El ‘frango’ portugués al carbón se asa en Piri Piri, en el centro de Madrid

No es un pollo, es el auténtico 'frango para fora' (pollo para llevar), la receta estrella de Piri Piri junto a otras propuestas sabrosas hechas a la brasa y sin gluten.

Alicia Hernández11/12/2020

Comer frango asado a la brasa cada domingo es una tradición que sigue muy viva en Portugal. Y ahora puedes practicar esa buena costumbre en Piri Piri, un nuevo restaurante en el madrileño barrio de Lavapiés, que abrió hace unos meses (en plena pandemia), y se ha convertido en todo un éxito. El plato estrella es el frango, un pollo de un tamaño más pequeño y de gran calidad que traen directamente de Portugal.

Frango al carbón con diferentes acompañamientos, en Piri Piri.Frango al carbón con diferentes acompañamientos, en Piri Piri.

Una vez abiertos, se maceran con una salsa especial de la casa (y secreta) para, a continuación, asarse en el horno de brasas (utilizan carbón marabú cubano) durante el tiempo justo para conseguir que el frango quede tierno y jugoso por dentro y crujiente por fuera. Antes de servirse (o de empaquetarse si es para llevar), se barnizan con la salsa que el cliente escoja, la famosa salsa piri-piri, naranja o limón, y se corta en varios trozos para que sea más cómodo de comer. Puedes pedirlo por mitades (6,5€) o entero (11,50€).

Las guarniciones también pasan por la brasa para conseguir un sabor especial.Las guarniciones también pasan por la brasa para conseguir un sabor especial.

Para acompañar el frango hay distintas guarniciones, como la Grelhada, una selección de verduras asadas al horno de brasa (tomates cherry, calabacín, cebolla y berenjena), las Patatas asadas con ajo y perejil, el Arroz Especial con cacahuetes y arándanos y, por supuesto, las Patatas Fritas en su punto óptimo de fritura y con piel que están buenísimas. Todos los sides están disponibles en dos formatos: individual (3,75€) o para compartir (4,50€). La carta se completa con otras buenas propuestas de comer el frango, todas además sin gluten, como las croquetas, exquisitas, la ración de alitas al carbón o la última incorporación: la hamburguesa de frango asado.

Además, y como una alternativa al frango perfecta para veganos o vegetarianos, está la La Chica de la Casa, una original ensalada con mezcla de lechugas, canónigos y rúcula con calabaza asada, champiñones Portobello, tomates cherry y cebolla morada con aderezo de limón y ajo. 

La tarta de queso se hornea a la brasa y es sin gluten.La tarta de queso se hornea a la brasa y es sin gluten.

Los postres son todo un acierto. La tarta de Queso a las brasas (3,5€) sigue la receta de la mítica tarta del bar La Viña de San Sebastián pero se hornea a la brasa, consiguiendo un sabor y aroma muy especial. Y también está libre de gluten. Y, haciendo un guiño a Portugal, no podían faltar sus famosos Pastéis de Nata o de Belem (2,5€), elaborados a diario por un obrador artesano para Piri-Piri.

Si prefieres tu “frango para fora” o “para fuera” o que te llegue a casa, Piri Piri tiene listo su sistema de take away y delivery en un radio de 10 km. La opción Frango Single incluye medio pollo asado junto a una ración de patatas fritas individual y un pastel de Belem, por 12€. El Pack Frango Para 2, con un pollo entero, patatas fritas grandes, una ración de vegetales y una porción de tarta de queso, por 23,50€. Y el Frango para 4, por 46€.

Piri Piri. Mesón de Paredes, 15. Madrid.