coca cola

El vidrio en hostelería: la gran apuesta rentable y sostenible de Coca-Cola para este 2023

El uso de bebidas envasadas en vidrio está cargado de ventajas: es más rentable, ofrece una mejor imagen y además es sostenible al ser reciclable y retornable.

24 de abril de 2023Actualizado el 15 de marzo de 2024

El uso de bebidas envasadas en vidrio está cargado de ventajas: es más rentable para el hostelero, ofrece una mejor imagen y además es sostenible al ser reciclable y retornable. Coca-Cola cree firmemente en estos valores y ha reforzado su compromiso con el planeta al poner en marcha un plan nacional para impulsar el envase de vidrio en hostelería que se desarrollará durante 2023.

Para la empresa, el envase de vidrio retornable es un formato idóneo para el canal de hostelería, “desempeña un rol fundamental y cumple un papel clave”, declara José Gómez, director de Ventas de Área Este de Coca-Cola Europacific Partners Iberia. Y añade, “cuenta con un diseño reconocible y provee de la mejor experiencia de consumo, y además se convierte en el envase más sostenible para este momento de consumo gracias a ser retornable y contar con 25 vidas de media antes de ser reciclado, lo que equivale a una media de 7 años”.

El envase de vidrio es una apuesta por la sostenibilidad y la rentabilidad

La estrategia de Coca-Cola en este proyecto gira en torno a tres pilares:

  • Por un lado, fomenta el crecimiento de sus clientes a través de la extensa variedad de productos y tamaños, con los que cubren todas las ocasiones de consumo.
  • Al tiempo, mejora la experiencia del consumidor. Según un estudio realizado por Conecta para Coca-Cola, el 80% de los consumidores prefiere el envase de vidrio cuando acude a un establecimiento hostelero, y destacan de él “su iconicidad, calidad, experiencia y sostenibilidad”. Cuando los consumidores van a un establecimiento de hostelería, buscan experiencias diferentes a las del hogar y el vidrio contribuye a ello. Según un estudio interno, el vidrio mejora la percepción de la calidad de la comida y del establecimiento en un 25% gracias al “Perfect Serve” que consiste en: sabor, disfrute y singularidad.
  • Por último, Coca-Cola hace una apuesta firme por la sostenibilidad de este envase, exclusivo para el sector hostelero y que refuerza su compromiso con el planeta. El vidrio está considerado como el envase más sostenible para la hostelería por su circularidad, al tratarse de “un envase reciclable y retornable, que Coca-Cola recoge, devuelve a sus fábricas y vuelve a llenar”. Según el último informe de sostenibilidad “Avanzamos” de Coca-Cola, el 91% del vidrio que produce la compañía es retornable.

Reciclar… ¡hasta el infinito!

El envase de vidrio es el más sostenible para la hostelería.

Coca-Cola produjo en 1953 su primera botella de vidrio en España, la mítica ‘Contour’, en la planta de Martorelles, Barcelona. En esa misma planta se fabricaron en 2022 más de 51 millones de litros de este tipo de envase.

En 2015, la empresa presentó el envase de vidrio retornable inspirado en la icónica botella de 1915 (la primera en patentarse en el mundo). En 2017, lanzó Royal Bliss para el canal Horeca y ese mismo año, Fanta cambió su formato a uno más ligero y con mayor capacidad.

Según el último informe de sostenibilidad de Coca-Cola, “Avanzamos”, el 91% del vidrio que produce la compañía es retornable. La gestión sostenible de los envases es uno de los principales retos de Coca-Cola, que trabaja para utilizar menos materiales en los procesos productivos y recoger y reciclar todos los que se utilizan.

El vidrio es infinitamente reciclable y sin necesidad de perder calidad. Conserva la materia como si fuese su primer uso. Pero, sobre todo, con el reciclaje de un envase de vidrio logramos conservar los recursos naturales ya que evitamos la extracción de arena, sosa y caliza. Se ahorra energía en la fabricación de los envases de vidrio. Y se reducen las emisiones de C02.

La economía circular también se aplica sobre las cajas en las que viajan las botellas de vidrio, que se trituran para su reutilización y son 100% reciclables. Las chapas, también llamadas tapón corona, están fabricadas en acero. En los últimos 20-30 años, su peso se ha aligerado llegando a pesar la mitad.

En productos como Fanta, Sprite o Aquarius la etiqueta es de papel y se retira en la lavadora con agua caliente. La de Coca-Cola, a pesar de ser autoadhesiva (PSL), también se retira en la lavadora con agua caliente.

Vidrio: rentable de la mañana a la noche

El vidrio ha ocupado siempre un lugar estratégico en el negocio de Coca-Cola en hostelería. La empresa sabe que el vidrio es el envase ganador para hostelería. Por ello, ofrece un amplísimo surtido en vidrio de marcas, sabores y tamaños, con y sin azúcar.

Surtido de envases de vidrio de las marcas de Coca-Cola

La demanda de refrescos como Coca-Cola, Fanta y mixers como Royal Bliss en el momento copas se han mantenido fuertes frente a las subidas de precio. No obstante, para luchar contra esta inflación Coca Cola Europacific Partners ha recurrido a fomentar el consumo de botellas de vidrio rellenables.

Estas no solo buscan ofrecer una experiencia diferencial a los clientes, sino que también son más asequibles para los establecimientos. Esto es posible gracias al margen de beneficio que puedes obtener con la venta de refrescos envasados en botellas de vidrio.

El uso de latas y plásticos es esencial para los servicios Take Away y Delivery. Sin embargo, para las comandas de comidas, cenas y el tardeo, las botellas de vidrio ofrecen una mayor experiencia a los consumidores y generan mayor rentabilidad a los hosteleros.

alicia hernández

Alicia Hernández es una destacada periodista especializada en gastronomía y viajes y redactora jefe de Con Mucha Gula. Su pasión por la buena mesa y la cocina la ha llevado a consolidarse como una referente en el ámbito periodístico gastronómico.... Ver más sobre el autor