El festín del Año Nuevo chino, ¿Qué vinos lo podrían acompañar?

El festín del Año Nuevo chino, ¿Qué vinos lo podrían acompañar?

La luna nueva da lugar al año nuevo chino, todo un festín gastronómico. ¡Descubre la propuesta de vinos para dar la bienvenida al año del buey!

Diana Isabel Esteban09/02/2021

El Año Nuevo chino, también conocido como la Fiesta de la Primavera, se celebrará este año el viernes 12 de febrero. Los preparativos comienzan cinco días antes limpiando a fondo la casa y decorándola con farolillos rojos, cuadros y carteles rojos con versos que se cuelgan en las puertas.

Los chinos desde 1912 guían sus vidas diarias según el calendario gregoriano –como la mayoría de los países del mundo– y para las festividades utilizan el calendario lunar. En él se establecen cinco ciclos de doce años de duración, cada uno de los cuales lo rige un animal. Los doce animales elegidos del zodiaco chino están estrechamente relacionados con la vida de personas chinas de la antigüedad o bien son animales de fortuna. Los seis domésticos son el buey, el caballo, la cabra, el gallo, el cerdo y el perro y los otros seis amados por el pueblo son la rata, el tigre, el conejo, el dragón, la serpiente y el mono. Tienen un orden fijo, según la teoría Yin y Yang –basada en que todo está conectado a través de elementos opuestos, Yin representa lo femenino, par y equilibrio, y Yang 阳, masculino, impar y fuerza, que se mueven e interactúan constantemente– y se determina en función del número par o impar de sus garras o pezuñas. Su creador fue el Emperador Huangdi, conocido como el emperador Amarillo, además de ser un héroe civilizador, participó en numerosos inventos útiles como la brújula, el espejo…  y escribió uno de los tratados médicos más antiguos del mundo.

Los preparativos comienzan cinco días antes limpiando a fondo la casa y decorándola con farolillos rojos, cuadros y carteles rojos con versos que se cuelgan en las puertasLos preparativos comienzan cinco días antes limpiando a fondo la casa y decorándola con farolillos rojos, cuadros y carteles rojos con versos que se cuelgan en las puertas

Esta festividad es extremadamente importante –tanto para China como para Brunéi, Corea del Sur, Filipinas, Indonesia, Japón, Laos, Malasia, Tailandia y Vietnam– y cambia de día cada año, siempre está comprendido entre el 21 de enero y el 20 de febrero.

En 2021 es el turno del segundo símbolo de su ciclo zodiacal, el buey, que dará comienzo al año 4719, según el calendario chino. La tradición dice que las personas nacidas en un año del buye –1925, 1937, 1949, 1961, 1973, 1985, 1997, 2009, 2021, 2033…– son honestas, de confianza y diligentes.

Esta fiesta nacional china, llena de historia, tradición y cultura. La mayoría toman vacaciones para visitar amigos y familiares. Además, supone todo un festival gastronómico y cada plato tiene un simbolismo basado en su aspecto y su pronunciación para traer suerte, felicidad y buenos augurios. Aunque cada región tiene costumbres diferentes, hay algunos platos comunes.

El blanco de guarda de la añada 2012 Colección 20 aniversario de la bodega Pazo SeñoransEl blanco de guarda de la añada 2012 Colección 20 aniversario de la bodega Pazo Señorans

En esta celebración es Imprescindible el pescado (鱼 Yú); su sonido es similar a extra, superávit o excedente y es que, según dice la tradición china, debe sobrar comida, como símbolo de abundancia. Se puede comer de diferentes formas: al vapor, en salsa de vinagre, con picante… La cabeza debe colocarse hacia los invitados más distinguidos o los ancianos, para rendirles respeto, y nadie comerá hasta que lo hagan ellos. La propuesta para armonizarlo es el blanco de guarda de la añada 2012 Colección 20 aniversario de la bodega Pazo Señorans. Se trata de una edición limitada de 1.200 botellas elaboradas con vides de uva albariño con una edad de 30 años, procedente de diferentes localizaciones todas en un radio de 10 km alrededor de la bodega y cercanas al mar. Están plantadas sobre suelo de xabre –resultado de la descomposición de roca granítica y con gran capacidad de drenaje– y con el característico sistema de conducción de la DO Rías Baixas, el emparrado. Todo esto unido a la fermentación y el envejecimiento de ocho meses son en barrica francesa de 500 litros, le confieren una boca fresca, untuosa y salina; un vino muy gastronómico para tomar ahora o bien en unos años, ya que la uva albariño destaca por su gran potencial de guarda.

