos como una merluza o un rodaballo al horno, e incluso con aves. Se recomienda disfrutarlo a una temperatura de unos 10 – 11°C, nunca excesivamente frío.

NOTICIAS RELACIONADAS
DÉJANOS TU COMENTARIO
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.