Un novedoso proceso podría acabar con las alteraciones en el olor y sabor de los vinos
¿El fin del TCA en los corchos?

Redacción

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
26/11/2010



El fin del TCA en el corcho está ahora más cerca que nuncaEl fin del TCA en el corcho está ahora más cerca que nunca

Eso asegura Dominique Tourneix, Director General de la división Tapones de Grupo DIAM.  Hace un par de semanas, en San Vicente de Alcántara (Badajoz), el Presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, inauguró una nueva planta de tratamiento de corchos para su uso en vino. Los citados corchos son sometidos a un novedoso proceso, no por el sistema en sí, sino por su aplicación en la fabricación de tapones, que permitirían la desaparición del Tricloroanisole (TCA), responsable de las alteraciones en el olor y sabor de los caldos embotellados.

Presentación de la nueva planta de tratamiento de corchos para su uso en vinoPresentación de la nueva planta de tratamiento de corchos para su uso en vino

El citado proceso, llamado Diamant, utiliza el gas carbónico para extraer, en circuito cerrado y fuera del alcance de cualquier contaminación externa potencial, unas determinadas moléculas susceptibles de provocar desviaciones organolépticas en el vino. Se trata de físico-química “verde” porque se utiliza el dióxido de carbono, gas presente en abundancia en la atmósfera sin ningún peligro para la salud humana. La extracción mediante CO2 a alta presión (100 Atm.) se aplica desde hace muchos años en la industria agroalimentaria por sus probados efectos beneficiosos. Las aplicaciones van desde la extracción de la cafeína (café, té) pasando por la lupulina del lúpulo (producción de cerveza), el aceite de semillas de sésamo, la extracción de materias grasas del arroz o la nicotina del tabaco y, como en este caso, la extracción del TCA (y otras 150 moléculas) para la purificación del corcho.

Una vez tratados los pequeños pedazos de corcho por este sistema, se unen entre sí formando un corcho con aspecto del típico aglomerado.El precio se encuentra entre el de éste y el natural, y la empresa garantiza que la contaminación en un vino en ningún caso puede proceder de un producto suyo.

Vista panorámica de la nueva planta de DIAMVista panorámica de la nueva planta de DIAM

El tapón DIAM, según su Director General, “representará un 10% de los tapones de corcho producidos en el mundo y un 6% de todas las soluciones de taponamiento: una de cada 15 botellas del mundo utilizan o utilizarán un tapón procedente de San Vicente de Alcántara, de Extremadura, de la unidad de extracción con fluidos supercríticos más grande de la Tierra“. Dominique Tourneix ha afirmado que “hemos encontrado y ofrecemos soluciones tecnológicas que permiten que podamos competir con otras alternativas”.

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.