Extenso programa el de Enofusión 2012, entre el que escogimos estas cinco signficativas catas

Enofusión 2012: Cinco Catas y un Botellón

28 de enero de 2012Actualizado el 25 de septiembre de 2015

Pasamos a otro de los platos fuertes de Enofusión:

La Cata Internacional de Oportos: Añadas históricas de Dirk Niepoort

El paso de unos generosos grandes desconocidos, como son los jereces, a otros como los Oportos, fue fácil.

La estrella de la velada: un Colheita de 1912Luis Seabra, con su español de Mouriño, nos hizo vivir su pasión a través de vinos de añada como el jovencísimo Vintage Niepoort 2009, aún un impúber, pero todo potencial y un Vintage Bioma 2008 (vino de pago), igualmente joven, pero más «placer inmediato». Seguimos por los vinos de Garrafeira, cuyo nombre bien de las garrafas o damajuanas de cristal de entre 7 y 12 litros donde se crían. Un 1977 que merecía que le hubiéramos dedicado media hora de degustación, y no digamos el 1952, que es de por sí un vino de meditación. Grandes.

Continuamos con los famosos Colheitas o Cosechas, que son vinos criados en barricas de roble antes de ser embotellados. Una vez en botella, pueden aguantar siglos y quedó demostrado con la calidad de un «joven» 1957: Amielados, cáscara de naranja y equilibrio pueden ser los calificativos que le cuadren a éste. Continuamos con la estrella de la velada: Un Colheita de 1912 con sus 100 años a las espaldas, que se muestra ligero y elegante: Tofes, higos, ciruelas y frescura sobre todos ellos. El alma se sobrecoge cuando ves como uno de estos vinos llega tan restallante a los 100 años.

Una gran cata con la que descubrimos que hay mundo detrás de los Rubis que se suelen ver en las tiendas del ramo.

Los Dulces de España: ¿Fin De Fiesta?

Moscato de OchoaEnofusión acabó con la cata de vinos dulces españoles. Comenzamos con un Moscato de la bodega navarra Ochoa, que nada (y digo nada) tiene que envidiar a los buenos moscatos italianos de Asti. Y no digamos a los regulares y malos. Apenas con el alcohol de una cerveza (5º) y con una burbuja muy agradable, es un casi-vino fácil, divertido y del que te puedes beber una botella detrás de otra en una fiesta con amigos. Recomendable. También de Ochoa nos llegó su afamado Moscatel. Es ésta la especialidad más reconocida, con numerosos premios de la Bodega navarra y es éso: un moscatel fresco y, sobre todo muy rico, sin por ello dejar de tener cierta interesante complejidad.

Continuó la cata por derroteros canarios. STRATVS, con su viñedo en tierra volcánica de Lanzarote, demostró su saber hacer tanto en su malvasía como en su moscatel, ambos de uvas pasificadas. En el segundo, el clima y el terreno mirando al Atlántico aportan caracteres claramente diferenciadores del resto de moscateles de grano menudo. Golosos, untuosos, glicéridos con recuerdos cítricos y realmente buenos. Buena bodega.

Acabamos con dos vinos, cómo no, de González Byass. El PX Nectar, que por menos de 7 euros está muy por encima de la mayoría de vinos dulces del mundo, y no digamos el viejo Noé que vino a continuación: directamente, un PX impresionante. Chocolate amargo, higos, pasas, con una acidez que soporta toda la sinfonía dulce y un final eterno.

Éste era supuestamente el último vino, pero saliendo del Pabellon de la Comunidad de Madrid con todos los expositores recogiendo y los últimos visitantes remoloneando, nos encontramos con Antonio Barbadillo, autor de la aquí recomendada Manzanilla Sacristía AB. Charlando con él, nos encontramos con un amigo que no había probado su manzanilla, nos cruzamos con dos amigos que tampoco la conocían y rápidamente formamos un grupo que, decidido, se dirigió al coche de Antonio. Allí, en el maletero, se encontraba el tesoro: unas cuantas cajas de la saca de 2010 y algunas de la 2011.

El Botellón: Vertical improvisada de Sacristía AB

La Vertical improvisada de Sacristía AB en forma de botellón fué un broche perfecto para la feriaSin dudarlo y con su don de gentes, Antonio Barbadillo descorcha una botella de cada saca, reparte un catavinos a cada uno y empieza a servir a los catadores en la calzada. Se para Cristina, más conocida en la blogosfera como Garbancita, Antonio y le da otro catavinos; pasa por allí una chica con una bolsa conteniendo un jamón y se une: la fiesta está servida.

La 2010, de la que ya habíamos escrito en esta revista, había crecido. Mucho más redonda que hace un año y con más recuerdos a bajamar, con más flor y mejor en general. La 2011 directamente grande. Y la manzanilla, aún vieja, cómo debe ser, sin encorsetamientos y con amigos.

Directamente, los allí presentes incluimos esta cata improvisada en la fría noche madrileña dentro de los actos de Enofusión, y ciertamente resultó el broche perfecto para esta feria, que se nos antoja como referente del mundo enológico en Madrid.

Para terminar, simplemente felicitar a los responsables y trabajadores por la perfecta organización y por la valentía de ampliar un proyecto de este tipo en estos tiempos difíciles. Esperamos ansiosos la próxima edición.

Eva Celada

Periodista y escritora, Eva Celada inició su trayectoria en los ochenta y fue Redactora Jefe de la revista Dona. En los noventa, destacó en medios nacionales e internacionales entrevistando a figuras como la Madre Teresa, Penélope Cruz, el Dalai Lama o Antonio... Ver más sobre el autor