El champagne Jacquesson cuvée 743El champagne Jacquesson cuvée 743

Tampoco puede faltar el pastel de Año Nuevo o pastel de arroz (年糕 nián gāo). Su pronunciación es similar a la de alto y con él desea tener éxito y ser cada año superior. Este arroz glutinoso, pegajoso y compacto se saltea con verduras y puede ir acompañado de carne o de marisco. Principalmente se come en Wenzhou, región costera al sureste de China. Y es ideal para tomar con el champagne Jacquesson cuvée 743. Este vino espumoso tiene un coupage típico de esta región, chardonnay (60%), pinot noir (20%) y pinot meunier (20%). Los orígenes de esta maison se remontan a 1898, sus cuvées 700, que clasifican con números sucesivos, son vinos de añada con un pequeño porcentaje de vinos de reserva de vinos de añadas anterioes y sus uvas provienen de 28 hectáreas clasificadas como Grand Cru y Premier Cru.

Cuerdamayor 2016 de ArtadiCuerdamayor 2016 de Artadi

Tallarines de la longevidad (长寿面 chángshòu miàn) simbolizan, como su nombre, deseos de longevidad. Son unos fideos –alimento básico en la cocina asiática– muy largos que no está permitido cortar y que apenas se deben de masticar. Se sirven hervidos en un plato o en un tazón con caldo acompañados de carne o pescado. Una armonía adecuada es Cuerdamayor 2016 de Artadi. Los orígenes de esta bodega de Laguardia, en el corazón de Álava, se remontan a 1986, año en que nace como cooperativa de cosecheros con Juan Carlos Lacalle. Sus más de 80 hectáreas de viñedo, en las que realiza prácticas basadas en la sostenibilidad, se asientan sobre suelos pobres de calizas, gravas y arcillas. Realiza tanto la fermentación maloláctica como el envejecimiento durante 12 meses en barrica de roble francés. Como resultado encontramos un vino con estructura, cargado de aromas de fruta negra madura y toques ligeros de vainilla, taninos suaves y redondos y un final largo que te hace viajar a su lugar de origen.

Manzanilla Pasada Blanquito de la Bodega CallejuelaManzanilla Pasada Blanquito de la Bodega Callejuela

Otro de los clásicos platos que no puede faltar son los rollitos de primavera (春卷 Chūnjuǎn), de origen cantonés, que reciben su nombre por tomarse durante la Fiesta de la Primavera. Por su forma cilíndrica parecen lingotes de oro y simbolizan la prosperidad. La masa siempre es crujiente y sus rellenos son muy variados –aunque el tradicional se hace con carne de cerdo, col china, zanahorias y condimentos variados– se pueden cocinar al vapor o al horno, aunque la versión frita es la más extendida. Y nada mejor que un vino generoso de la DO Manzanilla Sanlúcar de Barrameda, la Manzanilla Pasada Blanquito de la Bodega Callejuela dirigida por los hermanos Pepe y Paco Blanco. Homenaje a su padre quien fundó la bodega en 1980 y recibía el apodo de Blanquito. Durante más de 10 años realiza la crianza biológica en el sistema de criaderas y soleras. Es pura salinidad en boca, con una acidez refrescante y vertical, en la que encontramos notas yodadas, frutos secos y sutilmente aparecen briznas de crianza oxidativa. Toda una delicia.

¡FELIZ AÑO NUEVO CHINO!¡FELIZ AÑO NUEVO CHINO!

Este breve recorrido gastronómico es tan solo una pequeñísima muestra de algunos de los platos indispensables para celebrar el Año Nuevo chino.

Tras la cena con familiares y amigos comienza el ritual de repartir sobres rojos con dinero para los niños y lanzar fuegos artificiales y petardos con la esperanza de ahuyentar la mala suerte y atraer la buena suerte.

Como despedida, un refrán chino típico de esta época:

留得青山在,不怕没柴 Liú dé qīngshān zài, bùpà méi chái shāo

Su significado literal es “mientras haya montes verdes, no hay por qué preocuparse por la leña “; algo así como “mientras hay vida, hay esperanza“.